DS3 BlueHDI 120. Fuera de lo corriente
CONCURSO PERIODISTA POR UN DÍA CON CITROËN

DS3 BlueHDI 120. Fuera de lo corriente

Alberto Jambrina prueba el DS3 BlueHDI por carreteras de Cataluña en el que recuerda algunos de los recorridos que hacía, 18 años atrás, en uno de sus primeros coches.

Alberto Jambrina

19 de Noviembre 2014 13:40

Comparte este artículo: 3 0 0

El día que escribí este artículo (17/10/2014), hace exactamente 20 años que pertenezco al Grupo PSA Peugeot Citroën (me lo recuerda mi nómina una vez al mes, durante los últimos 240 meses).

Os podéis imaginar la cantidad de vehículos que he podido probar después de haber desempeñado mi carrera profesional dentro del grupo y siempre en funciones vinculadas al comercio (la afición por los vehículos y el carácter comercial se manifestaron en mi persona desde la mas tierna infancia). 

Desde aquel 306 sedán 1.4 gasolina, rojo cereza mate, hasta el vehículo que hoy es protagonista en este artículo, han pasado muchas cosas, tanto en mi vida personal y profesional, como en el mundo de la automoción y por supuesto en esta gran casa que es el grupo PSA.   

Mi recorrido ideal

Cuando en la intranet del grupo se nos comunica que podríamos participar como periodistas por un día de la mano de Motor16 probando un vehículo de nuestra gama Premium DS, no lo pensé un instante, y describí cuál podría ser mi recorrido ideal apoyándome en dos ejes; el conocimiento de un itinerario que he recorrido docenas de veces y el cierto paralelismo existente entre el vehículo objeto de la prueba, este DS 3 Blue HDI 120, y uno que tuve el gusto de tener en propiedad hace 18 años, un Peugeot 106 GTI.

Aunque el concepto de ambos difiere pues el primero prioriza el confort de marcha y los consumos frente a un carácter bastante más radical del segundo y a pesar de que los motores de ambos fuesen de combustibles diferentes -gasoil el primero y gasolina el segundo-, la potencia anunciada por el fabricante era idéntica (120 CV). Entre medias han pasado muchos años y más en un mundo de la automoción que invierte ingentes cantidades de recursos de todo tipo anualmente para cumplir con las cada vez más exigentes medidas medioambientales y de seguridad. En este sentido, el reto de los constructores es titánico para conjugar consumos, restricciones medioambientales y todo ello sin renunciar un ápice a las sensaciones y al agrado de conducción.

Aquel 106 GTI era como conducir un kart; en cuanto girabas la llave de contacto, las aceleraciones y la manera de hacer subir de vueltas el cuentarrevoluciones hasta el infinito te transportaba al mundo de la competición sin demasiado esfuerzo. A ello contribuía también un tarado de las suspensiones que harían saltar los empastes a cualquiera. Eso sí, no había manera de bajar de los 10 litros de consumo en carreteras reviradas y empleado en la conducción. Esas mismas curvas que enlace en su día, con el llamado por mis amistades,  'rondel oro', por lo chillón de su amarillo, son las mismas que han servido de escenario hace dos semanas escasas para probar otra de las maravillosas criaturas que ha engendrado el grupo en su centro de investigación y desarrollo en las afueras de París, DS 3.   

DS3, puro atractivo

Lo primero que llama la atención en este nuevo DS 3 es lo cuidado de sus formas, y lo atractivo que resulta visualmente hablando. La versión probada disponía de grupos ópticos con tecnología LED y Xenón. Estas luces 3D cuentan con un logo DS cromado insertado en una trama DS negra grabada en relieve que acentúa el carácter 'premium' del modelo. La marca acaba de lanzar en París, una innovadora campaña publicitaria digital para poner en valor la exigencia tecnológica de la marca en un segmento B poco acostumbrado a este despliegue.  Unas llantas de aleación de 17'' verdaderamente atractivas resaltan el carácter deportivo de este vehículo. 

Una vez en el interior, los ajustes y la calidad percibida de los diferentes elementos es verdaderamente sobresaliente. El salpicadero va rematado con inserciones de carbono en la mayor parte del mismo así como un pedalier de aluminio que recalca más si cabe su clara vocación deportiva. El retrovisor interior parece que robe algo de espacio a la entrada natural de luz al habitáculo, pero incorpora la tecnología Active City Brake, un sistema de frenado automático para optimizar la seguridad. Los asientos perfectamente rematados en cuero buscan el equilibrio exacto entre confort y sujeción envidiable. 

