DS4 Más bajo, mejor
al volante de la nueva generación del DS4 que no pierde ni carácter ni exclusividad

DS4 Más bajo, mejor

La nueva generación del DS4 no es sólo una actualización estética, ya que olvida la mezcla de conceptos y se convierte en un compacto más al uso. Ahora es 3 centímetros más bajo, lo que redunda en un comportamiento más aplomado. Y no pierde ni exclusividad ni carácter.

Javier Montoya

Javier Montoya Twitter

13 de Diciembre 2015 22:40

Comparte este artículo: 10 0

Acudía a la presentación del nuevo DS4 en el Valle del Loira, con la sensación de que íbamos a ver una simple actualización estética del compacto francés. Un modelo que para adaptarse a los nuevos tiempos se desdoblaba con la variante Crossback, una versión que se convertía en la gran novedad. Pero la sorpresa llegó durante la cena, cuando Eric Apode, vicepresidente de Producto y Desarrollo de Negocio de DS Automobiles nos confirmó que la diferencia fundamental entre el Crossback y el DS4 estaba en la altura, ya que a éste se le ha rebajado 3 centímetros respecto al primer DS4.

Es decir, en su nueva generación el DS4 pierde un poco ese carácter de modelo mezcla de conceptos del primer DS4 (carrocería de coupé con sus puertas traseras camufladas, altura libre al suelo más cercana a un SUV...) y apuesta por algo más convencional, sin que esto signifique que pierda ni carácter ni exclusividad.

Al contrario, la marca francesa ha ahondado en la personalización y en la distinción. En su diseño, el nuevo DS4 ha ganado mucho en presencia con la nueva rejilla en color negro y con el logo DS. Más elegante y con un toque de distinción que no tenían los chevrones de Citroën. El frontal cuenta con la firma luminosa DS LED Vision que además de mejorar la iluminación un 51 por ciento en la luz de cruce, cuantan con 84 módulos LED que le dan un aire muy distinguido.

38 posibles combinaciones de colores, acabados...

También multiplica sus posibilidades de personalización gracias a la combinación de 4 colores de techo y alerones con los diferentes colores de la carrocería, con lo que puede conformar una gama con 38 combinaciones.

El interior mejora el refinamiento hasta los niveles 'premium' que persigue; así se percibe en la tapicería de cuero Bracelet, de acabado artesanal, que, por ejemplo necesita 8 horas del trabajao de un guarnicionero para forrar a mano cada salpicadero.

No tan perfecto es que sigan sin poder abrirse las ventanillas traseras o el escaso espacio para los pasajeros traseros. Esa distinción se traslada a apartados tecnológicos; es el primer vehículo del Grupo PSA que incorpora el protocolo Apple CarPlay para conectar dispositivos de la marca de la manzana. Y en sistemas de seguridad y ayuda a la conducción: Cámara trasera, sistema de vigilancia del ángulo muerto y aviso de cambio involuntario de carril, faros giratorios de xenón, faros antiniebla con función cornering light...

Motores de alta gama

La gama de motores son los 'gama alta' del Grupo PSA, todos ellos dotados de tecnología 'start & stop' para lograr unas magníficas cifras de consumo. Cuenta con tres variantes en gasolina y tres diésel entre 120 y 210 caballos y la posibilidad de optar por cambio manual o automático EAT6 de convertidor de par. En nuestro recorrido por carreteras del Valle del Loire tuvimos oportunidad de conducir el tope de la gama en gasolina, el 2.0 THP con 210 caballos y un par de 285 Nm desde 1.750 rpm que homologa un gasto de 5,9 l/100 km.

Desde el primer momento transmite confianza y aplomo se notan esos 3 centímetros menos de altura al suelo, con lo que muestra un carácter más deportivo. Suspensiones firmes pero muy cómodas y un gran empuje desde abajo, lo que garantiza una rápida respuesta a lo que le exija su conductor. El cambio es rápido y agradable, con un recorrido correcto, aunque tacto mejorabable.

Entre 22.830 y 33.380 euros es el precio por la nueva exclusividad del DS4.

Eric Apode, el 'hombre DS'

Sólo lleva 14 meses como marca independiente, pero DS ya ha mostrado sus cartas: la distinción, el estilo, un toque exclusivo y original. Son algunas de las bases sobre las que se asienta esta aventura «un poco loca», como nos confiesa Eric Apode, vicepresidente de Producto y Desarrollo de Negocio de DS Automobiles. Apode es, probablemente, el hombre con más 'sangre DS' de todo PSA. Pilotó el nacimiento de la marca en China y ahora traslada su experiencia al resto del mundo. Al hablar con él, uno se da cuenta de que esa aventura está más estudiada de lo que podría pensarse.

Apode afirma que van a ir poco a poco, consolidando antes de buscar volumen de ventas, porque el segmento 'premium' no se gana de un día para otro; se hace con trabajo y buscando algo diferente al resto. Creen que están en el buen camino, pues con la renovación del DS5 las ventas han crecido un 35 por ciento. Y Apode nos anuncia grandes planes para la marca, que tendrá una nueva gama de seis modelos a partir de 2018 que incluirá, además de los sucesores del DS3, DS4 y DS5 otros tres nuevos modelos que podrían ser un SUV compacto tipo BMW X1, un SUV grande y una berlina que podría llamarse DS9. Una gama que será mundial, aunque China -donde han presentado una nueva variante sobre el DS4, el DS4 S- siga siendo su gran mercado.

Artículos recomendados