miércoles, 1 febrero 2023

Entrevista a Emilio Herrera: «No creo que podamos llegar a más de un 25% de eléctricos en el mercado»

¿Qué expectativas teneis para el XCeed?

Esperamos mucho del XCeed, porque creemos que de las cuatro carrocerías del Ceed esta va a ser la más exitosa y creemos que será la que más se venda. En parte puede canibalizar un poquito el cinco puertas; el cliente que llega a una exposición y ve el cinco puertas y ve el atractivo que tiene este… es verdad que será un poquito más caro.

¿Crees que al Sportage también le puede restar…?

No lo creemos, hemos hecho unos clinic con clientes y no vemos que haya canibalización porque el Sportage tiene apariencia de SUV, es más elevado y este XCeed es más bajito. La suma de las ventas totales de la gama Ceed que tenemos ahora crecerán aunque a lo mejor se resienten un poco las ventas del cinco puertas.

La familia Ceed se convertirá en la más vendida. ¿Qué volumen de ventas alcanzará la gama Ceed y este XCeed?

Estamos calculando para el año que viene que la familia Ceed alcance 150.000 unidades. Si calculas que Kia vende en Europa 500.000 unidades, ya te da una idea de la importancia que va a adquirir la gama Ceed teniendo en cuenta que el Sportage, nuestro modelo más vendido hace 110.000 unidades.

Tras el ProCeed o el XCeed, ¿hay alguna otra carrocería que se pueda inventar dentro de los compactos?

Dentro de la gama Ceed ya no caben más carrocerías. Pero se pueden inventar cosas; el concepto que presentamos en Ginebra, Imagine, que es una berlina con ciertas características de crossover… ahí hay una posibilidad. Y luego los diseñadores…

Una posiblidad, por supuesto electrificada…

Lo de Ginebra es bastante realista, porque lo que estamos pensando es sacar una plataforma eléctrica basada en ese concepto. Todos los coches que lanzaremos a partir de ahora llevará electrificación, como mínimo híbrido enchufable. Lo veremos en el XCeed y el Ceed Tourer a partir de noviembre. Y el año que viene lanzamos el nuevo Sorento que llega con versión híbrida e híbrida enchufable tres meses después.

¿Cuál será el siguiente coche cien por cien eléctrico que habrá en la gama?

Probablemente este basado en el concepto Imagine de Ginebra. Sería un coche del segmento D, un poco el buque insignia de la marca. Será una berlina tipo crossover, únicamente con motorización eléctrica pero muy deportiva porque al final la potencia del motor eléctrico está ahí; con una autonomía que no será inferior a 600 kilómetros…

¿Para cuándo?

No hay una fecha fija, pero será hacia 2021

¿La fábrica de Kia en Zilina da más de sí?

Vaticinamos que para el año que viene las ventas del Sportage van a bajar, por varios motivos, el primero que a nivel de CO2 no es el vehículo más óptimo y como tenemos que cumplir los objetivos y están resintiendo las ventas de los C-SUV. Pero como está creciendo mucho la gama Ceed, con el éxito del ProCeed, aunque en España no es muy importante aún. Por tanto, ajustaremos la capacidad en Zilina en función de cada modelo.

¿Cómo vais a acabar el año en Europa?

A final de año acabaremos por encima de las 500.000 unidades. A final de mayo crecíamos un 2 por ciento en un mercado que está bajando un 2,4 por ciento, con lo cual vamos bien, aumentando cuota de mercado -ahora mismo es del 3,2 por ciento en Europa- y por tanto vamos a pasar las 500.000 unidades.

¿Y el objetivo de cara a 2020?

Lo que queremos sobre todo de cara al año que viene con el nuevo objetivo de emisiones es no tener que bajar volumen, seguir creciendo. Por eso los eléctricos son fundamentales. Ahora mismo tengo ya asignados por parte de Corea 40.000 eléctricos para el mercado europeo el próximo año. Pero necesito 20.000 más, que es lo que me están pidiendo los países. Si tenemos 60.000 eléctricos podemos crecer incluso mucho más por dos motivos; porque los eléctricos nos permiten compensar el CO2 de los demás coches -y poder vender más modelos de combustión- y también compensar lo que otras marcas no van a vender a propósito para poder llegar a los 95 gramos. Esos 60.000 coches eléctricos nos vendrían de cine… estamos rezando todos los días para que nos los den.

¿Crees que Bruselas está metiendo excesiva presión al sector del automóvil?

Yo creo que si comparamos con otras industrias y sectores, la presión del sector del automóvil es muy importante. Creo que los funcionarios y los políticos no son conscientes de las inversiones y de lo que se requiere para llegar a los 95 gramos. Las marcas que no han invertido en el pasado se encuentran en una situación muy complicada. La Unión Europea y todos los gobiernos están apretando mucho y eso complica. ¿Por qué está el mercado cayendo desde el año pasado cuando se introdujo el WLTP en septiembre? Porque hay una indecisión en el consumidor: ¿qué me compro? Si hay una compra que la puedes retrasar en el tiempo sin problemas, que el coche tenga siete, ocho años o 12 en España me da igual. Lo que están haciendo los Gobiernos, con sistemas impositivos, es condicionando el mercado. El mejor ejemplo es Suecia; en julio del año pasado el Gobierno da unas subvenciones para inversiones en híbridos enchufables y el mercado se dispara -ahora mismo el 50 por ciento de lo que Kia vende en Suecia son híbridos enchufables- pero no hay ningún motivo para eso salvo que el Gobierno ha decidido apostar por el híbrido enchufable. En España ¿qué pasa con todo lo del diésel o Madrid Central…? Que hemos asustado a los clientes sin necesidad alguna, porque estoy de acuerdo con Luca de Meo cuando dice que el 20 por ciento de los coches contaminan el 80 por ciento. Esos son los que hay que quitar. Lo que necesitamos es un plan Renove, PIVE y una neutralidad tecnológica.

Vuestro siguiente paso es el hidrógeno…

Nosotros ya estamos apostando por el hidrógeno para lanzarlo en 2021. Pero ahora mismo el coche es muy caro y el segundo problema es dónde lo cargo. Pero yo creo más en el hidrógeno que en el eléctrico, porque a nivel de baterías va a llegar un momento que esto se va a saturar, no vamos a poder hacer más baterías y ahí va a haber un límite. Yo no pienso que podamos llegar con el eléctrico a más de un 25 por ciento de coches en el total del mercado. El resto va a ser complicado y como no tengamos hidrógeno no llegamos. Eso de que en 2030 o 2040 solo coches eléctricos, con batería, imposible. Y luego el hidrógeno, donde es muy útil y la única solución posible es para camiones y autobuses. En el Grupo Hyundai estamos entrando en un proyecto con el Gobierno suizo para que todo el transporte de camiones y autobuses sea con hidrógeno, porque las baterías que tiene que llevar un camión y el peso que eso supone no tiene ningún sentido.