Conducimos el nuevo Mazda MX-5. Un deportivo de leyenda
DESDE 21.729 EUROS

Conducimos el nuevo Mazda MX-5. Un deportivo de leyenda

No conozco a nadie que haya conducido un Mazda MX-5 y no haya colocado a ese mítico roadster japonés entre sus caprichos preferidos a la hora de ir completando un hipotético garaje ideal. Y si condujeran este renovado MX-5 sus ganas se multiplicarían.

Andrés Mas

Andrés Mas Twitter

6 de Septiembre 2018 19:00

Comparte este artículo: 10 4

Y lo mejor de la bonita historia de amor entre el roadster más vendido del mundo y sus incondicionales fans es que con los años no se ha perdido ni una pizca de emoción o placer al volante, todo lo contrario. Dicen en Mazda que el único propósito del MX-5 a lo largo de su historia ha sido el de ayudar al conductor y al pasajero a enamorarse de la conducción en estado puro, pero poco a poco y con el paso de las generaciones, comprobamos que el "Miata" no solo enamora sino que también "engancha". Y la receta para conseguir una conducción adictiva no es secreta. En este caso, el nuevo MX-5 incorpora motores potenciados y más eficientes, ligeras pero determinantes novedades en el interior y un equipamiento enriquecido con cinco nuevas tecnologías de seguridad entre otras mejoras.

A nivel mecánico, los cambios más importantes son los que los ingenieros de Mazda han realizado en el motor Skyactive-G 2.0 del MX-5 con los objetivos de mejorar la respuesta, el rendimiento y la eficiencia. Y no ha sido un repaso superficial sino que se han empleado a fondo. Por ejemplo, han reducido el peso y la fricción de muchos elementos. Es el caso de los pistones ya que cada uno ha reducido su masa en 27 gramos. Y las bielas son 41 gramos más ligeras pero más rígidas que las utilizadas hasta ahora. También se ha optimizado todo el proceso de combustión y escape con un mayor ángulo de apertura y elevación de las válvulas, admisión reconfigurada y nuevos inyectores de combustible de alta presión y alta difusión que mejoran la entrada y el remolino de combustible en el cilindro y atomizan mejor este. Asimismo se ha incrementado el diámetro interior del colector de escape que ahora también añade un sonido de mayor calidad. El motor Skyactive-G 2.0 también ha recibido un volante de inercia de doble masa que mejora la suavidad y la capacidad de respuesta. Y por último el MX-5 dotado de este propulsor adopta una nueva relación de transmisión final en los modelos equipados con cambio automático para mejorar la respuesta a la presión sobre el acelerador en toda la gama de revoluciones.

Pasa de 160 a 184 CV

Como resultado de todos estos cambios, el MX-5 es más rápido, más deportivo y aún más emocionante. Como no podía ser de otra forma si tenemos en cuenta que la potencia aumenta 24 caballos al pasar de 160 a 184 CV, que el par máximo aumenta de 200 a 205 Nm y que el corte de inyección ya no tiene lugar a las 6.800 rpm sino que la aguja del cuentavueltas se puede estirar sin miedo hasta las 7.500 rpm, rodeados de un sonido y unas prestaciones que quitan el hipo. Al volante en la mágica carretera Transfagarasan de Rumania, la más técnica, espectacular y exigente de Europa, se agradece que este dos litros estire más y mejor porque los desarrollos son más bien cortitos y este plus de revoluciones ayuda a apurar más la mecánica sin que el corte de inyección nos obligue a subir marcha en un estilo de conducción deportivo. Además y ya en otro tipo de carreteras, se nota claramente una respuesta más llena a bajo y a medio régimen que permite aprovechar mejor las marchas más largas sin tener que reducir para esperar una respuesta contundente. No obstante la precisión y rapidez del cambio manual -con un mayor control de las vibraciones asociado a esta actualización- y la adecuada posición de la palanca, nos hace olvidar por esta vez el más cómodo y muchas veces igual de eficaz funcionamiento de la transmisión automática.

