Conducimos el Audi A4. Vuelve el rey
A LA VENTA DESDE 38.060 EUROS

Conducimos el Audi A4. Vuelve el rey

El Audi A4 vuelve a lo grande con renovados bríos tanto desde el punto de vista de la deportividad, de la eficiencia y de la tecnología. La berlina alemana apuesta por la hibridación ligera para lograr la etiqueta ECO prácticamente en toda su gama.

Comparte este artículo: 0 7

Durante años, el Audi A4 ha sido líder en el segmento de las berlinas en España; y aunque es cierto que este tipo de modelos no viven su mejor momento frente a esa tendencia de 'SUV a toda costa' que nos invade; no por ello en la marca alemana lo han dejado de lado. Eso se ve claramente en este nuevo A4 que acabamos de conducir en Bolzano, en el norte de Italia. No se trata de una nueva generación porque la base es la misma del anterior; pero es tanto el trabajo realizado que casi podría considerarse así.

Porque manteniendo los rasgos, se ve a la perfección que este es un A4 completamente nuevo. Con un estilo más joven y deportivo -sobre todo cuando vemos el S4- pero también con cambios importantes en la parte que no se ve, bajo el capó o en el apartado tecnológico. Son esos apartados los que definen al nuevo Audi A4.

Si nos fijamos en sus formas, vemos una renovada parrilla Single Frame más grande, los nuevos faros de LED de serie o en la vista lateral unos rasgos más musculosos. Son retoques a una línea elegante que consiguen darle más carácter al coche. Un carácter que se afianza con las opciones de acabado disponibles en opción, Advance o S line, o el Black line disponible en la versión Avant. Además, del diseño específico del A4 allroad y el S4.

Nuevo sistema MMI

Más cambios se aprecian en un interior que como es norma en Audi brilla por su calidad de acabado y en el que uno se encuentra inmediatamente como en casa gracias a su elevada funcionalidad y ergonomía. En ese salpicadero diseñado en líneas horizontales la pantalla MMI de 10,1 pulgadas se convierte en el principal elemento. Y en el nuevo sistema pierde uno de sus elementos clásicos, la rueda de control que habitualmente llevaban todos los Audi. Se convierte en una pantalla táctil que cuenta con control de voz o entrada de texto libre para manejar sus funciones. Además el nuevo sistema ofrece la posibilidad de acceder a servicios conectados a través de Audi connect y Audi connect plus, con servicios online como información de tráfico online, y otras funcionalidades más sorprendentes a través de Carto-X, que utiliza la inteligencia conectada de la flota de Audi.

Y siguiendo con la tecnología de comunicación, decir que el nuevo Audi A4 puede contar con el Audi Virtual Cockpit con pantalla de 12,3 pulgadas, que convierte el cuadro de instrumentos en un panel de control totalmente digital. Eso, sumado al Head Up Display, pone a la vista del conductor toda la información relevante sobre el trayecto.

Hay más tecnología en los sistemas de ayuda a la conducción que incorpora, como el control de crucero adaptativo con función Stop&Go para mantener la distancia; un dispositivo que junto al asistente predictivo de eficiencia puede frenar o poner en marcha el coche aunque no haya ningún vehículo delante.

Mild Hybrid para la etiqueta ECO

Pero desde el punto de vista de la movilidad, lo más importante está bajo el capó, pues el nuevo Audi A4 incorpora la gama de motores más avanzada de la historia de este modelo. Y no solo desde el punto de vista del rendimiento; sino también desde el prisma de la eficiencia. Porque de los seis motores que aparecen en la gama de arranque del nuevo Audi A4, cinco cuentan con tecnología Mild Hybrid que garantizan la etiqueta ECO de la DGT. Los motores oscilan entre los 136 caballos del 30 TDI y los 347 del S4 con motor diesel y la nueva tecnología que incorpora un compresor eléctrico que hace instantánea la reacción del S4.

