Emira GT4, el último ICE de Lotus ya está listo para competir
Sucesor del Evora GT4

Emira GT4, el último ICE de Lotus ya está listo para competir

Lotus dice adiós a los motores de combustión interna con su nuevo Emira GT4, la versión de competición del Emira de calle presentado hace ahora apenas dos meses, y con la que la marca quiere proveer a sus clientes para las competiciones GT4 en todo el mundo.

Guillermo López

Guillermo López

11 de Septiembre 2021 11:00

Comparte este artículo: 0 0

El nuevo Emira GT4 ya está listo, aunque habrá que esperar hasta finales de año para ver su debut sobre el asfalto de la pista de pruebas que Lotus tiene en el circuito de Hethel. Para su desarrollo y puesta a punto directamente a partir de la versión de calle del Emira, Lotus ha colaborado con RML Group, el especialista en preparaciones del que os hemos hablado al informaros sobre el nuevo RML Ferrari 289 B Batalla Corta hace apenas unas semanas.

Cortas series para 2022 y 2023

Lotus prevé producir una corta serie de unidades de esta variante de competición durante 2022, así como otra dotada con un mayor número de unidades para 2023, aunque por el momento no ha facilitado información al respecto del número de unidades previstas en cada caso. Con el nuevo Emira, Lotus pretende reemplazar al Evora GT4, el modelo de competición que tantas alegrías ha dado a la marca deportiva británica en los últimos años tras alcanzar importantes triunfos en distintas pruebas del Campeonato Británico GT, las carreras de 24 horas de Dubay y Barcelona, en las European GT4 Series, las 21 horas de Sepang o en las Pirelli World Challenge.

El Emira GT4 se ha desarrollado directamente a partir de la versión de calle del deportivo británico dada a conocer hace ahora apenas 2 meses. A partir de ella, los técnicos de Lotus han añadido nuevos componentes y elementos específicos para mejorar sus prestaciones y rendimiento de cara a su participación en distintas competiciones del motor en todo el mundo, prestando especial atención a la ligereza del conjunto y tratando de reducir el peso del conjunto. El resultado obtenido son unos estupendos 1.260 kilos de peso total del Emira GT4 frente a los 1405 kilos que pesa la versión del Emira de producción en serie.

Cambios en aerodinámica y suspensiones

El Emira GT4 mantiene el chasis de aluminio y la carrocería monocasco del Emira de producción en serie. Su apariencia exterior es muy similar en las formas, pues salvo algunos elementos aerodinámicos añadidos para mejorar su rendimiento sobre la pista y elevar considerablemente la carga aerodinámica, como pueden ser el nuevo difusor delantero de formas más prominentes, las nuevas cubiertas de rejilla en los huecos de admisión de aire abiertos en el capó delantero o el alerón fijo de enormes dimensiones dispuesto en la trasera del vehículo. El coche se ofrece en un llamativo acabado exterior en colores verde y negro.

Las suspensiones también varían. Incorpora horquillas doblestanto en el eje delantero como en el trasero, con amortiguadores y muelles helicoidales firmados por el especialista Öhlins y unas nuevas barras estabilizadoras en ambos ejes, cuyo diámetro aún no ha transcendido.

Las llantas, acabadas en color negro, son de 18 pulgadas en ambos ejes, y tras ellas se dejan ver los nuevos discos y pinzas firmados por Alcon. Complementando el equipo dispone de un sistema ABS de Bosch Motorsport. Sobre las llantas, los ingenieros de Lotus han optado por unos neumáticos Pirelli GT4 de competición en medida 265/645 delante y 305 /680 detrás,

Motor V6 3.5 l sobrealimentado de origen Toyota

El resultado de todos estos cambios permite obtener un mejor rendimiento sobre la pista de los circuitos del Emira GT4 que el que obtiene el Emira de producción en serie sobre el asfalto de calles y carreteras, lo que unido a la mayor capacidad del tanque de combustible (98 litros en total) homologado FIA que monta, si duda permitirá dar más vueltas y aun más rápidas al Emira GT4 sobre las pistas de los circuitos de lo que lo hacía su predecesor el Evora GT4.

Buena parte de culpa de ello la tendrá su V6 3.5 litros de origen Toyota sobrealimentado por un turbocompresor Harrop TVS 1900 que envía toda su potencia (400 CV a 7.200 rpm) al eje trasero del vehículo a través de una caja de transferencia de seis relaciones de marcha, firmada por el especialista xTRAC. El coche se entrega con levas de cambio al volante y con un diferencial trasero de deslizamiento limitado para lograr que la velocidad de rotación de cada rueda se adapte a las necesidades del movimiento del vehículo en todo momento.

Del interior del coche por el momento no han transcendido imágenes. Lotus no ha facilitado ninguna, aunque se sabe que incorpora un nuevo cuadro de la instrumentación con sistema de registro de datos firmado por el especialista Motec y que los asientos de la versión de producción han dejado su sitio a un bacquet de competición con arnés de seis puntos de anclaje y la jaula de protección antivuelco acorde exige el reglamento FIA para poder competir. El coche también se entrega con un extintor de incendios.

El último Lotus ICE de competición

Como decíamos al inicio, este Emira GT4 es el último modelo de competición que Lotus prevé producir dotado con una mecánica de combustión interna (ICE), dado que en lo sucesivo todos sus vehículos de competición estarán dotados de propulsores eléctricos.

Artículos recomendados

Sigue Motor16
Salon