Consejos para que tus neumáticos duren más
Seguridad y ahorro económico

Consejos para que tus neumáticos duren más

Aumentar la vida útil de los neumáticos es uno de los objetivos que tanto los gestores como los conductores de las flotas de vehículos tienen siempre en mente. Y sí, es posible hacerlo y conseguir importantes ahorros sin necesidad de comprometer la seguridad.

Guillermo López

Guillermo López

17 de Marzo 2021 09:20

Comparte este artículo: 0 0

El mantenimiento de los neumáticos es una labor importante. De los neumáticos de tu vehículo dependen muchas cosas: seguridad, consumos, cuidado del medioambiente, importantes ahorros económicos, evitar averías,... los neumáticos comunican muchas cosas, tanto a través de las sensaciones que el conductor percibe manejando el volante, como cuando los inspecciona visualmente.

Aumentar la vida útil del neumático es posible...

siempre que los hayas cuidado con regularidad y realizado correctamente las labores de mantenimiento que requieren. Conseguir que sus características principales se mantengan más tiempo proporciona interesantes ahorros económicos, pero también significa que habremos circulado con ellos de manera más segura durante todo el tiempo que los estuvimos usando. Y eso se logra vigilando sus presiones, su estado, la conservación adecuada del dibujo de la banda de rodadura.

Mantener las presiones adecuadas mejora el agarre y la tracción del vehículo, pero también reduce notablemente las distancias de frenado y, facilita una mayor estabilidad del coche cuando realizamos alguna maniobra de emergencia pues en caso de fuertes frenadas o bruscos giros de dirección nos permitirán controlar mejor el coche y perderemos menor direccionalidad, lo que nos ayudará a controlar mejor el vehículo en situaciónes de emergencia.

Igualmente habremos conseguido ahorrar combustible, porque unos neumáticos que están bien cuidados en cuanto a presiones y estado se refiere facilitan el desplazamiento del vehículo sobre el asfalto y eso hace que se produzca un menor consumo de combustible o de energía. Y esto redunda igualmente en la sostenibilidad y respeto al medioambiente, pues a menor consumo, menores emisiones y por tanto un mayor respeto por el aire que respiramos. Igualmente, cuanto mayor número de kilómetros realicemos con un mismo juego de neumáticos en buen estado, menor cantidad de neumáticos utilizará nuestro coche durante su vida útil y menores cambios tendremos que hacer, lo que ayudara a contaminar menos con los neumáticos desechados.

Pero no siempre es fácil estirar la vida de los neumáticos de un vehículo. Para conseguirlo, los fabricantes aportan su experiencia en la materia ofreciendo interesantes consejos para ayudar a los conductores y propietarios de los vehículos a obtener el mejor rendimiento y la mayor durabilidad de sus neumáticos. Estos son algunos de ellos:

Comprueba regularmente las presiones

Con el tiempo y el uso, los neumáticos van perdiendo presión. Los cambios climáticos y de los volúmenes de carga en el vehículo y el paso del tiempo van provocando pequeñas micro pérdidas que, acumuladas hacen que los neumáticos se desinflen. Además, estas pérdidas no se producen por igual en todos los neumáticos,esto hace que el coche circule desequilibrado, con los consiguientes peligros añadidos que ello conlleva.

La solución es sencilla. Acostumbrate a realizar pequeñas comprobaciones periódicas del estado de los neumáticos y a controlar las presiones al menos una vez al mes. Piensa que además de perder presión con el tiempo, un inflado deficiente de los mismos los termina dañando, pudiendo incluso provocar importantes y anómalos desgastes que pueden llegar incluso a hacerles reventar mientras circulas con el coche.

Y además de una vez al mes por lo menos, no olvides siempre que vayas a realizar un viaje largo comprobarlos igualmente, así como cuando circules con el vehículo a carga completa. Y, por último, aunque tu coche esté equipado con sistemas de control de la presión (TPMS), sigue comprobando tu mismo las presiones manualmente y adaptándolas a tus gustos y a las necesidades del vehículo y del neumático.

Las presiones correctas para los neumáticos de tu coche las encontrarás en el manual de instrucciones del coche. Igualmente, muchos fabricantes suelen colocar pequeñas placas o pegatinas con indicaciones sobre las presiones, en función del nivel de carga y velocidad del vehículo. Las puedesencontrar bien en la parte interior de la tapa del depósito de combustible, bien en los marcos de las puertas o en los bordes de estas.

Inspecciona la banda de rodadura y los flancos

Controla periódicamente su estado. Comprueba la profundidad del dibujo (los neumáticos llevan testigos en ellas que te indican cuando debes de cambiarlos), que no haya clavos insertos, piedras u otros objetos incrustados en los canales y, sobre todo, vigila la aparición de posibles grietas, abombamientos o desgastes anómalos. Estos son claros indicativos de que algo puede estar mal en la dirección, los frenos o la suspensión del coche.

Si ves algo raro, acude a tu taller para que comprueben qué tipo de problema puede haber generado ese desgaste. La mayoría de las veces suele ser por no haber controlado que circulabas con las presiones adecuadas, pero también puede deberse a cualquier otro problema.

