Conducimos el Fiat 500X Sport. El superventas saca músculo
ESTILO DEPORTIVO Y MOTORES HASTA 150 CV

Conducimos el Fiat 500X Sport. El superventas saca músculo

Más deportividad para el 500X de Fiat, el SUV italiano que apuesta por una imagen más deportiva y por una gama de motores con toques picantes.

Andrés Mas

Andrés Mas Twitter

12 de Octubre 2019 21:00

Comparte este artículo: 0 3

Desde su lanzamiento en 2014, el Fiat 500X se vende ya en más de 100 países del mundo, el 70 por ciento de las ventas son clientes de conquista que nunca habían tenido un Fiat y, además, en lo que va de 2019 el 500X crece en España un 13 por ciento en el canal privado, cifras que sitúan al pequeño SUV italiano en una posición privilegiada en el mercado. Y ahora, en respuesta al éxito que están teniendo en Europa los todocamino del segmento C de corte deportivo y menos de 150 CV de potencia (se están vendiendo 500.000 coches al año), Fiat lanza el 500X Sport, un todocamino urbano que aunque no quiere ser un modelo rácing, mantiene el ADN del 500X aportando un toque estético picante y una dinámica muy mejorada.

El exterior del 500X Sport se distingue enseguida gracias a sus nuevos paragolpes, al color específico Rojo Seduzzione, a las inserciones en color titanio, a los faldones, pasos de ruedas, difusor, al doble escape cromado... Y en el interior continúa el despliegue de exclusivas aportaciones, como el tono oscuro de la cobertura del techo y de los pilares A, la pantalla TFT específica del cuadro de instrumentos y sus elementos color rojo, el pomo del cambio de aluminio, el volante de corte deportivo de tecnopiel o el salpicadero en gris. Con sobreprecio el 500X Sport se puede equipar con tapicería de tejido Alcántara para el volante y la cubierta del cuadro de instrumentos, con costuras rojas realizadas a mano. El interior se completa con nuevos asientos en tela negra con aplicaciones de vinilo y logo "500" gris, marco de vinilo negro y costuras especiales en gris y rojo

Hasta 150 caballos de potencia

Y a nivel mecánico, el nuevo 500X Sport puede moverse gracias a parte de los motores de la gama, combinados con la tracción delantera. En concreto, hay dos motores de gasolina FireFly Turbo disponibles: un 1.0 de 120 CV y caja de cambios manual de seis velocidades, y un 1.3 de 150 CV y cambio automático de doble embrague DCT de seis velocidades (las levas en el volante son opcionales con un coste de 200 euros). El 500X Sport también se podrá elegir con el turbodiésel MultiJet: un 1.6 de 120 CV y cambio automático de doble embrague DCT de seis velocidades.

El nuevo 500X Sport, que mantiene una elevada calidad de acabado y trasmite una gran solidez, incorpora innovaciones técnicas de calado con el objetivo de potenciar su dinámica. En concreto, se ha reducido 13 mm la altura libre al suelo en comparación con las versiones Urban y Cross, y opcionalmente se ofrecen unos neumáticos de 225/40 R19 y llantas de 19 pulgadas. Además, asociado al motor más potente de la gama, el 1.3 FireFly Turbo de 150 CV ya comentado, se ha recalibrado la asistencia de la dirección para permitir una respuesta más precisa y directa y se han ajustado muelles y amortiguadores en las cuatro ruedas, utilizando la tecnología FSD (Amortiguación de frecuencia selectiva). Si añadimos los neumáticos 225/40 R19 (con un coste de 300 euros y en nuestro modelo de pruebas unas Dunlop SportMaxx), el 500X Sport 1.3 FireFly de 150 CV y cambio DCT logra un aumento del 8 % en la aceleración lateral, en comparación con el 500X Cross con motor equivalente y neumáticos de 18 pulgadas.

Comportamiento mejorado

Al volante, los nuevos tarados de suspensión mejoran el agarre al entrar en las curvas, y aunque enseguida se aprecia un aplomo claramente mejorado, menores derivas ocasionadas por el bajo perfil del neumático y mucha más precisión de guiado, la marca pone cifras a estas ganancias y asegura que el subviraje se reduce en un 26 % y el sobreviraje, en condiciones extremas, en un 17 %. Lo mejor de todo es que apenas se perjudica la comodidad y la mayor dureza de la suspensión es totalmente asumible y nada incómoda. La dirección ofrece una respuesta solvente y un tacto firme que mejora claramente la sensación de control. Y el motor empuja con rabia y agradece que los 150 caballos estén gestionados por un cambio de doble embrague rápido y suave al mismo tiempo. En 6ª a 120 km/h el motor gira a poco más de 2.500 rpm y llaneando a esa velocidad hemos medido consumos de entre 6,5 y 7,0 l/100 km.

Como ya ocurre en el 500 X, esta nueva versión Sport cuenta con un equipamiento tecnológico interesante con un arsenal de ayudas a la conducción como el Reconocimiento de señales de tráfico, el Aviso de velocidad, y Aviso de salida de carril, el sistema automático para no salirse del carril. También son de serie el sistema Uconnect de 7 pulgadas con navegador, preparación para Apple CarPlay y compatible con Android Auto, el climatizador automático bizona, faros Full LED, sensores de lluvia y luces, sensor de aparcamiento trasero y el Control de crucero con limitador de velocidad. El equipamiento se completa con los sensores de aparcamiento traseros y el freno de estacionamiento eléctrico.

Los precios del nuevo Fiat 500X Sport parten de los 23.950 euros de la versión 1.0 de 120 caballos, aunque si el comprador se acoge a todas las compañas y además financia, esa cantidad se reduce hasta los 17.200 euros (139 euros al mes) con la particularidad de ofrecer en ese caso una garantía sin cargo adicional de nada menos que 10 años con asistencia en carretera. La versión más deportiva con el motor 1.3 de 150 CV y cambio DCT, cuesta 26.950 euros. Y el 500X Sport diésel de 120 CV, cuesta 28.550 euros, en ambos casos sin aplicar los descuentos.

Artículos recomendados

Noticias relacionadas

Vídeos relacionados

Sigue Motor16