viernes, 7 octubre 2022

Citroën Xenia. Un prototipo que anticipó el futuro

En 1981, en la portada de la revista corporativa de Citroën, se desvelaba un coche de formas inéditas, extremadamente aerodinámico y con una gran superficie acristalada. Bautizado como Xenia, este concept car fue creado por el Centro de Diseño de Citroën.

Con unas medidas de 4,20 metros de largo y 1,75 metros de ancho, uno de sus aspectos más destacables eran sus dos grandes puertas en ala de gaviota, que permitían que cuatro pasajeros se acomodaran en sendos asientos individuales con un gran nivel de confort.

Motor16

Otro aspecto a destacar era su nivel tecnológico. Anticipando los sistemas que montarían más tarde modelos como el CX o el BX, el Xenia disponía de un ordenador de a bordo que calculaba los consumos, la autonomía y la velocidad media. Además, su salpicadero, diseñado por Michel Harmand, mostraba lo último en tecnología: todas las funciones se podían accionar sin apartar las manos del volante.

Motor16

Con el cambio automático ZF

Este concept car, a medio camino entre una berlina y un break, mostró la gran capacidad de innovación del Centro de Diseño de Citroën. Otra prueba de ello era el cambio automático ZF, que también incorporó el CX y el BX. Su funcionamiento era suave y permitía al conductor utilizar la palanca solo al ponerse en marcha, en las maniobras y a la llegada.