sábado, 21 mayo 2022

Conducimos el nuevo Mercedes Clase C. Más eficiente y tecnológico

En el pasado Salón de Ginebra, la firma de la estrella mostraba al mundo entero la última actualización de su exitoso Mercedes Clase C, el cual continúa estando disponible en sus cuatro carrocerías, pues recuerda que te lo puedes comprar en berlina, familiar, coupé y cabrio.

Independientemente de la carrocería que hayas elegido (el precio de partida de un C180, el más asequible de toda la gama, es de 38.20 euros), la firma de la estrella ha actualizado su imagen exterior, pues se han variado más de 6.500 componentes para aportar un aire más fresco y en consonancia con los nuevos productos de la marca alemana.

Nuevos sistemas de iluminación

Nueva es la parrilla delantera, los paragolpes… también ofrecen nuevas llantas, colores… Decir que ofrecerán cuatro tipos de acabado, el básico, Avantgarde (este va a ser de serie en España), AMG Line y Exclusive, cada uno de ellos con su propia personalidad, además de que de serie van a ser los faros Full LED con nada menos que 84 diodos led para iluminar la carretera. Como opción se ofrecerán los Multibeam LED, que son adaptativos y añaden la función Ultra Range, que permite iluminar hasta 650 metros por delante de nosotros. Lo máximo permitido por la ley.

Mercedes ha revisado ligeramente el habitáculo de sus Clase C. A nivel de diseño no hay sorpresas, como tampoco lo hay en cuanto a materiales, acabados… Siempre a la altura de lo esperado en un modelo de la firma alemana. De serie todos los Clase C se decantan por los clásicos relojes analógicos con una nueva pantalla central de 5,5 pulgadas en color, pero de forma opcional (en cualquiera de ellos ronda los 900 euros) se puede apostar ahora por una pantalla TFT de 12,3 pulgadas, la cual, por la forma de su salpicadero, no va conectada con la del navegador como sucede en los Clase A, Clase E, CLS… Esta pantalla se puede personalizar en tres modos diferentes, mientras que para las versiones firmadas por AMG se ofrecen unos gráficos específicos.

Cuadro de instrumentos digital… opcional

De serie también hay una pantalla central de 7 pulgadas, que si se equipa con el sistema de navegación pasa a ser de 10,25 pulgadas. No es táctil y se controla desde el mando central o desde los botones táctiles de su volante, que es de nuevo diseño. Curioso es que no la hayan dotado del sistema operativo que acaba de estrenar el nuevo Mercedes Clase A, el conocido como MBUX.

Otras de las nuevas opciones disponibles para los Clase C son el cargador inalámbrico, un nuevo Head-Up display, sistema de sonido Burmester…

A nivel mecánico también estrena diferentes innovaciones, comenzando por la versión C200, que estrena la tecnología híbrida suave de 48 voltios. En la firma de la estrella se conoce como EQ Boost y ya la usan algunos de sus hermanos mayores. Consiste en que este bloque de gasolina con 1,5 litros y sobrealimentado, añade un motor de arranque y alternador que funciona a 48 voltios, además de una batería específica. Gracias a ello, esta versión que eroga 184 CV de potencia y 280 Nm puede sumar de forma puntual 10 kW (unos 14 CV) y otros 160 Nm que proporciona ese motor eléctrico, el cual también ayuda a detener el motor a mayor velocidad cuando entra en acción la función Stop-Start y a apagar el propulsor térmico cuando levantamos el pie del acelerador y actúa la función inercia (algo que sólo sucede en modo ECO y en las versiones con cambio automático, las únicas disponibles para los nuevos Clase C).

Otras de las novedades mecánicas es la llegada de una versión de 1,6 litros diésel para los C180d, la cual no va a estar disponible en España. Si que llegarán los C200d y C220d, que estrenan el bloque de los ya empleados en los Clase E y que proporcionan 150 y 194 CV de potencia respectivamente. Ambos llegan con el cambio 9G-Tronic y sólo el más potente tendrá opción a un sistema de tracción total 4Matic.

Con mecánicas muy eficientes

Ahora bien, durante las dos jornadas de conducción por carreteras de Luxemburgo y Alemania no tuvimos la ocasión de poder conducir ninguno de estos nuevos propulsores, por lo que tendremos que esperar más adelante para subirnos a ellos.

Si que condujimos las versiones más salvajes, las AMG C43 4Matic, que recurren a un propulsor 3.0 V6 Biturbo que ahora ha pasado de 367 a 390 CV de potencia gracias a una nueva gestión electrónica que eleva la presión de soplado de sus dos turbos. Su par motor se mantiene en los 520 Nm y convierte a cualquiera de los cuatro Clase C que lo pueden equipar en todo un deportivo, pues cualquiera necesita menos de cinco segundos para acelerar de 0 a 100 km/h, mientras que su velocidad máxima está limitada a 250 km/h. Todos ellos se combinan con la transmisión AMG Speedshift TCT 9G y con un efectivo sistema de tracción total 4Matic.

Pero si 390 CV son demasiados para ti, igual son más que suficientes los 258 CV que proporcionan los nuevos C300, que recurren a un propulsor de cuatro cilindros y dos litros. Esta versión es verdaderamente interesante, pues presume de prestaciones (la berlina acelera de 0 a 100 km/h en 5,9 segundos y alcanza los 250 km/h) y firma un gasto medio de 6,5 l/100 km. Nosotros rondamos los 9,0 l/100 km, pero también es cierto que las autopistas alemanas se convirtieron en un paraíso para rodar y rodar kilómetros por encima de los 200 km/h. Esta mecánica es suave y agradable, además de que se combina con la transmisión 9G-Tronic y con un selector de modos de conducción que van desde el Individual hasta el ECO, el único que activa la función 'inercia'. En Sport denota el dinamismo de una berlina de propulsión posterior, aunque lo mismo sucede si te decantas por un Estate, un Coupé o un Cabrio. Pero todo ello se acentúa si optas por el Dynamic Body Control que varía la dureza de sus suspensiones o mejor aún, por el Air Body Control, una efectiva suspensión neumática, tan confortable como deportiva.

Mención especial tienen los nuevos asientes de ayuda a la conducción que estrenan estos renovados Mercedes Clase C, todos ellos heredados de sus hermanos mayores y que le otorgan de un sistema de conducción semi-autónoma. Pero eso es sólo el comienzo, pues también ofrece visión 360 grados, aparcamiento asistido, frenada de emergencia, Pre-Safe Plus, control activo de ángulo muerto…