Citroën reivindica las capacidades de su renovada gama SUV con una iniciativa solidaria
Herramientas multiusos

Citroën reivindica las capacidades de su renovada gama SUV con una iniciativa solidaria

Nos ponemos al volante de los Citroën C3 Aircross y C5 Aircross para aprovechar sus capacidades todoterreno y viajar hasta un pueblo de Ávila con el objetivo de reforestar una zona rural en pleno Valle del Alberche.

Álvaro Ruiz

Álvaro Ruiz

13 de Noviembre 2021 22:00

Comparte este artículo: 0 0

Con la renovación del Citroën C3 Aircross hace unos meses, la gama SUV de Citroën vuelve a estar en plena forma, algo crucial para la compañía francesa, puesto que el 30% de sus ventas se corresponden ya con este tipo de vehículos y, después de la pandemia, la demanda ha crecido todavía más, motivada, en parte, por el mayor deseo de escapada de los conductores, que encuentran en el formato todocamino la solución perfecta para cubrir sus trayectos diarios y escapar de la ciudad los fines de semana o en vacaciones.

Esa polivalencia ha convertido al Citroën C3 Aircross y a su hermano mayor, el Citroën C5 Aircross, en dos de los productos estrella de la compañía de los dos chevrones y, para recordarnos de los que son capaces ambos modelos, Citroën nos preparó una actividad especial en pleno campo. Y es que, gracias a las capacidades todocamino de los dos SUV, pudimos llegar hasta una zona localizada en las cercanías de Navaluenga, Ávila, para reforestarla con encinas y pinos.

Esta iniciativa solidaria llevada a cabo por Citroën con la ayuda del municipio de Navaluenga y de empresarios locales devolverá a su estado natural una zona que, durante décadas, se utilizó como vertedero. De paso, esta actividad dejó claras las posibilidades de ambos coches, con los que completamos una ruta que trascurrió por autovía, carreteras secundarias y pistas forestales en muy mal estado.

En todo momento, el C3 Aircross y el C5 Aircross dieron la talla y, sobre todo, demostraron que su punto fuerte es el confort, siempre ayudados por una suspensión que se "traga" todos los baches e irregularidades del terreno, sea cual sea, sin rechistar, así como por los asientos Advanced Confort, que permiten hacer kilometradas sin cansarnos. También ayuda la altura libre al suelo de los dos coches, de 17,5 cm en el caso del C3 Aircross y de 23 cm en el C5 Aircross, con el que también circulamos por un camino embarrado sin problemas gracias al selector de modos Grip Control, con programas específicos para la conducción fuera del asfalto: modo arena, modo barro, modo nieve y modo ESP Off.

Para acudir hasta la zona repoblada escogimos un Citroën C5 Aircross BlueHDi 130 EAT8 con el motor diésel de 130 CV y el cambio automático de ocho relaciones, mientras que a la vuelta nos pusimos al volante de un Citroën C3 Aircross BlueHDi 110, también diésel, pero con 110 CV y con cambio manual. Más allá del confort de marcha que ofrecen ambos modelos, lo más interesante fueron los consumos que logramos, firmando una media de 5,5 l/100 km en el más grande y de apenas 5,1 l/100 km en el C3 Aircross.

Mecánicas diésel, gasolina e híbridas enchufables

Estas dos mecánicas forman parte de una completa gama de motores con alternativas para todas las necesidades. El C3 Aircross está a la venta con dos bloques de gasolina PureTech, el de acceso es un PureTech de 110 CV ligado a un cambio manual de seis relaciones y el gasolina más potente es el PureTech de 130 CV con cambio automático de seis marchas. En diésel, el pequeño de los SUV de Citroën se ofrece con el mencionado BlueHDi de 110 CV y cambio manual que probamos en Ávila y con un BlueHDi de 120 CV ligado a una transmisión automática de seis relaciones.

La oferta en el C5 Aircross es más amplia, con dos diésel, dos gasolina y un híbrido enchufable con etiqueta CERO de la DGT. En gasolina se puede optar por un PureTech de 130 CV con cambio manual de seis marchas o automático de ocho relaciones, mientras que en diésel se ofrece un bloque BlueHDi de 130 CV, también dispñonible con cambio manual de seis marchas o automático EAT8 de ocho. El híbrido enchufable es el Hybrid ë-225, con cambio automático, tracción delantera y una potencia combinada de 225 CV.

El Citroën C3 Aircross, fabricado en la planta de Stellantis de Figueruelas, Zaragoza, está a la venta desde 16.890 euros y el C5 Aircross tiene un precio de partida de 23.290 euros. Ambos incluyen un completo equipamiento en el que destacan los sistemas de asistencia a la conducción y la conectividad, especialmente en el C5 Aircross, que disfruta de tecnologías como la cámara de 360 grados, el control de estabilidad del remolque o el regulador de velocidad adaptativo con función de parada y arranque.

Artículos recomendados

Noticias relacionadas

Vídeos relacionados

Sigue Motor16
Salon