Los chicos de Hiroshima han mejorado los dos motores que utiliza este MX-5. Sorprende lo realizado con el 2.0 Skyactiv-G, que pasa de 160 a 184 CV de potencia y puede alcanzar las 7.500 rpm. Lo hemos podido conducir en la carretera de Transfagarasan en Rumanía.Los chicos de Hiroshima han mejorado los dos motores que utiliza este MX-5. Sorprende lo realizado con el 2.0 Skyactiv-G, que pasa de 160 a 184 CV de potencia y puede alcanzar las 7.500 rpm. Lo hemos podido conducir en la carretera de Transfagarasan en Rumanía.

En el apartado comportamiento el nuevo Miata mantiene inalterable su reconocida eficacia, su facilidad de conducción y un tacto deportivo y divertido que es cualidad incondicional de este "invento" desde que viera la luz hace 30 años. El consumo oficial aumenta ligeramente (0,3 décimas) respecto al propulsor anterior a pesar del aumento de potencia y par, y sobre el terreno y en este entorno tan exigente, el MX-5 nos ha gastado una media de 9,0 l/100 km abusando de segunda y tercera y subiendo en poco tiempo hasta los 2.000 metros de altitud. Más tarde, y ya en carretera abierta y realizando una conducción turística y ajustada a las características de la vía, la cifra ha oscilado entre los 5,5 y los 6,5 l/100 km, cifras similares a las homologadas por la marca ya con el nuevo método WLTP y un lujo por lo bajas para un deportivo de 184 caballos.

También se mejora el 1.5 Skyactiv-G

Respecto al motor 1.5 que hasta ahora rendía 131 caballos y 150 Nm de par máximo, comparte algunas de las mejoras del dos litros lo que le hace ganar dos caballos y dos Nm de par manteniendo unos consumos oficiales de 6,3 l/100 km de media. Sin embargo en nuestra toma de contacto con el coche no hemos tenido ocasión de probar este motor que, por cuestiones de simplificación de gama, no puede asociarse con el cambio automático.

Al margen de las mejoras en los motores, el MX-5 estrena un techo blando de lona de color marrón, mejor sellado de las ventanillas para reducir la sonoridad aerodinámica en la versión con techo de lona, nuevas llantas de color negro metálico de 16 y 17 pulgadas, un nuevo volante telescópico -30 mm de recorrido- que hemos agradecido mucho los más altos, unas puertas más suaves y fáciles de abrir y los sistemas Apple Car Play y Android Auto.

Los más grandes agradecen que ahora haya un volante regulable en profundidad. También se ha revisado los sistemas de infoentretenimiento, hay más opciones de personalización y se mantienen los deportivos asientos Recaro, además de los altavoces Bose integrados en ellos.Los más grandes agradecen que ahora haya un volante regulable en profundidad. También se ha revisado los sistemas de infoentretenimiento, hay más opciones de personalización y se mantienen los deportivos asientos Recaro, además de los altavoces Bose integrados en ellos.

En el frente de seguridad, el nuevo MX-5 recibe en su versión de techo duro escamoteable una nueva cámara de visión trasera estándar y funciones recientemente disponibles como Traffic Sign Recognition, Advanced Smart City Brake Support Smart City Brake Support y Driver Attention Alert además de otras tecnologías de seguridad i-ACTIVSENSE que se encuentran en varios niveles de equipamiento.

El nuevo MX-5 ya está disponible en los concesionarios en acabados Origin, Evolution, Zenith, Zenith Sport, Zenith Napa, Zenith Napa Safety y Nappa Edition y con los dos tipos de carrocería: con techo de lona o con techo duro escamoteable RF. Sus precios parten de los 21.729 euros de la versión de entrada si se aplican los 2.000 euros de descuento de promoción de lanzamiento más los 1.591 euros que se descuentan por financiar y que añade 5 años de mantenimiento gratuito. La versión de volumen, el MX-5 RF 2.0 184 CV con cambio manual y acabado Zenith, cuesta 32.820 euros pero aplicando los mismos descuentos del anterior el precio se queda en 29.229. Mientras que para la versión más equipada, el 2.0 de 184 CV con cambio manual y acabado Zenith Nappa Safety, el precio con la máxima promoción se queda en 30.129 euros, con la mejor relación potencia-equipamiento-precio del mercado.

Artículos recomendados

Noticias relacionadas

Vídeos relacionados

Sigue Motor16