sábado, 28 enero 2023

En España hay demasiada distracción al volante

Circular por encima de los límites, no parar para descansar en largos recorridos, usar el móvil mientras se conduce y no guardar la distancia de seguridad, son las acciones irresponsables más comunes de los automovilistas españoles. Comportamientos que llevan a más de seis millones y medio de conductores al convencimiento de que en España se conduce mal y de forma insegura. Son datos del estudio en el que la 'Fundación Linea Directa' desgrana comportamientos que esconden el desconocimiento de las cuestiones más elementales de seguridad.

Para muestra, ese más del 35% de conductores censados que desconoce la obligación de parar en un semáforo en ámbar. No resulta menos preocupante el aumento de los que no respetan la distancia de seguridad. 'Acosadores' que en 2013 provocaron 2.135 accidentes con víctimas, con más de 150 fallecidos por colisiones traseras y múltiples. Supone un 8% más sobre el año anterior y coloca ese comportamiento como una de las infracciones con mayor repunte, a pesar de que un estudio de Lease Plan en 32 países, indica como la actitud más irritante para los españoles pegarse al coche de delante.

Múltiples tareas al volante

Lease Plan también constata un dato escalofriante: el 84% de los europeos realiza múltiples tareas al volante, con la utilización del teléfono (69%) y la comprobación de las redes sociales o el envío de mensajes (18%) como las más habituales.

En esa línea se mueve la investigación de Race, BP y Castrol, que concluye que 3,9 millones de españoles utilizan el móvil como smartphone para chatear o enviar mensajes al volante. Eso sí, se disculpan afirmando que lo hacen cuando están detenidos en un semáforo o parados en un atasco. La cifra sube a casi el 60% de los titulares del permiso B cuando se trata de admitir que se habla por teléfono mientras se conduce, aunque no se disponga de manos libres. Comportamientos que suponen 200 euros y tres puntos del permiso, la sanción económica más alta de los 19 países analizados en ese informe (la media son 105 €).

15 millones de españoles superan los límites de velocidad

Volviendo a los datos de la Fundación Linea Directa, hay casi 15 millones de españoles que confiesan conducir por encima de los límites y, aunque cansancio y fatiga están relacionados con casi un tercio de los accidentes, el 44% reconoce no parar cada dos horas en los viajes largos. Pero es en los desplazamientos breves donde más nos relajamos, olvidando ponernos el cinturón o llevando a los niños sin sistema adecuado. Claro que la formación en materia de conducción no satisface a casi el 85 % de los españoles. Pese a todo, no estamos considerados los peores. Hay unanimidad en acusar a los italianos de ese defecto, incluso por ellos mismos, con la excepción de los griegos, que se colocan los primeros.

Por su parte, la encuesta del Instituto Ipsos para la fundación Vinci sobre el comportamiento de los automovilistas en diez países de la UE, confirma que el 87% de los españoles reconoce ir demasiado deprisa, que el 63% olvida poner el intermitente, que el 62% no respeta la distancia de seguridad y que en el 60 % va por el carril central aunque la derecha esté libre.