Entre medias, en gasolina, versiones de 150, 190 y 245 caballos. Y en diesel, el mencionado de 136 caballos como punto de partida, los 163 caballos del 35 TDI y los 190 del 40 TDI, preludio de los 347 del S4. El cambio puede ser manual, de seis velocidades y automático, con caja de siete velocidades S tronic y ocho marchas con tecnología tiptronic. Y la tracción, delantera o quattro. Elementos que componen un coctel de lo más apetecible.

Y lo que sobre el papel es apetecible, en el asfalto aún nos gusta más. La marca alemana nos cita en Bolzano, norte de Italia, en la zona sur de los Alpes. Ahí, a nuestra disposición está toda la gama del nuevo Audi A4. Empezamos por lo máximo, pues el primero que cae en nuestras manos es el S4, con carrocería familiar. Inmediatamente nos sentimos como si lo hubiéramos conducido toda la vida. Los mandos están en su sitio -tenemos que pensar para no tratar de mover la pantalla con la ruedecita, pero rápido se soluciona-. Empuje imponente con la respuesta inmediata del motor diesel gracia al compresor eléctrico. Dirección, frenos y suspensiones están a la altura de lo que se espera de un modelo con el apellido S y 347 caballos escondidos bajo el capó. Un modelo poderoso pero dócil para utilizar cada día. Y con la tracción total como guinda para coronar la versión más dinámica.

Allroad, más aventurero de espíritu

Después cambiamos de tercio y nos pasamos a la carrocería sedán con un motor TDI de 190 caballos, posiblemente el motor que mejor casa con el nuevo A4. También cuenta con cambio automático y se muestra como un excelente rodador. Pierde carácter respecto al S4, pero es una berlina de esas que sirven para todo; para circular a toda pastilla y también para ofrecer consumos sorprendentes si somos cuidadosos con el acelerador. El más potente de los diesel -S4 aparte- es un modelo con maneras de gran berlina.

Y finalizamos con el A4 allroad, con motor de gasolina de 245 caballos y tracción total. También con cambio automático, realmente no encontramos motivos que nos inclinen hacia este modelo en lugar de un A4 Avant normal. Porque un A4 cualquiera va tan bien que no vemos necesario decantarse por una versión todocamino que lo único que ofrece es una estética un poco más aventurera y una mayor altura al suelo. Pero si queremos tener un modelo que se acerque más a los cánones de lo que triunfa ahora, este allroad es una magnífica opción; posiblemente mucho mejor en términos de eficiencia que decantarnos por un Audi Q5 más pesado y gastón por su peor aerodinámica. Y como sus hermanos es una garantía de dinamismo por su aplomo, nobleza y confort.

Tras la prueba, realmente nos parece difícil decidirnos por un A4. Ser el elegido durante años hace que la fórmula de Audi esté tan bien calibrada que cualquiera de los A4 que conduzcamos sea capaz de colmarnos de satisfacción. Y cualquiera de ellos lo hará; mucho más que los SUV que la marca alemana -y sus rivales- pongan en el mercado. Pero ya se sabe que es complicado ir contra la corriente. Y ahora mismo esa corriente nos lleva a elegir un todocamino, SUV, crossover o como queramos llamarlo. Pero si decidimos no seguir la tendencia, el nuevo A4 está disponible para ofrecernos su mejor versión de toda la historia.

Y desde este próximo otoño se va a poder disfrutar, pues la marca alemana ha abierto los pedidos del nuevo A4 con unos precios que parten de los 38.060 euros para el Audi A4 35 TFSI con cambio manual y si optamos por el cambio automático S tronic, el precio es de 40.660 euros. En cuanto al Audi A4 allroad sus precios parten de los 55.310 euros. Y para conocer el precio del S4 aún habrá que esperar un poco... Pero valdrá la pena hacerlo.

Artículos recomendados

Noticias relacionadas

Vídeos relacionados

Sigue Motor16