miércoles, 6 julio 2022

Movilidad eléctrica: España, tercera por la cola en Europa

España sigue a la cola de Europa en movilidad eléctrica. Lo confirma el Barómetro de la patronal del sector del automóvil, Anfac, un informe que mide el nivel de penetración del vehículo electrificado y la infraestructura de recarga y que indica que nuestro país se encuentra en las últimas posiciones de Europa en esta materia, solo por delante de Hungría y República Checa.

Estado de la electromovilidad en Europa.

España pretende tener un parque de 3 millones de turismos electrificados en 2030, según las previsiones del Plan Nacional Integrado de Energía y Clima (PNIEC). Para ello, sería necesario triplicar los puntos de recarga respecto al año anterior hasta alcanzar al menos 45.000 cargadores públicos. En cuanto a las ventas, el objetivo es llegar a 120.000 matriculaciones de turismos electrificados, el doble de lo alcanzado en 2021.

Según el Barómetro de Electromovilidad, que compara datos con los países de nuestro entorno, en el primer trimestre del año, España alcanzó una valoración de 21,7 puntos sobre 100 en el indicador de penetración de vehículo electrificado, lo que supone un crecimiento de 2 puntos respecto al periodo anterior. Pero estamos a mucha distancia de la media europea, que se sitúa en 46,3 puntos.

La situación de la movilidad eléctrica por regiones

Por lo que respecta a las comunidades autónomas, Anfac destaca la evolución de Cataluña, Madrid, y Navarra, que mejoran en 2,5; 1,7 y 1,6 puntos, respectivamente, y junto con las Islas Baleares y las Canarias, son las únicas regiones que se sitúan por encima de la media nacional.

En lo que se refiere a las infraestructuras de recarga, el primer trimestre de 2022 se cerró con un total de 14.244 puntos de acceso público, lo que significa que se abrieron 833 nuevos puntos de carga. Esto supone que solo se ha cubierto el 2,6% de los objetivos marcados para 2022 y que España está muy lejos de los objetivos para cumplir con las exigencias europeas y las del PNIEC para 2030.

A la lenta apertura de puntos de recarga se suma el hecho de que la mayoría de los públicos son de carga lenta (potencias iguales o inferiores a 22kW), representando el 85% de la red pública actual. La infraestructura de recarga rápida o ultrarrápida, vinculada a potencias superiores 150kW, ha logrado aumentar hasta alcanzar los 133 puntos de acceso públicos en total y el 88% de los puntos de recarga a partir de 250kW responden a proyectos vinculados a fabricantes de automóviles.