jueves, 11 agosto 2022

Cómo mirar el aceite de un coche de forma correcta

Sin duda, el aceite es un elemento esencial para el rendimiento óptimo del motor de un vehículo. Ya que, es el encargado de lubricar las partes móviles, creando una fina película lubricante para que no friccionen entre sí. También se ocupa de refrigerar la mecánica al disipar el calor que genera en su interior y, no menos importante, limpiarlo de carbonillas u otros contaminantes que puedan generarse. Por ello, es fundamental revisar sus niveles, al menos, una vez al mes. Además, con las altas temperaturas que estamos experimentando y la llegada del verano, con sus largos desplazamientos vacacionales, hace falta que el rodado tenga las medidas de solventes adecuados. Su correcto mantenimiento aportará años de vida al coche y evitará averías. O lo que es lo mismo: le ahorrará dinero.

Entonces, la operación de conservación más sencilla es comprobar de forma rutinaria el nivel del aceite. Es recomendable, como dijimos previamente, chequear el lubricante cada 30 días si se hace un uso normal del coche. En caso de que su utilización sea intensiva, se deberá verificar este apartado periódicamente -hacerlo siempre antes de emprender un viaje largo-. No obstante, si la elevación está por encima del máximo, consulta con un profesional para que extraiga el excedente. En cambio, si está por debajo del mínimo, localiza la tapa de llenado, generalmente de color negro, con una aceitera dibujada y la palabra “OIL”, añade un poco del líquido y comprueba de nuevo. A continuación, en el video verás algunas técnicas que te serán útiles en esta situación.