jueves, 7 julio 2022

Cómo puede el renting ayudar a gestionar el proceso de cambio en la automoción

Las empresas siguen precisando movilidad y quieren que esta sea lo más limpia y sostenible posible, porque están en juego su prestigio y sus políticas de RSC. ARVAL ha mostrado a los medios de comunicación el libro blanco en el que analiza como están repercutiendo los actuales problemas y tendencias macroeconómicos sobre la actividad del renting y el proceso de transición de la movilidad basada en los propulsores térmico de combustión de carbono a los propulsores eléctricos.

Acompañar al cliente para la toma de decisiones

A través de su división ARVAL Consulting, la operadora de renting del Grupo BNP Paribas trata con ello de asesorar a sus clientes en la búsqueda de las mejores soluciones de movilidad para cada servicio o trabajador de la empresa,fijándose más que en el valor en sí de las cuotas de la operación de renting, en el coste total operativo de cada vehículo que la empresa incorpora a su flota corporativa. “De esta manera es como las empresas consiguen verdaderos ahorros en una operación de renting. El valor de las cuotas puede ser muy bajo, pero si los costes operativos de la misma son muy superiores a lo normal la operación de alquiler puede ser contraria a los intereses de la flota corporativa de la empresa y alterar sus presupuestos“, comentó Manuel Orejas, director de Comunicación de ARVAL España durante la presentación del libro blanco en el que la operadora analiza como la actual coyuntura que vive el sector del automóvil español está afectando al renting y la movilidad, y las soluciones que el renting puede aportar.

La escasez de microchips altera el mercado

“Tras la situación de dificultad causada por el COVID-19, el sector afronta de nuevo una serie de desafíos y situaciones impredecibles“, comentaba en el mismo evento Eduardo Lahoz, responsable de Arval Consulting España, para quien “desde luego, la escasez de microchips es la más evidente” de todas ellas.

Para Lahoz, estos desafíos y la situación que están provocando en el mercado actualmente propician “las circunstancias oportunas para acelerar la electrificación en las flotas al tiempo que permiten que podamos reducir costes“. En ARVAL Consulting “acompañamos a nuestros clientes a retomar el control en la gestión de las flotas, compensando los retrasos en las entregas y abordando los cambios de mayor calado” que se están produciendo al mismo tiempo en el sector, comentaba el director de ARVAL Consulting.

Buscar soluciones

La crisis provocada por los microchips y las actuales tensiones que el mercado del automóvil sufre tanto en España como a escala internacional (no en vano es un sector altamente globalizado) están provocando importantes demoras en las entregas de los vehículos así como fuertes alzas en los preciostanto a la hora de comprar los coches, como en los distintos servicios de movilidadque ofrecen alquiladoras y operadoras de renting.

“Esta situación va a perdurar durante algún tiempo y probablemente no se normalice del todo hasta bien entrado el año 2023“, comentaba el director de Comunicación de ARVAL. Una situación que sin duda va a influir forzosamente en la labor de los gestores de flotas,especialmente en aquellos que tengan que afrontar la renovación de las mismas en estos próximos meses.

“Transformar la necesidad en oportunidad”

Como solución, el libro blanco de ARVAL propone a los gestores de flota variar su enfoque y “hacer que la necesidad se transforme en oportunidad”, indicaba Manuel Orejas. Así, para hacer frente a los actuales desafíos que la coyuntura del mercado plantea, ARVALdestaca una serie de factores clave que pueden ayudar a solventar la situación:

Anticiparse a los retrasos en las entregas a la hora de renovar la flota para compensar los largos plazos de entrega (que se han incrementado en más de 150 días de media). ARVAL también permite a sus clientes ampliar bien sus contratos, bien los límites de kilometraje de los vehículos para garantizar que dispondrán de coches cuando estos finalicen, pues de lo contrario su movilidad se puede ver seriamente afectada.

  • Ocasión para avanzar la electrificación de la flota

Igualmente, ARVAL considera que es el momento oportuno para avanzar en la transición eléctrica de la flota, dado que en el momento actual los vehículos 100 por cien eléctricos tienen una mayor disponibilidad que los tradicionales (han reducido sus plazos de entrega un 20 por ciento mientras que los híbridos lo aumentaron en igual porcentaje y los diesel y gasolina lo hicieron en un 60 por ciento)

Ampliar el espectro de elección del modelo, abriendo la posibilidad a incorporar modelos de distintos fabricantes a los habituales. Los gestores de flota deben explorar distintas opciones, independientemente del modelo o la marca. No sólo podrán acortar los plazos de entrega de sus nuevos coches, también incluso reducir los TCOs de su flota.

Para ello, ARVAL Consulting es una herramienta adecuada, puesto que sus asesores analizan las necesidades de la flota y recomiendan las opciones más adecuadas en función de la disponibilidad de vehículos existentesen cada fabricante del mercado, del presupuesto de los clientes, de los objetivos RSC de la empresa y de las expectativas de los empleados con respecto a sus futuros vehículos.

  • Minimizar TCOs

Minimizar los costes del TCO de los vehículos gracias a la monitorización de los costes de propiedad que ARVAL propone. Esto se logra no solo con un control exhaustivo de los costos, también revisando la duración de los contratos, los límites marcados para los kilometrajes o recurriendo a otras modalidades de alquiler a medio y largo plazo, como pueden ser el renting flexible o el alquiler de vehículos de ocasión.

Y, finalmente, aplicar soluciones conectadas para mejorar la gestión de las flotas. Las nuevas herramientas telemáticas que los operadores de renting ofrecen ayudan a determinar con una mayor precisión las necesidades reales que las flotas han de cubrir con los vehículos que incorporan, por ejemplo en términos de motorizaciones y de movilidad sostenible o referentes a su aportación al cálculo de la huella de carbono de la empresa.

Además, herramientas como la telemetría también pueden ayudar a reducir los accidentes, elevando con ello los rátios de seguridad de la flota y reduciendo notablemente los costes de mantenimiento y reparación.