Conducimos el Lexus ES 300h. Fiabilidad y ecología
TECNOLOGÍA HÍBRIDA

Conducimos el Lexus ES 300h. Fiabilidad y ecología

Espacioso, elegante y ecológico, así es el nuevo Lexus ES 300h que la marca japonesa comienza a vender en Europa. Una berlina de estilo clásico y avanzada tecnología que ya hemos conducido.

Andrés Mas

Andrés Mas Twitter

21 de Enero 2019 21:00

Comparte este artículo: 0 15

Uno de los 10 vehículos más fiables en los EEUU es el Lexus ES que ahora se comienza a vender en España. Pero es que la generación que llega ahora a nuestra país es la séptima de un modelo que a lo largo de su historia ha vendido al otro lado del charco más de 2,3 millones de unidades. Se trata de una berlina híbrida de casi cinco metros de largo, con una distancia entre ejes de 2.870 mm y un interior muy espacioso, que se vende desde ya en España por un precio que parte de los 45.000 euros, un precio muy competitivo si tenemos en cuenta sus características híbridas, su calidad, su exclusividad y su etiqueta ECO. A diferencia de los LC y LS que parten de una plataforma muy diferente con tracción trasera, el ES 300h es un tracción delantera cuyo punto de partida fue la nueva plataforma GA-K, un chasis excepcionalmente rígido que recurre al uso de acero de alta resistencia de diferentes grados, para lograr una reducción de peso clave respecto a la generación anterior, y otras mejoras, como un nuevo diseño de la suspensión trasera multibrazo, una dirección asistida eléctrica montada en bastidor y un refuerzo en V detrás del asiento trasero, que proporcionaron a los ingenieros los mimbres necesarios para dotar al nuevo Lexus ES 300h de una precisión que se aprecia desde que se recorren los primeros metros con el coche.

La batería de níquel-hidruro metálico que impulsa el motor eléctrico del ES 300h se ha trasladado desde el maletero, donde estaba situada en el modelo anterior, hasta debajo del asiento trasero gracias a una reducción de 120 mm en la altura de la batería y la adopción de un sistema de refrigeración más compacto. Pero lejos de pensar que se ha sacrificado la cota de altura para la cabeza en las plazas traseras, un ocupante de 1,86 metros sentado en posición erguida deja su cabeza todavía a varios centímetros del techo, lo que es casi un milagro si además tenemos en cuenta la silueta medio Coupé de la berlina. Y si tenemos que valorar el espacio para las piernas en las plazas traseras, este es soberbio sea cual sea el tamaño de los ocupantes.

Un comportamiento de eficacia sorprendente

En total, la batería es un 10 por ciento más compacta, lo que no solo libera espacio en el maletero, sino que también mejora la distribución del peso entre los ejes, lo que a su vez mejora el comportamiento. Y es verdad que forzando el ritmo por carreteras sinuosas, la berlina japonesa muestra una eficacia sorprendente en un modelo de esta envergadura y peso, y a veces el eje trasero da señales de vida con algún ligero e inofensivo latigazo que otro disimulando su condición de tracción delantera y evitando la tan desagradable sensación que transmite un coche muy subvirador, carácter que exhiben muchos tracción delantera potentes y pesados. Pero si el reparto de pesos y la rigidez del chasis son claves para lograr la máxima precisión en la trazada, no lo es menos el trabajo que realizan los nuevos amortiguadores de válvula oscilante, que cuentan con una válvula de velocidad ultralenta que garantiza la amortiguación más adecuada cuando se detecta cualquier mínimo movimiento en las ruedas y la suspensión del vehículo. Lexus asegura que se trata de una novedad mundial y la analizaremos más en profundidad cuando podamos probar el coche a fondo, aunque las primeras impresiones son magníficas ya que el ES 300h es cómodo cuando tiene que serlo y firme y eficaz cuando se le exige más agarre.

El motor de gasolina, un cuatro cilindros de 2,5 litros de cilindrada y 178 CV de potencia, es totalmente nuevo e incorpora una tecnología de combustión rápida que lo convierte en el propulsor con la mayor eficiencia térmica de un vehículo de producción (alcanza el 41 por ciento con una potencia específica del máximo nivel). Además se combina con otro motor, en este caso eléctrico, cuya potencia de 120 caballos permite anunciar una cifra conjunta total de 218 CV. Además, el sistema de control híbrido ahora se ha rediseñado para ofrecer mayor sensación de aceleración lineal entre la velocidad del motor y la velocidad del vehículo, a fin de reducir la desagradable sensación comúnmente asociada con los cambios de variador que montan muchos modelos híbridos. Si se activa el modo de conducción Sport, se mejora aún más la aceleración al aumentar el par a velocidades más bajas, mientras que las levas de cambio, de tamaño y posición muy adecuados, se pueden usar para activar seis velocidades simuladas y obtener un control puntual de cada situación. Y el objetivo se ha conseguido a medias ya que aunque la insonorización del coche y el modo Sport lo disimulan bastante, el variador sigue haciendo de las suyas y se convierte en la pega más importante de un modelo que casi todo lo demás lo hace bien.

Y ya que hemos hablado de la tecla Sport, todas las versiones del nuevo Lexus ES 300h ofrecen un sistema de selección del modo de conducción. Los modelos que no llevan AVS (Suspensión Variable Adaptativa) ofrecen modos Eco, Normal y Sport, mientras que los vehículos equipados con AVS, sustituyen el modo Sport por el Sport S, y agregan los modos Sport S+ y Custom. En el modo Eco, se da prioridad al consumo de combustible, reduciendo la respuesta del motor al acelerador y suprimiendo el uso del sistema de climatización. En los vehículos que no llevan AVS, el modo Sport incrementa la respuesta del acelerador, modifica el programa de cambio de transmisión y altera la asistencia a la dirección para aumentar el control, mientras que los vehículos equipados con AVS solo modifican los ajustes de aceleración y transmisión cuando el vehículo se encuentra en el modo Sport S.

Para una conducción más deportiva, el modo Sport S+ ajusta los parámetros del acelerador, la transmisión y la dirección, junto con los amortiguadores adaptativos. En el modo Custom, el conductor puede elegir tres programas de motor y transmisión (Eco, Normal y Sport), dos programas de dirección y suspensión (Normal y Sport) y dos programas de climatización (Eco y Normal).

Brilla en consumo

En ciclo WLTP el ES 300h ha homologado un consumo de 5,3 l/100 km, una cifra excelente en condiciones óptimas. Sin embargo la berlina japonesa no es ajena a los resultados de todos los híbridos no enchufables que gastan realmente poco en ciudad y a velocidades mantenidas por carretera o autopista, pero que disparan sus cifras de gasto en cuanto se conduce menos relajado o se le saca más partido al motor y se apuran las marchas en modos que no sean el ECO. De hecho, en nuestro recorrido más revirado de la toma de contacto el ordenador del coche marcaba cifras superiores a los 11 l/100 km con bastante facilidad.

El equipamiento del Lexus ES 300h incluso desde la versión de acceso que cuesta 45.000 euros, es muy completo e incluye elementos que suelen ser opcionales en los rivales, como los faros Full LED, el control de crucero adaptativo, techo solar, tapicería de cuero, o los asientos eléctricos entre otros. Eso sí, la etiqueta ECO es una de las ventajas clave de este modelo magnífica alternativa a las berlinas Premium alemanas líderes del mercado.

Artículos recomendados

Noticias relacionadas

Vídeos relacionados

Sigue Motor16