Sobrado de motor, de chasis...

Ya tengo ganas de girar la llave de contacto y comprobar las bondades de este nuevo motor BlueHDI 120 CV. Efectúo la acción y sorprende la fantástica insonorización tratándose de un motor cuyo combustible es el gasoil. Empuja con contundencia desde bajas revoluciones y el agrado de conducción es sensacional.  Con el código de circulación en la mano el vehículo siempre quiere más, pues está sobrado tanto de motor, chasis y suspensiones. Iré desgranando las sensaciones que me procuran cada uno de estos elementos a medida que vayamos avanzando en el itinerario elegido.

Nací en Barcelona hace algunos años y el recorrido elegido parte de allí. Tomamos la AP 7 dirección Gerona y en la Salida 2 de Mollet, enfilar tan sólo unos cientos de metros la N 152 dirección Vic y encontraremos un cartel que advierte de la presencia de uno de los circuitos europeos más importantes, Montmeló. Ese sábado de octubre, el circuito acogía una cita de forofos del motor en diferentes modalidades. Igual giraban una serie de tandas, motos de dos tiempos de hace 20 años del tipo Yamaha RD 350 'matapijos', Suzuki Gamma RD 500, como alternaban algunas más antiguas como Montesa Impala, Bultaco Mercurio, etc. También disfrutaron de la velada vehículos de cuatro ruedas, Golf GTI de los primeros, Seat Fura, Alfa Romeo GTV. No me dejaron disfrutar de nuestro DS en el circuito como hubiese sido mi deseo y me tuve que conformar con ver a los románticos propietarios de los vehículos anteriormente descritos y tomar algunas fotos.

Por autopista y carretera nacional la sensación de ir casi parados es una realidad. A ello contribuyen como ya comenté anteriormente una magnífica insonorización y un tarado de suspensiones  con un equilibrio brillante entre confort de marcha y rigidez.

Suavidad de marcha por encima de todo

Iniciamos la subida a la Collada de Tosas que en esta época del año está realmente bonita pues se entremezclan allá donde mires los tonos verdes, ocres y rojizos. Lo virado del trazado exige atención en la conducción si queremos buscar sensaciones. La suavidad general que transmite el vehículo es envidiable y dan ganas de buscar la siguiente curva intentando insertar siempre la marcha más adecuada. Si buscamos ritmos más elevados el motor diésel nos exige cambiar de marcha más de lo que sería aconsejable pues sube muy rápidamente de vueltas y antes de llegar a las 3.500 tienes que cambiar de velocidad. Sin embargo, lo acertado del cambio tanto por dulzura como por recorrido entre marchas, incita a utilizarlo (seis velocidades).

Recordar que este nuevo motor está a la vanguardia en tecnología en cuanto a motores diésel pues dispone de un módulo SCR (Selective Catalityc Reduction) que se ubica un peldaño por encima de nuestros motores diésel FAP. La utilización de esta tecnología permite reducir las emisiones a ratios impensables hace pocos años -90 % NOX y emite la ridícula cifra de 94 g/km de CO2. Desde el punto de vista ecológico es fantástico pero si traducimos estas bondades a nuestro bolsillo nos encontraremos con unas cifras oficiales de consumo sobresalientes, de 3,6 l/100 km. Particularmente las cifras que anuncian los fabricantes siempre me han parecido demasiado alejadas de la realidad pues se efectúan los ensayos bajo condiciones óptimas. En el recorrido efectuado, donde los tramos revirados eran la norma y a muy buen ritmo no logré en ninguna circunstancia subir de los 6 l/100 km. 