Una simple verificación visual de la banda de rodadura de los neumáticos periódicamente, igual que la presión, garantiza que los neumáticos están en las mejores condiciones.

Rota los neumáticos

Por lo general, los neumáticos instalados en el eje delantero de un vehículo se desgastan de manera diferente a los de la parte trasera. Ello se debe a que habitualmente soportan la mayor carga debido al peso del motor (la gran mayoría de los modelos cuentan con motor delantero) , puesto que no todos los días usas tu vehículo lleno de pasajeros y equipaje. Por esta razón un buen consejo es cambiar su posición del eje delantero al eje trasero y, viceversa. Eso sí, comprueba antes que puedes hacerlo, porque esta solución no es válida en todos los coches , dado que algunos, especialmente los mas potentes, llevan distinta medida de neumáticos en cada uno de los ejes.

¿Cuando rotarlos? Los períodos varían. El mejor indicativo es comprobar las diferencias de desgaste entre ambos ejes y, si ves que este es desigual en la banda de rodadura, proceder a ello. También puedes"sistematizarlo" y hacerlo cada determinado número de km (unos 15 o 20.000 km) .

Eso si, recuerda siempre poner los mejores neumáticos en el eje direccional del vehículo, te ayudará a controlar mejor el coche en caso de problemas

Equilibra y alinea tus neumáticos

Si ves que el desgaste de tus neumáticos es desigual, puede ser que tengas problemas de alineación en los mismos o que se haya caído uno de los plomos que equilibran cada neumático. Una alineación correcta de las ruedas hace que los neumáticos duren más.

Detectar este problema es relativamente sencillo. Si en una recta notas que el coche circula como desplazándose hacia cualquier lado, o que el volante no está centrado cuando conduces en línea recta o que este vibra, son señales inequívocas de que debes revisar tu vehículo acudiendo a un taller especialista. Estos problemas provocan además de una importante merma en el confort de marcha del coche, un desgaste desigual de los neumáticos que, si no se corrige, pondrá en peligro también la efectividad de los mismos.

Mejora tus hábitos de conducción

Mantener buenos hábitos de conducción aumenta la vida útil de tus neumáticos. Un estilo de conducción suave y cuidadoso, evitando las imperfecciones de la carretera, y realizando trazadas limpiasy sin brusquedades beneficiará la duración de los neumáticos y garantizará su mejor rendimiento. Tanto las bruscas aceleraciones como los frenazos o la conducción agresiva sobre baches y grietas dañarán gravemente tus neumáticos.

Busca los adecuados para tu vehículo y el uso que le das

Hay muchos tipos de neumáticos que puedes montar en tu vehículo, pero antes de decidirte por cualquier marca o modelo piensa primero en el tipo de uso que das a tu coche. Analiza si te interesa más agarre, mayor capacidad sobre mojado, si precisas usar neumáticos de invierno durante largas temporadas del año, si sales mucho de la carretera para utilizar caminos y sendas off-road,....

Cada compuesto de un neumático es un firme compromiso entre agarre, durabilidad, precio, capacidad de frenada, resistencia a la rodadura, y muchos otros condicionantes. La diferencia entre un neumático bueno no es sólo su precio. De hecho, hay neumáticos muy buenos a precios muy asequibles y los hay muy caros que no te van a resultar tan buenos montados en tu coche.

Comprar el neumático adecuado para tu coche en medidas, calidad, características y precio no sólo te proporcionará mayor placer al conducir, también te saldrá más económico, pero no sólo por su precio, también por su durabilidad. Un neumático adecuado para el coche puede durar entre un 15 a un 25 por ciento más que uno inadecuado para tu vehículo. Analiza el coste de tus neumáticos por su duración, calidad y por la seguridad que te proporcionan, no por el precio.

En este sentido, la etiqueta que todos los fabricantes de neumáticos tienen la obligación de adjuntar con cada unidad que compras te puede dar todas las pistas que necesitas para acertar con tu compra.

Reciclar o reutilizar

En Europa, cada año, se recogen más de 3 millones de toneladas de neumáticos al final de su vida útil bien para reciclarlos, bien para reutilizarlos. Cuando creas que debes cambiar tus neumáticos asegúrate de deshacerte de los viejos de manera responsable. Por lo general el propio taller donde los cambias los recoge, los analiza y decide si son aptos para ser reutilizados mediante la aplicación de distintas técnicas de recauchutado y disfrutar, por así decirlo, de una segunda vida, o bien tienen que proceder a su reciclaje para garantizar la sostenibilidad.

Cuando los neumáticos se reciclan se llevan a una planta de procesamiento donde se le quitan los hierros que le dan forma y evitan que el neumático desllante. El neumático se tritura y pulveriza para recuperar los distintos materiales que lo componen, materiales que, posteriormente, son reutilizados prácticamente en su totalidad para elaborar nuevos productos (chanclas, suelas para zapatos, ropa,... ) e incluso también carreteras.

Artículos recomendados

Noticias relacionadas

Sigue Motor16
Salon