El diseñador del Hispano-Suiza Carmen nos cuenta sus secretos
ENTREVISTA A FRANCESC ARENAS

El diseñador del Hispano-Suiza Carmen nos cuenta sus secretos

El renacimiento de la legendaria marca Hispano-Suiza ha dado su primer paso con la presentación en el Salón de Ginebra del Carmen, un deportivo eléctrico del que solo fabricarán 19 unidades. Su diseñador, Francesc Arenas, nos cuenta los detalles del proyecto.

Andrés Mas

Andrés Mas Twitter Google+

13 de Marzo 2019 09:59

Comparte este artículo: 169 15 0

Francesc Arenas es el responsable de diseño de Hispano Suiza, pero antes pasó por Mazel Ingenieros y participó en el diseño de anteriores modelos de concepto como colaborador. En Mazel tenían un proyecto y buscaron vincular ese proyecto con una marca española de tradición y prestigio. Intentaron crear un Pegaso moderno, pero Iveco se opuso. Y luego exploraron la posibilidad de Hispano Suiza. Tras el K8 o el HS21 entre otros, llegaron a un acuerdo con la familia Suqué y les concedieron los derechos durante 3 años. Ahora con el Carmen e integrado ya en la empresa QEV Technologies, que es el partner tecnológico de Hispano Suiza con la que han creado una sociedad, Francesc forma parte de un equipo que lleva la parte técnica y el diseño de Hispano Suiza. El objetivo: relanzar la marca con los propietarios, la familia Suqué.

-¿En qué medida las baterías y su ubicación han condicionado el diseño del Carmen?

-Pues realmente no difiere mucho de un coche con un motor tradicional. Es verdad que con un motor de explosión tienes mayor espacio que reservar para un motor V8 o V12 y eso altera las dimensiones, las batallas... En el caso del coche eléctrico y si quieres llegar a una autonomía o a una potencia concreta, tienes que tirar de packs de baterías que ocupan lo que ocupan. El Carmen tiene dos motores eléctricos de 375 kW en la parte trasera con un total de 1019 CV. Los motores van sobre el eje trasero y luego lleva una estructura en T con las baterías. El pack principal va a la espalda de los ocupantes y el resto hasta cumplir con los requerimientos que nos habíamos planteado, en el túnel central. Hemos hecho simulaciones de flujo y eficiencia aerodinámica, de comportamiento de suspensiones, de esfuerzo de llantas, de dinámica, electrónica y software para gestionar el comportamiento del vehículo.

-¿Nunca se plantearon un Carmen con tracción total?

-Sí lo barajamos, de hecho estaba entre las primeras ideas, pero de esta forma que definimos finalmente controlamos mucho la dinámica del coche y conseguimos el efecto de sobreviraje. No queremos que nuestros clientes puedan tener un accidente. Para la conducción del Carmen se podrá elegir entre cuatro modos diferentes de conducción: ECO, Sport, Drag y Classic.

-¿Cómo han solucionado el tema de la refrigeración de las baterías?

-Delante van tres radiadores de agua y con ellos hemos calculado que somos capaces de refrigerar y de disminuir la temperatura del pack de baterías en los picos más altos de funcionamiento.

-¿Cuánto tiempo han tardado en desarrollar el Hispano Suiza Carmen y cuánta gente ha participado en su desarrollo?

-Llevamos trabajando en el proyecto sólo dos años pero como venimos del mundo de la competición (gestionan el equipo Mahindra de Fórmula E y llevan 5 años en ese campeonato) eso nos proporciona una ventaja en el desarrollo y gestión de la electrónica. Además, desde el principio de QEV hemos apostado por la movilidad eléctrica al cien por cien por lo que somos capaces de diseñar y llevar a la práctica un prototipo o un coche de serie en menores plazos que el resto. El equipo de estilo y diseño está formado por 7 personas y el de ingeniería, por 40. La persona que lidera el equipo es Lluc Martí, que antes que en QEV estuvo trabajando en Koenisegg en todo lo referente a la fibra de carbono.

-¿Y qué me dice del interior?

-Hemos detectado que el vehículo eléctrico no se ha tratado con la calidad que se merece en algunos aspectos. Y para el interior hemos recurrido al aluminio mecanizado, a la madera... pero la fibra de carbono se deja ver poco aunque casi todo en el Carmen es de ese material. Y es que los Suqué querían que el Carmen tuviese el espíritu de los Hispano Suiza de antaño, sobre todo rematado en materiales nobles. Lo que no quita para que vayamos buscando la personalización o la exclusividad. De hecho estamos en conversaciones con un proveedor que nos va a montar un techo de cristal que se podrá polarizar con solo apretar un botón.

-¿Dónde se fabricará el Carmen y cuantas unidades se construirán?

-El Carmen se fabricará en España, en concreto en nuestras instalaciones de Montmeló, Barcelona, para que sea un producto cien por cien nacional. De hecho el 80 por ciento de los proveedores son españoles. Y tenemos un plan de desarrollo para dar respuesta a esos 19 vehículos que hemos dicho que se fabricarán para cubrir gastos. Hay que pensar que se ha realizado una inversión de 20 millones de euros. En cualquier caso si se vendieran los 19 estamos abiertos a fabricar más y alargar la serie. Para ello estamos ideando fórmulas que pasarían por crear series limitadas o kits aerodinámicos... No queremos engañar a nuestros clientes diciéndoles que sólo vamos a fabricar 19.

-¿Cuánto cuesta y qué autonomía tendrá el coche cuando se entregue la primera unidad?

-El Hispano Suiza Carmen cuesta 1,5 millones de euros y la primera unidad terminada y con las homologaciones superadas se entregará a mediados de 2020. Y respecto a la autonomía, hemos anunciado entre 350 y 400 km, sin embargo y si hasta mediados de 2020 aparece algo que mejore la autonomía o el tiempo de carga, haremos el esfuerzo y lo implementaremos.

Artículos recomendados

Noticias relacionadas

Vídeos relacionados

Sigue Motor16