Conducimos el Cupra Ateca 2.0 TSI 4Drive DSG. Espectacularmente único
300 caballos

Conducimos el Cupra Ateca 2.0 TSI 4Drive DSG. Espectacularmente único

El segmento generalista de SUV no tiene nada parecido al nuevo Cupra Ateca, un Todocamino de 300 caballos que combina lo mejor de varios segmentos. Y por relación precio-prestaciones, pone en aprietos a más de un SUV premium.

Andrés Mas

Andrés Mas Twitter

16 de Octubre 2018 21:00

Comparte este artículo: 0 2

No es la primera vez que vemos un SUV de corte deportivo. La lista es inmensa y las marcas muy numerosas... pero siempre de categoría Premium: Alfa Romeo, Porsche, Mercedes, Audi, BMW, Lamborghini, Jaguar o Maserati. Prácticamente todas hace tiempo que vienen demostrando que una carrocería alta y familiar no tiene por qué estar reñida con muchos caballos, un tacto deportivo y unas prestaciones que dejarían de piedra a muchos deportivos de raza. Pero pocas veces, por no decir ninguna, un fabricante generalista (aunque Cupra podríamos considerarla una marca a medio camino entre generalista y premium) se había atrevido a lanzar un todocamino de 300 caballos con todo lo que lleva aparejado.

Cupra, la división deportiva de Seat, iniciando camino ya como marca independiente, se ha atrevido con el Ateca y el resultado es simplemente espectacular y único. Y lo es no porque el Cupra Ateca corra mucho, que lo hace, cumpliendo a rajatabla con lo que se espera de un "aparato" de este nivel de potencia. El Cupra es impresionante por la manera de entregar el par, por la forma en que el coche se amolda a cada situación gracias a sus seis diferentes modos de conducción, por la puesta a punto de su chasis y porque los ingenieros han logrado que el primer modelo Cupra sea un coche utilizable a diario y sirva para casi todo, desde llevar a los niños al colegio hasta rodar en un circuito, pasando por ir a trabajar, de fiesta, de viaje o de tramos.

Una mecánica brillante

El Cupra Ateca esconde bajo su capó uno de los motores más brillantes y eficaces del Grupo VW y del mercado, y sus 300 caballos, ahora con un nuevo filtro de partículas que le permite adaptarse a la nueva normativa, le catapultan consiguiendo aceleraciones de vértigo siempre mediante un cambio automático de doble embrague y siete marchas DSG que no deja de sorprender por su rapidez y lo bien que gestiona el par y la potencia de esta bestia parda. Un cambio que se ha modificado de forma específica para este modelo con el objetivo de mantener el rendimiento pero reduciendo el consumo.

En concreto el SUV más marchoso de su segmento anuncia una aceleración de 0 a 100 km/h de 5,2 segundos, nada menos que cuatro décimas menos de lo que acelera el Seat León Cupra R con 300 caballos y 200 kilogramos menos de peso. Está claro que la tracción total del Cupra Ateca- delantera en el León- es capaz de administrar mejor el par y la potencia de este y de cualquier deportivo de un nivel similar. Y el consumo medio de 7,4 l/100 km (puede superar los 10 l/100 km si nos ponemos a conducir en modo "al ataque") ya adaptado a la nueva normativa más real, es solo 5 décimas más elevado que el que homologa el Seat León Cupra R.

Se atreve fuera de carretera

Pero además el Cupra Ateca es un Todocamino que permite salir a pistas de tierra o superar una carretera nevada sin inmutarse gracias a su eficaz sistema de tracción total y a sus modos "off road" y "nieve" de serie. En concreto el sistema 4Drive se ha optimizado para combinar un uso fuera del asfalto con unas exigencias diferentes, por ejemplo cuando se selecciona el exclusivo modo Cupra. En este último modo el motor responde con genio y una inmediatez sorprendente acompañado de un sonido deportivo que consigue despertar todo tipo de emociones, todo menos molestar. Y la suspensión adaptativa se ajusta en modo rácing ganando firmeza y "sujetando" mejor el coche en los apoyos. Y la sensación es indescriptible ya que compruebas que la estabilidad del Cupra Ateca parece no tener límites aunque pases cada vez más rápido por una curva. Lo cierto es que la base es magnífica porque recuerdo haber hablado maravillas del Seat Ateca cuando lo probé en la presentación y después cuando lo hemos probado a fondo, comparando su estabilidad, aplomo y comportamiento con el del mejor de los Seat León.

Pero el Cupra Ateca riza el rizo y combina con gran acierto unos modos "Normal" o "ECO" de conducción que anteponen el confort; con los modos "Sport" y "Cupra" en los que parece que conduzcas un León Cupra pero sentado diez centímetros más arriba con todo lo que ello implica en cuanto a visibilidad, anticipación, seguridad y agrado. Y a nivel mecánico este tacto deportivo se ve apoyado por lo mejor de lo mejor. Desde una dirección progresiva que convence desde la primera maniobra, hasta unos frenos que responden siempre y que pueden incluso responder mejor gracias a la opción del sistema Brembo (2.447 euros) de la unidad utilizada en la toma de contacto. El Cupra Ateca está basado en el Seat Ateca por cuanto hablamos de un todocamino con la misma excelente habitabilidad y el mismo generoso maletero de 485 litros.

Apuesta premium

Cupra quiere estar más cerca de las marcas Premium que del resto. Pero a la vez ser una marca competitiva que justifique la inversión de esos 44.900 euros que cuesta. Por eso, al ya elevado nivel de calidad del Ateca comercializado por Seat, se le une en este caso un equipamiento que ha hecho estremecerse a más de un rival Premium cuya lista de opciones suma el equivalente al precio de un GTI compacto. Porque el Cupra Ateca incluye en su equipamiento de serie elementos como el Control Dinámico de Chasis DCC, Selector de modos de conducción con opción de modo Cupra, Faros Full LED, Cuadro de instrumentos digital "Digital Cockpit" de 10,25 pulgadas con el exclusivo modo "Sport View", Navegación Plus con pantalla táctil de 8 pulgadas, Control de descenso y asistente de arranque en pendiente, Cargador inalámbrico, Apertura de portón manos libres, Asistente de aparcamiento automático con cámara de 360º, Climatizador bizona, Freno de estacionamiento eléctrico, Llantas de aleación de 19 pulgadas, Levas en el volante y un amplísimo despliegue de sistema de seguridad y ayudas a la conducción.

Además de la denominada Experiencia Cupra, con exclusivas actividades de la nueva marca. En este sentido, Cupra quiere desmarcarse del resto añadiendo una dosis de exclusividad y una serie de servicios que ayudarán a que el cliente se sienta especial. Así que a la Experiencia Cupra hay que añadirle un paquete de bienvenida: brazalete tipo pulsera y cubrellaves especifico, ambos de fibra de carbono. Y el Cupra Care, que ofrece por 300 euros cinco años de garantía, mantenimiento y servicios de movilidad. Y por 200 euros el seguro a todo riesgo durante el primer año. Además Seat anuncia que habrá importantes descuentos de lanzamiento para un precio final fijado en 44.900 euros.

Artículos recomendados

Noticias relacionadas

Vídeos relacionados

Sigue Motor16