domingo, 2 octubre 2022

El deportivo Elemental RP1 estrenará una salvaje versión eléctrica

En Hampshire, Reino Unido, es donde tienen sus cuarteles generales los chicos de la compañía Elemental, quienes fabrican un impresionante y ligero deportivo con el que poder pasárselo en grande dentro y fuera de los circuitos. Se trata del sensacional RP1, una criatura fabricada con un complejo proceso del tratamiento de la fibra de carbono que le asegura la máxima ligereza. No en vano firma un peso de apenas 540 kilos cuando se mueve gracias al sencillo corazón 1.0 EcoBoost de tres cilindros, eso sí, debidamente potenciado hasta los 180 CV, porque si se opta por el 2.3 EcoBoost, modificado para generar 345 CV, el peso se incrementa hasta los 580 kilos.

Sin embargo ahora la compañía británica acaba de anunciar el desarrollo de una versión de su RP1 que ofrecerá sensaciones de conducción únicas, pero en absoluto silencio. Y es que una variante eléctrica está a punto de hacer su acto de presencia.

Una ligera batería de 40 kWh

Nacerá sobre el actual chasis monocasco de fibra de carbono, pero esconderá un paquete de baterías de iones de litio con una capacidad de 40 kWh y tecnología de 800 voltios. Estas van a alimentar a un motor ubicado en la parte posterior de este RP1, el cual dicen generará una potencia de 580 CV, suficiente para asegurar una aceleración de 0 a 100 km/h entorno a los 2,5 segundos.

La llegada de todos estos componentes mecánicos van a elevar el peso de este deportivo, aunque es cierto que hablan de un lastre de solo 875 kilos, lo que son unos 300 kilos a añadir sobre las versiones térmicas. Si bien, firma una relación peso/potencia excepcional con 1,5 kg/CV, cifra que mejora los datos de los RP1 equipados con los motores EcoBoost.

Pero la ligereza y la potencia no es lo único de lo que podrá presumir la versión eléctrica del Elemental RP1, que promete una autonomía de 180 millas (290 kilómetros), distancia que podemos traducir en unas 20 vueltas al circuito de Silverstone. Además esa tecnología de 800 voltios le permiten recargas rápidas, de forma que en una hora puede recuperar el 80% de su carga.