jueves, 7 julio 2022

DGT al ataque: Cómo es el alcoholímetro anti arranque

El alcoholímetro anti arranque será obligatorio a partir del próximo 6 de julio, así lo dispone la nueva Ley de Tráfico que se encuentra en vigor desde marzo, tras la publicación oficial de la DGT. Cabe recalcar, que se trata de un dispositivo que consta de un alcoholímetro que imposibilita que el automóvil se ponga en marcha. Lo hace, si detecta que la concentración de alcohol en aire espirado es superior al límite y/o no se utiliza correctamente el aparato.

A continuación, vamos a precisar para que tipos de coches es indispensable tener este innovador artefacto.

¿A quiénes afecta?

Hay que aclarar, que esta regla no es necesaria para todos los conductores. Según la DGT, esta norma implica específicamente que: “los vehículos de categoría M2 y M3 dispongan de interface normalizada. Para la instalación de alcoholímetros anti arranque destinados al transporte de viajeros”. “Los conductores de estos vehículos vendrán obligados a utilizar estos dispositivos de control del vehículo”. El objetivo es reducir el número de accidentes que se producen por conducir bajo los efectos de la bebida.