jueves, 1 diciembre 2022

Cupra León Competición. Mejora su aerodinámica en el túnel de viento

Las pruebas en el túnel de viento sirven para probar todo lo relacionado con la aerodinámica, un aspecto imprescindible para conseguir coches más confortables, seguros y eficientes. Este proceso se encarga de estudiar cómo se mueve el aire alrededor de objetos sólidos. Así funciona.

En un circuito cerrado se colocan enormes ventiladores que se encargan de mover el aire. Los coches, situados en el centro, se enfrentan a vientos de hasta 300 km/h mientras, a través de sensores, se estudian cada una de sus superficies. «El aire se mueve en círculos gracias a un rotor de 5 metros de diámetro equipado con 20 aspas. Cuando está a plena potencia nadie puede estar dentro del recinto ya que, literalmente, saldría volando», ha asegurado Stefan Auri, ingeniero del Túnel de Viento.

1 q2H0kmELPFYs7 Motor16

Los datos que ofrece esta prueba se muestran en las pantallas de los ordenadores. Los ingenieros tienen que interpretar cientos de números y compararlos hasta la más mínima variable para mejorar la aerodinámica. Cada milímetro de cada pieza es clave para incrementar la estabilidad, el confort y la seguridad, al mismo tiempo que se reduce el consumo.

En un video publicado por la marca se puede ver al León Competición probando su última configuración para lograr una menor resistencia al aire. El equipo de desarrollo técnico de Cupra Racing quiere que este modelo tenga menor resistencia al aire y más agarre en las curvas. «Medimos las piezas a escala 1:1 con las cargas aerodinámicas reales y podemos simular el contacto real con la carretera, y así obtenemos el resultado de cómo el coche se va a comportar en pista«, ha destacado Xavi Serra, responsable de desarrollo técnico de Cupra Racing.

En estas modernas instalaciones se pueden llegar a simular velocidades del vehículo a 235 km/h. «Lo más importante es que podemos simular la carretera. Las ruedas giran gracias a unos motores eléctricos que mueven unas cintas debajo del coche», ha asegurado Auri.

Tras todo el proceso, los resultados se compran con la generación anterior del coche. «Hemos mejorado en menor resistencia al avance y mejor fuerza de apoyo, así que obtenemos una eficiencia mayor que el modelo precedente, lo que nos va a dar mejor tiempo por vuelta en pista», asegura Serra.