Cupra León 2020. Debuta en sociedad
HASTA 310 CV

Cupra León 2020. Debuta en sociedad

Llegará a finales de año con carrocerías 5 puertas y familiar, motores de gasolina con 245, 300 y 310 CV, así como con una picante y eficiente versión híbrida enchufable con 245 CV y 60 kilómetros de autonomía eléctrica. Acudimos a su presentación mundial.

Gregorio Arroyo

Gregorio Arroyo

20 de Febrero 2020 19:30

Comparte este artículo: 0 2

Cupra ya tiene su León, el primero con la nueva firma de la marca deportiva. Desde hace meses el Ateca era la única opción disponible. Ahora, o mejor dicho, a finales de año, se unirá el modelo compacto, disponible tanto en carrocería 5 puertas como familiar Sportstourer. Y lo hace compartiendo en parte el ADN con el Seat León, pero rematado con una genética específica enfocada al rendimiento y al dinamismo.

En su oferta el nuevo Cupra León ofrece una amplia gama de motorizaciones, incluida una eficiente variante híbrida enchufable. Las versiones térmicas parten desde el conocido bloque de gasolina 2.0 TSI, que ofrece la posibilidad de elegir entre 245 CV de potencia y 380 Nm de par máximo o 300 CV y 400 Nm. A esos dos niveles de potencia se añade una tercera, con 310 CV y 400 Nm de par, que se asocia exclusivamente a la carrocería Sportstourer y a un sistema de tracción total 4Drive.

Es la más prestacional de la gama, limitando la velocidad máxima a 250 km/h y acelerando en el 0-100 km/h por debajo de los 5 segundos. Las más 'modestas' también se pueden combinar con el formato 5 puertas, pero sólo contemplan tracción delantera y recurren a un diferencial autoblocante electrónico VAQ.

El cambio es un optimizado DSG de doble embrague y siete relaciones que presenta la particularidad de que el selector ya no está conectado de forma mecánica, sino que la gestión es electrónica. Además de más rápido, abre la posibilidad de incorporar nuevos sistemas de asistencia al aparcamiento.Y lo cortés no quita lo valiente.

Un PHEV por primera vez en Cupra

La estricta normativa en materia de emisiones obliga a electrificar parte de sus gamas a todos los fabricantes. También a Cupra, que por primera vez utiliza un sistema híbrido enchufable, eficiente, sí, pero también 'picante' a nivel de prestaciones. Combina un motor 1.4 TSI de 150 CV con otro eléctrico de 85 kW (115 CV), y ofrecen una potencia conjunta de 245 CV y 400 Nm de par. El cambio DSG conserva la conexión electrónica, aunque tiene seis relaciones.

La batería de iones de litio tiene una capacidad de 13 kWh, suficiente para circular de manera exclusivamente eléctrica durante 60 kilómetros, según datos de homologación WLTP. La marca asegura que se puede recargar en tres horas y media en una Wallbox de 3,6 kW, o bien en seis horas si utilizamos un enchufe convencional de 230 V. Con ese potencial las prestaciones están aseguradas, mientras que el consumo será comedido. Todavía está en fase de homologación, pero sabemos que las emisiones estarán por debajo de los 50 g/km. La tecnología PHEV está disponible con las dos carrocerías y lleva asociada las etiqueta medioambiental '0 emisiones'.

Chasis rebajado y optimizado

A nivel del chasis el Cupra León rebaja 25 milímetros su altura en el eje delantero y otros 20 el trasero con respecto al León convencional que conocemos en Seat. Además de situar el centro de gravedad más bajo, el tarado de la suspensión es más firme y la dirección progresiva es más directa. De serie incluye en todas sus variantes un control de chasis adaptatito (DCC) para elegir el 'set-up' a nuestro modo de conducción.

Además de muelles y amortiguadores específicos, también se montan unos eficaces frenos Brembo de 370 milímetros con pinzas en color cobre de serie. Las espectaculares llantas de aleación son de 18 pulgadas en la motorización de 'acceso' y de 19 en las que presumen de 300 y 310 CV, respectivamente.

La versión 5 puertas mide 4.368 milímetros de longitud, 1.800 de ancho y 1.456 de altura. La distancia entre ejes es de 2.686 milímetros. La carrocería Sportstourer comparte las cotas de anchura y 'batalla', pero rebaja la altura hasta los 1.448 milímetros y estira la longitud total hasta los 4.642 milímetros gracias al incremento del voladizo trasero, vital para ganar 30 litros y ofrecer uno de los mejores maleteros de su segmento.

Estética más agresiva

Un vehículo de corte deportivo, además de serlo, tiene que parecerlo. Por eso su estética resulta, asimismo, más agresiva. En el frontal destaca una parrilla y unas tomas de aire para refrigerar más generosas, además de presumir de unos pasos de rueda más voluminosos. Introduce difusores y un alerón para ganar puntos aerodinámicos y se ha hecho gran hincapié en la iluminación, completamente LED. A los faros delanteros se añade una característica diferenciadora detrás, con una franja trasera que va de lado a lado. Será fácilmente reconocible de noche.

Por su parte, el interior también presenta una personalidad propia. Los asientos delanteros tipo bacquet, el volante específico con el botón de arranque incorporado y el selector con los diferetentes programas de conducción, el cuadro de mandos Digital Cockpit con diseño e información específicos, cromados en cobre... un ambiente más racing para recordarnos que estamos ante un purasangre.Y todo esto no está reñido con una habitabilidad y ergonomía excelentes, además de una oferta multimedia de primer orden.

En la pantalla táctil de 10 pulgadas del salpicero se puede gestionar buena parte de una oferta en conectividad realmente generosa. Así encontramos navegación en tres dimensiones, conexión a Internet, control por voz o el completo sistema Full Link compatible con Apple CarPlay de manera inalámbrica y Android Auto por cable. Permite utilizar servicios online gracias a una tarjeta SIM integrada y la variante híbrida enchufable añade algunas funciones extra, como el control del proceso de carga de la batería de manera remota o gestionar la climatización también desde el smartphone.

Seguridad ante todo

Por último, señalar que la dotación en materia de seguridad del nuevo Cupra León también es muy atractiva, con elementos como un control de velocidad predictivo de última generación, un asistente de emergencia, otro de viaje, así como asistente lateral y de salida de la calzada, muy útil al salir del vehículo cuando estamos estacionados, y que funciona codo con codo con el control del ángulo muerto. Además contempla una alerta de salida de carril con mantenimiento de la trayectoria, un asistente para conducción en atascos o una alerta de fatiga que analiza el comportamiento del conductor y le avisa en caso de encontrar alguna anomalía. Si no responde puede detener por completo el vehículo.

En definitiva, un modelo con carácter, prestacional y dinámico, práctico en el día a día, bien equipado y con una amplia oferta de motorizaciones y carrocerías para cubrir un amplio abanico de gustos y necesidades. De momento lo hemos conocido en parado durante su presentación en sociedad. Ahora contamos los días que nos quedan para poder conducirlo y sentir de primera mano las sensaciones al volante y valorar todo su potencial. Ha nacido una estrella, eso seguro.

Salón de Ginebra

Artículos recomendados

Noticias relacionadas

Vídeos relacionados

Sigue Motor16