miércoles, 8 febrero 2023

Daniel Larena y los VW eléctricos. Propuestas ecológicas

El ser humano es consciente de la existencia de la electricidad desde hace miles de años, cuando Tales de Mileto en el año 600 A.C descubrió la capacidad de generar pequeñas cargas eléctricas al frotar distintos materiales. Desde entonces, los sucesivos avances científicos nos han permitido encontrar decenas de usos para esta manifestación de energía, un recurso inagotable y nada perjudicial para nuestro planeta. A día de hoy, la electricidad nos permite comunicarnos, vivir en un entorno seguro, cocinar nuestro alimento o aplicar remedios medicinales. Sin embargo, el ser humano sigue siendo reticente a el uso de la electricidad como sustento de nuestros medios de transporte.

El martes 7 de julio, un grupo de seis afortunados nos dirigimos a las instalaciones del INTA acompañados de dos representantes de Volkswagen y el equipo de Motor 16 para comprobar de primera mano cómo la electricidad es, hoy en día, una gran alternativa a la combustión que lleva moviendo nuestros transportes más de cien años.

Coches eléctricos no; Volkswagen eléctricos

Los coches eléctricos llevan en la palestra una temporada, sin que de momento ninguna propuesta haya demostrado ser una alternativa real al actual modelo energético. Mientras desayunábamos en el centro financiero de Madrid, escuche una frase que llamó mi atención sobre la distendida charla que mantenía el grupo, «Volkswagen ha tardado más en entrar al mercado de la electricidad porque no queríamos hacer coches eléctricos, sino Volkswagen eléctricos».

Como conductor de un Nissan Primera del 99 tengo una especial predilección por los coches de gasolina, ningún diésel, por buena que fuera la conducción, ha conseguido transmitirme las sensaciones que obtengo en mi viejo 'cacharro', por lo que debo admitir que mi predisposición a otro tipo de energía era, en un principio, reservada.

e-Golf; un Golf en toda regla

Antes darme cuenta estaba al volante del nuevo modelo E-Golf, totalmente eléctrico con una autonomía de 190 kilómetros y con una potencia de 115 caballos. Tras una prueba de frenada sobre basalto y un rápido eslalon entre conos una poderosa sensación de desconcierto se apoderó de mi desconfiada mente, eso no era un coche para amantes de la naturaleza, eso era un Golf en toda regla, con la potencia para pegarte la cabeza al asiento en la más leve aceleración. Si en algo destacan estas pequeñas joyas es en su rápido arranque, capaz de dejar atrás rápidamente a cualquier modelo similar de combustión.

Acto seguido nos dirigimos a realizar un correvit a los mandos de un espléndido Golf GTE híbrido con motor de gasolina. La prueba consistió en varias vueltas a un anillo de velocidad donde pudimos probar la potencia de ambos motores, para después combinar la potencia de la gasolina y la electricidad hasta alcanzar la máxima velocidad que nos ofrece este deportivo ecológico y sus 204 caballos.

e-up!, revoluciona la manera de conducir

La última prueba que realizamos fue bastante distinta a las dos mencionadas. Nos presentaron el nuevo e-up!, un compacto totalmente eléctrico que revoluciona absolutamante la manera de conducir. Para demostrar la posibilidad que ofrecen estos coches de generar energía durante la conducción se nos propuso bajar por distintas rampas con fuertes desniveles, lo que no parece suponer ningún problema excepto por el hecho de que no debíamos usar el freno. Para evitar acabar hospitalizados y a la vez conseguir energía que nos permita seguir conduciendo, este pequeño cuenta con un sistema de resistencias que se activan fácilmente mediante la palanca de cambio. Hay cuatro resistencias que frenan el coche a la vez que almacenan energía eléctrica en las baterías del coche, convirtiendo la pendiente más aterradora en una leve bajada.

Una vez superadas las tres pruebas era hora de demostrar lo aprendido en una pequeña competición. El objetivo era realizar el mejor tiempo y el menor consumo en un 'handling' (o circuito) preparado para la ocasión, el premio: un fin de semana con el coche que eligiésemos para probar estas joyas en situaciones reales. Como puedo llegar a ser bastante competitivo decidí participar el primero para evitar la presión de superar marcas. Tras unos minutos de tensión, recibí con alegría la noticia de que había finalizado segundo, obteniendo así uno de los deseados coches para disfrutarlo durante tres días.

El híbrido, la mejor alternativa

A falta de probar más modelos que presenten opciones energéticas similares, puedo afirmar que estas propuestas son más que interesantes para aquellos que busquen ahorrar combustible y a la vez seguir conduciendo un automóvil que responda a cualquier necesidad. Si bien los coches eléctricos no pueden ofrecer la autonomía y libertad que un coche de combustión a día de hoy, los modelos híbridos representan la mejor alternativa a cualquier usuario medio que disfrute de la conducción y tenga una conciencia ecológica o económica.

Gracias a todos los miembros del equipo de Motor 16 y a Volkswagen por hacer posible esta maravillosa experiencia de la cual disfruté enormemente, pues me ha permitido conocer más de cerca el funcionamiento, ya no sólo de los coches eléctricos, sino de los automóviles en general, mejorando mi eficiencia al conducir y aumentando mi amor por el mundo del motor.