Conducimos el nuevo Jeep Renegade. Estrena motores
LLEGA EN SEPTIEMBRE

Conducimos el nuevo Jeep Renegade. Estrena motores

Junto a ligeros retoques de diseño, los Jeep Renegade gama 2019 incorporan una nueva generación de brillantes motores de gasolina de tres y cuatro cilindros, así como ciertas mejoras en los diésel.

Alberto Mallo

Alberto Mallo

22 de Junio 2018 14:12

Comparte este artículo: 43 5

La aparición de un nuevo motor suele ser un acontecimiento en el panorama automovilístico, pero en el caso del Jeep Renegade 2019 -a la venta en septiembre de este año- el evento es doble, y doble es la buena impresión que causan sus nuevos 1.0 GSE T3 y 1.3 GSE T4 de gasolina.

Según María Grazia Lisbona, máxima responsable de motores de Fiat Chrysler Automobiles (FCA) para Europa, Oriente Medio y África, los recién llegados "establecen un punto de referencia para los pequeños motores de gasolina en todo el mundo". Entregan 120 CV de potencia y 19,4 mkg de par máximo en el caso del 1.0 de tres cilindros, y 150 ó 180 CV, y 27,5 mkg, el 1.3 de cuatro cilindros. Ligeros, de elevado rendimiento, bajas emisiones y brillante respuesta... tienen lo necesario para dar a estos Jeep argumentos convincentes frente a sus competidores.

Pero entremos en detalles. Hace año y medio, Fiat Brasil dio a conocer unos motores 1.0 y 1.3, bautizados Firefly y destinados al mercado local. Tienen una conexión con los recién presentados: su cilindrada unitaria de 333 centímetros cúbicos. Lo demás es diferente en los GSE T3 y T4: cuatro válvulas por cilindro, distribución monoárbol MultiAir III de tercera generación, turbo e inyección directa; incluso el bloque motor -de aluminio- es otro, acorde a cargas de trabajo más exigentes.

Bajo consumo y respeto medioambiental

Aparte de estas características básicas, la nueva familia GSE destaca por: cigüeñal desalineado respecto al eje de cilindros -menores rozamientos internos-; construcción ligera -el 1.3 pesa 93 kilos-; intercooler aire/agua -sobrealimentación más eficiente-; respeto medioambiental a la última -cumplen con la futura norma Euro 6D-; bajo consumo -anuncian hasta un 20 por ciento menos que las actuales mecánicas de gasolina- y prestaciones más elevadas. En la práctica, son motores exentos de vibraciones, de buena aceleración y sin tiempo muerto de respuesta del turbo, que mueven bien al Renegade: con mucha soltura el de 120 CV y con brillantez el de 150 CV.

Los nuevos motores GSE T3 y T4 -que se producen en Bielsko Biala, Polonia, junto a los 0.9 TwinAir y 1.3 Multijet- irán sustituyendo progresivamente a algunos Fire y e.torQ. También se emplearán en marcas como Fiat, siendo presumiblemente el 500 X el primero en llevarlos.

Por su parte, las versiones diésel Multijet II del Jeep Renegade han evolucionado; para aminorar las emisiones, incorporan Reducción Catalítica Selectiva (SCR) con inyección de AdBlue. Sin embargo, su mayor inconveniente es un peso total que no baja de los 1.400 kilos.

Ligeros retoques en el diseño

La gama Renegade 2019 se distingue por su nuevo frontal, con una parrilla levemente retocada al estilo Wrangler. Destacan los nuevos faros de LED con un módulo único para luz de cruce y carretera, disponibles en opción sobre los dos niveles más altos de los cuatro existentes: Sport, Longitude, Limited y Trailhawk. En los pilotos traseros, la X de su interior es menos pronunciada. Hay nuevas llantas de 19 pulgadas, conectividad Uconnect de cuarta generación y consola central renovada, amén de todo tipo de equipamientos de seguridad.

La nueva gama 2019 se pone a la venta a partir del próximo mes de septiembre. Los precios no se han fijado, pero deberían ser parecidos a los de la gama 2018, empezando en unos 22.000 euros la versión de gasolina de 120 CV.

Electrificación a la vista y 'mini-Jeep'

Recién renovada su actual gama total o parcialmente, Jeep encara el futuro con la confianza de ser la marca de volumen "mimada" de Fiat Chrysler Automobiles (FCA). No en vano se beneficiará de una buena parte de los 45.000 millones de euros de inversiones previstos por el grupo para el periodo 2018-2022. De hecho, en los próximos cinco años Jeep pasará de cubrir el 80 por ciento del mercado al 100 por ciento, entrando a competir en tres nuevos segmentos con tres modelos inéditos.

Son estos:

-Jeep mini SUV. Posicionado entre los segmentos A/B, será más pequeño que el Renegade (segmento B), con 4 metros de longitud. Podría aparecer en 2022.

-Jeep Grand Wagoneer. Será el buque insignia de la gama, un vehículo de mayor tamaño que el Grand Cherokee.

-Jeep pick-up. Llegará a la categoría de mayor demanda en EEUU, los 'trucks' del segmento D, con un tamaño aproximado al de un Cherokee.

En total, Jeep prevé dos lanzamientos al año durante este periodo en Europa, habiendo anunciado entre ellos los siguientes: Jeep Renegade de nueva generación, Compass 'restyling', Cherokee de nueva generación, Jeep Segmento D con tres filas de asientos, Grand Cherokee y Grand Cherokee con tres filas de asientos. Los Jeep Wrangler de nueva generación, recién presentados, y Grand Commander no cambiarán.

La electrificación será el otro gran capítulo en el que se centrará Jeep. Al término de 2022 ofrecerá ya diez modelos con motorización híbrida enchufable (PHEV) y cuatro con motor únicamente eléctrico (BEV); es decir, toda la gama podrá disponer de algún tipo de electrificación y abandonará los motores diésel. Asimismo, a partir de 2021 lanzará modelos de conducción autónoma de Nivel 3.

Artículos recomendados

Sigue Motor16
Salon