Siendo un motor sensacional, me hubiese gustado probar en este mismo vehículo el nuevo motor de gasolina Pure Tech 1.2 recientemente aparecido en el mercado. Como directivo del grupo tuvimos la suerte de probar estos motores en Port Aventura este verano en otro vehículo del grupo PSA y las sensaciones fueron fantásticas. Hasta hace bien poco el desarrollo de los motores gasolina del grupo de baja cilindrada venían de la mano de nuestra alianza con BMW. De unos meses a esta parte la concepción de los motores se lleva a cabo en interno y fruto de miles de horas de trabajo e investigación han llegado a la luz estos motores gasolina PureTech. Ademas de incorporar uno de los mejores 'Start&Stop' del mercado de la automoción (al igual que la unidad objeto de la prueba) nos encontramos con un turbocompresor que hace las delicias de los conductores desde los más novatos a los más experimentados. Su alto par motor desde regímenes muy bajos permite respuestas dinámicas y un agrado de conducción similar al de un diésel con unos consumos casi análogos a estos últimos.

Volviendo al recorrido de la prueba y como aficionado al mundo del esquí, nos sorprende encontrarnos en el parking del Hotel Roc Blanc en La Molina -tras haber coronado la cima de la Collada-, cómo nuestras jovencísimas promesas nacionales del esquí comienzan a preparar sus diminutos músculos y reflejos con patines 'on line' zigzagueando puertas.

En dicho descenso tenemos la oportunidad de probar a fondo los frenos y tras un uso intensivo no muestran pruebas de desfallecimiento alguno no siendo el ABS demasiado intrusivo en ningún momento.

Llegamos a Puigcerdá sobre las 20,00 h y realizamos los preparativos para degustar alguna de las especialidades que se pueden disfrutar en alguno de los muchos restaurantes de la zona. Como se puede apreciar por las fotos, la orografía del trayecto permite confiar en unos ingredientes provenientes de los bosques y los pastos fuera de lo común. Así que como no puede ser de otra manera, demandaremos en la mesa para cenar unos hongos y un buen trozo de carne.

Luces de xenón, un lujo

Bien entrada la noche podemos comprobar una de las bondades más características y que mejor  permiten atisbar las cualidades de un autentico modelo 'premium' para un vehículo de esta categoría como son las luces de este nuevo DS 3. Los tres modulos LED y uno Xenón que equipa este vehículo se encienden automáticamente y son espectaculares por nitidez y haz de luz.

Después de cenar y antes de llegar a casa queríamos comprobar también la interconectividad entre el 'smartphone' y el equipo de audio que incorpora como opción nuestro DS. Dicha opción se denomina 'Pack eMyway Cámara' y aglutina un pack que se compone de Navegador color 7'' con cartografía europea, apoyabrazos central delantero, sensor de aparcamiento trasero, cámara de de visión trasera y el equipo HIFI System. Es el único opcional que puede llevar nuestra ya de por sí superequipada versión Sport. Su precio no llega a 1.000 euros y es una opción más que recomendable. Buscamos dentro de las canciones almacenadas en el Iphone la banda sonora original de la película 'La misión' de Ennio Morricone y voila!!!!. Sonido espectacular en cualquiera de los registros sin distorsionar un ápice.   

Después de un cúmulo de gratas sensaciones acumuladas a lo largo del día hay que aparcar el vehiculo en una plaza de parking con ligeras complicaciones por los ángulos existentes entre paredes y necesitamos insertar la marcha atrás. Es en este momento cuando nos damos cuenta que nuestro vehículo lleva incorporado una cámara de visión trasera. Este atípico equipamiento en un utilitario favorece el no cometer errores en las maniobras de aparcamiento. 

Ideal también para el golf

Al día siguiente nos disponemos a probar un nuevo 'drive' que me han prestado en una tienda deportiva especializada en golf en uno de los dos magníficos campos de 18 hoyos existentes en las inmediaciones de Puigcerdá. Una bolsa de palos profesional cabe sin ningún problema dentro del maletero del vehículo aunque hay que sacar las maderas y depositarlas en el suelo de los asientos traseros. Hago el comentario porque en casa teníamos un Mini y la bolsa tenia que ir asentada a duras penas en los asientos traseros. La modularidad del respaldo de los asientos traseros en el caso de necesitarse permite el abatamiento en dos mitades con un accionamiento fácil y preciso.

Tras un día en el cual no ha faltado de nada llega el momento de hacer balance. El vehículo es una opción mas que aconsejable si se busca contar con un utilitario salido de lo corriente y con un equipamiento fuera de lo normal. A cambio habría que desembolsar algo mas de 20.000 euros en la versión más equipada y con todos los extras comentados descontando PIVE y promociones de la marca.

Artículos recomendados

Sigue Motor16