viernes, 1 julio 2022

El 30 % de los puntos de carga para VE en España son rápidos

La red de infraestructuras de carga para vehículos eléctricos continúa con su implantación. Pese al notable avance que viene experimentando en los últimos meses, aún estamos muy lejos de alcanzar el número de puntos de carga que según las previsiones de Gobierno y fabricantes precisa España para dar servicio al parque existente y, en especial, al que se prevé que se va a desarrollar en estos próximos años.

Pese a los problemas que ello supone, no todo son malas noticias., puesto que nuestro país ya cuenta con un 30 por ciento de su red de puntos carga dotada con la suficiente potencia como para efectuar cargas rápidas. España es el cuarto país europeo donde hay mayor número de puntos de carga rápida. Tras los 7.325 instalados en Alemania, los 3.751 de Francia y los 2.429 existentes en los Países Bajos, España cuenta con 2.128 puntos de carga rápida en su red de cargadores para vehículos eléctricos, una cifra que supone el 28,7 por ciento del total de puntos de carga existentes en la red.

CARGADORES PARA VEHÍCULOS ELECTRICOS EN ESPAÑA

Cargadores normales

(Hasta 22 kW)

Cargadores rápidos

(+ 22 kW)

% Cargadores rápidos

Austria

6.724

1.347

16,7

Bélgica

8.006

475

5,6

Bulgaria

118

76

39,2

Croacia

483

187

27,9

Chipre

46

24

34,3

República Checa

590

610

50,8

Dinamarca

2.699

555

17,1

Estonia

223

176

44,1

Finlandia

3.244

484

13

Francia

42.000

3.751

8,2

Alemania

37.213

7.325

16,4

Grecia

253

22

8

Hungría

1.008

283

27,9

Irlanda

736

254

25,7

Italia

11.842

1.231

9,4

Letonia

56

235

80,8

Lituania

74

100

57,5

Luxemburgo

1.051

10

0,9

Malta

96

0

Países bajos

64.236

2.429

3,6

Polonia

1.039

652

38,6

Portugal

1.976

494

20

Rumania

317

176

35,7

Eslovaquia

656

268

29

Eslovenia

481

129

21,1

España

5.279

2.128

28,7

Suecia

8.804

1.566

15,1

Total UE

199.250

24.987

11,1

2.128 puntos de carga rápida en España

De los más de 5.000 puntos de carga existentes en España, actualmente más de 2.100 ya son capaces de realizar cargas rçapidas gracias a que disponen de más de 22 kW de potencia. Sin embargo, no conviene lanzar las campanas al vuelo, porque la cifra de puntos instalados sigue siendo realmente muy baja para lo que precisa disponer España en sus calles y carreteras, especialmente en estas últimas donde aún hay mucha escasez de infraestructuras instaladas.

En los últimos meses, el ritmo de implantación de este tipo de instalaciones se ha incrementado notablemente, pero aún así resulta insuficiente. Pese a los esfuerzos que la inversión privada, tanto de particulares como de empresas, está llevando a cabo para instalar nuevos puntos de carga tanto privados como de acceso público, se hecha en falta tanto una mayor actividad del sector público en este sentido como unas mayores facilidades por parte de las administraciones para allanar el camino de los instaladores y facilitar las labores y autorizaciones necesarias para proceder a las instalaciones.

El sector privado acelera inversiones, el público espera

Tanto marcas fabricantes como numerosas empresas de distintos sectores (energético, servicios, etc) están acelerando sus inversiones para agilizar una mayor disponibilidad de puntos de carga por toda España, pero las distintas administraciones no parecen haber entendido la urgencia que esta implantación precisa.