miércoles, 25 mayo 2022

DS Active Scan Suspension. Eleva el nivel de confort y seguridad

Desvelado en 1955, el DS Tiburón sorprendió al mundo por su tecnología de vanguardia. Uno de sus elementos más innovadores fue su suspensión hidroneumática, un referente de confort en las décadas siguientes que se convirtió en un elemento de lujo.

La suspensión hidroneumática, que nació gracias al inventor Paul Magès, contaba con una bomba de presión impulsada por el motor que permitía regular la altura del coche y mantenerla constante independientemente de la carga.

Los chicos de DS, inspirados por esta innovación, han desarrollado una suspensión activa por cámara, la bautizada DS Active Scan Suspension. Presente en el DS 4, el DS 7 Crossback y el DS 9, detecta las imperfecciones de la carretera cinco metros por delante del vehículo y gestiona los cuatro amortiguadores de un modo continuo e independiente.

¿Cómo funciona?

La cámara situada detrás del parabrisas, junto a cuatro sensores de altura de la carrocería y tres medidores de la aceleración, se encargan de analizar el estado del firme y las reacciones del vehículo. Estos datos se transmiten a un ordenador que actúa sobre cada una de las ruedas de un modo independiente. Según esta información, hace que la suspensión sea más firme o flexible.

La DS Active Scan Suspension también juega un papel fundamental en los híbridos enchufables. Se ofrecen hasta cinco modos de conducción, que pueden escogerse en función de las circunstancias o las preferencias de cada momento.