Conducimos el Bentley Continental GT. El coche que le hubiera gustado a 007
VERSIONES COUPÉ Y CABRIO

Conducimos el Bentley Continental GT. El coche que le hubiera gustado a 007

El Bentley Continental GT es mucho más que un coche, es un estilo de vida que la marca británica transmite combinando tradición, tecnología, lujo y deportividad. Está disponible desde 220.000 euros y a James Bond le hubiera gustado conducirlo.

Andrés Mas

Andrés Mas Twitter

28 de Octubre 2015 09:10

Comparte este artículo: 20 0

Aunque casi todos penséis que James Bond ha utilizado toda la vida modelos de Aston Martin para sus persecuciones cinematográficas, lo cierto es que el primer coche de acción empleado en una película de 007 fue un Chevrolet Bel Air Convertible y el segundo un Bentley. Era un Mark IV con teléfono y lo condujo en la película 'Desde Rusia con amor', estrenada en 1963. Es cierto que en 17 de las 24 películas el agente 007 ha conducido alrededor de 18 Aston Martin , pero el Bentley, aunque en las películas no saliese, fue el coche preferido del agente británico -tuvo tres Bentley en el transcurso de 14 novelas-  debido a la admiración de Ian Fleming, el escritor que creó a James Bond,  por esta marca.

Seguro que Bond estaría orgulloso y emocionado de conducir un Continental ahora, sobre todo si se trata del nuevo GT Speed con motor de 12 cilindros en W y 635 caballos con una velocidad máxima de 331 km/h. Y así nos hemos sentido nosotros, aunque no teníamos a nadie que perseguir. Da igual que durante la presentación lloviera a mares, la tracción total y el extraordinario aplomo del coche transmiten seguridad a raudales.

Una aceleración asombrosa...

Da igual que no haya botones secretos para sorprender al enemigo, el estremecedor sonido del motor y la asombrosa aceleración de este coupé, que cubre el 0 a 100 km/h en 4,2 segundos, compensan esa ausencia. Y da igual que sea de gasolina, con doble turbo, con seis litros de cilindrada y que sobre el papel todo apunte a un consumo desorbitado, para el que se compra un Bentley el tema del consumo es la menor de sus preocupaciones, si es que tiene alguna.  Para las versiones no apellidadas Speed, es decir para los GT W12, el emblemático propulsor de doble turbo y seis litros de cilindrada fabricado en Crewe se ha mejorado para aumentar su rendimiento.

En concreto la potencia aumenta de 575 a 590 caballos y el par máximo pasa de 700 Nm a 720 Nm, gracias sobre todo a algunos retoques en la electrónica y una puesta a punto diferente de la distribución variable. Además, esta versión- y no la Speed  de 635 caballos- incluye ahora, para los pocos que el tema del gasto les quite el sueño,  un sistema de desconexión de cilindros que con carga parcial sobre el acelerador es capaz de desconectar seis de sus doce cilindros para reducir el consumo sin sacrificar el refinamiento. Esto permite ahorrar un 5 por ciento hasta alcanzar una cifra de 14 l/100 km de media. Y siempre quedan los GT V8 y GT V8S Coupé y Convertible, que con 507 y 528 caballos respectivamente, consumen poco más de 10 litros de media cada 100 kilómetros.

...Y un comportamiento increíble

Pero sin el consumo como tema principal de conversación, conducir cualquiera de los modelos es una auténtica gozada porque a pesar del peso y la potencia, el deportivo británico se pega al suelo de una forma increíble y transmite seguridad y un placer de conducción solo reservado a unos pocos deportivos en el mundo. El cambio automático ZF de 8 marchas realiza un trabajo que raya la perfección porque aúna rapidez con suavidad. Y la suspensión, cuya dureza se puede regular moviendo un cursor con un dedo en una pantalla táctil, trabaja a medida de cada situación y necesidad.

Pero al margen de las novedades técnicas, la nueva gama Continental estrena paragolpes y unas aletas con aberturas de ventilación en forma de B cromada. El portón del maletero es más aerodinámico, el paragolpes trasero es más ancho y los escapes son de nuevo diseño y permiten diferenciar a los V8 de los V12. Los primeros llevan dos salidas con forma de ocho y los segundos dos salidas ovaladas de gran tamaño. También se añaden tres nuevos colores de pintura denominados Marlin, Camel y Jetscream. El interior rematado a mano del cuatro plazas más potente y rápido del mundo añade en esta nueva gama unos controles completamente nuevos y unas levas de cambio de mayor tamaño- quizá demasiado grandes y demasiado elevadas- y con un tacto óptimo gracias a las estrías. Nuevas esferas y grafía, leds de iluminación interior, nuevos colores de piel y una piel semi-anilina que se convierte en la piel de mayor calidad del mercado de la automoción, incorporación del tejido Alcantara, wifi a bordo para proporcionar conectividad total... cambios que mantienen al Continental GT a un nivel difícil de alcanzar por rivales que ofrecen una gran variedad de ventajas pero no todas juntas bajo un mismo techo.

Artículos recomendados

Sigue Motor16