viernes, 1 julio 2022

El 40 por ciento de los conductores prefiere alquilar antes que comprar un coche nuevo

La operadora de servicios de movilidad, Northgate Renting Flexible comienza a proporcionar los datos de su primera Encuesta de Movilidad, un macro estudio realizado con el fin de analizar las principales tendencias que actualmente existen en la sociedad española sobre el uso y el consumo de vehículos en nuestro país.

La movilidad cambia propiedad por uso del coche

La encuesta muestra los cambios producidos en los hábitos de movilidad españoles tras el impacto que en ellos han tenido tanto la pandemia como las crecientes restricciones de movilidad que los distintos ayuntamientos comienzan a establecer en sus respectivos municipios, así como las principales tendencias y costumbres que los españoles tenemos a la hora de transportarnos. También quedan reflejadas en ella la forma en la que la incertidumbre económica posterior a la pandemia y presente en el momento actual está teniendo sobre el mercado del automóvilasí como otras situaciones derivadas que se vienen produciendo por los cambios legislativos en materia de sostenibilidad, o la afectación que la actual coyuntura provocada por la falta de suministros (semiconductores y otras materias primas) está provocandoen el sector del automóvil tiene sobre el mercado y las tendencias de compra de los usuarios.

Así, la encuesta indica que el constante incremento de los precios del combustible que los usuarios de automóviles han percibido y sentido en sus bolsillos está provocando que, a día de hóy, tan solo 3 de cada 10 españoles tenga en mente adquirir en propiedad un vehículo a corto plazo.

Economía y precios fuerzan el cambio

Según la encuesta, el 36 por ciento de los encuestados no se atreve a afrontar la fuerte inversión que supone la adquisición de un nuevo coche, y un 15 por ciento no se fía de la actual marcha de la economía dadas las notables incertidumbres económicas existentes en estos momentos sobre ella. Y a todo ello se le suma la creciente falta de stock de vehículos de la que disponen los distintos fabricantes y, por tanto, sus distribuidores, lo que está generando unas listas de espera cuyos plazos de entrega de unidades a los clientes supera ya en muchos casos los seis meses e incluso llega al año, en función del modelo elegido.

La I Encuesta de Movilidad confirma que toda esta situación está retrayendo notablemente la demanda de vehículos nuevos en el mercado español, razón por la cual las ventas están estancadas y muy lejos de alcanzar todavía las cifras prepandemia del mismo.

4 de cada 10 quieren soluciones alternativas

Pero, tal y como también pone de manifiesto la encuesta elaborada por Northgate, hay más razones que las provocadas por la coyuntura económica para justificar tan bajo nivel de ventas. Según los datos que proporciona la encuesta, el 40 por ciento de los españoles ya piensan que, a corto plazo, el número de personas en nuestro país con coche en propiedad será menor que el actual, un dato ciertamente sorprendente máxime si tenemos en cuenta que nada menos que el 96 por ciento de los encuestados con carnet de conducir utiliza para sus desplazamientos un vehículo en propiedad.

Este dato refleja el creciente interés que los españoles están mostrando por disponer y poder utilizar soluciones alternativas más flexibles y accesibles para poder utilizar un vehículo sin tener la necesidad de adquirirlo para disfrutar de la movilidad suficiente que pueda cubrir sus necesidades.

Los jóvenes conductores apuestan por el uso

El futuro camina inexorablemente por ese camino, pues la encuesta también destaca como precisamente son los jóvenes entre 25 y 39 años de edad los que mayoritariamente piensan que este cambio de tendencia de la propiedad al uso del vehículo se va a producir y, por ello, no piensan en la compra de un vehículo a corto plazo. Un pensamiento que se da mayoritariamente en comunidades como las de Madrid (55 % de los encuestados), Castilla y León (48 %), Cataluña (48 %) y Asturias (47,5 %).

Ideas que están provocando un creciente acercamiento e interés de los españoles por los nuevos servicios relacionados con la movilidad en general y por los de suscripción y renting de vehículos en particular. Circunstancia que afianza servicios como los del renting flexible como una de las principales opciones que los usuarios tienen en cuenta de cara al futuro, sean o no empresas. El no atarse a operaciones financieras a largo plazo, la reducción de gestiones administrativas, la simpleza, fácil operatividad y garantía de servicio del producto y la comodidad y seguridad que aportan este tipo de operaciones cada vez atraen más a los usuarios, dado que, además, cuentan con una disponibilidad prácticamente inmediata y sin tiempos de espera a la entrega del modelo de la que actualmente carecen en sus operaciones de compra y adquisición del vehículo nuevo.

El renting flexible ofrece más ventajas

Para el 38 por ciento de los encuestados, acceder a un vehículo a través de una operación de renting flexible les ofrece actualmente mayores ventajas que comprar un vehículo nuevo o de ocasión. Un dato que refleja el creciente interés que este tipo de operaciones tiene entre los consumidores, máxime si tenemos en cuenta que actualmente el 24,93 por ciento de las compras que se realizan en el mercado español se efectúan por las empresas de renting, lo que aventura un importante crecimiento de este tipo de actividad en nuestro país a corto y medio plazo.

La encuesta también refleja las principales razones que los consumidores manifiestan para sentirse atraídos por las operaciones del renting flexible en lugar de por acometer operaciones de compra de un vehículo, independientemente de que este sea nuevo o de ocasión. Así, el 63 por ciento indican la despreocupación que les proporciona por todos los asuntos relacionados con los gastos de mantenimiento o el seguro del coche; el 44 por ciento alude al hecho de no tener la obligación de permanecer atado al servicio y poder cancelar el mismo sin ningún tipo de penalización en el momento que ellos consideren; y, el 34 por ciento al hecho de tener todos los gastos relativos al vehículo (combustible al margen) en una única factura fija mensual cuyo importe conocen de antemano independientemente de lo que pase.

El cambio ya está en marcha

Según indica Northgate, los datos obtenidos en su I Encuesta de Movilidadponen sobre la mesa el importante cambio de paradigma que se está produciendo en cuanto a las preferencias de los españoles respecto del uso o la propiedad del automóvil.Los consumidores apuestan cada vez más por disponer de servicios flexibles de movilidad que se adapten plenamente a sus necesidades reales de manera inmediata y económica, independientemente de que el uso al que destine el vehículo sea un uso privado o de empresa.