jueves, 6 octubre 2022

Citroën Grip Control. Preparado para la temporada de nieve

Los amantes de la montaña y los deportes de invierno ya se están frotando las manos, ya que las estaciones de esquí han recibido las primeras nevadas. Aprovechando este contexto, Citroën quiere desvelarnos el Grip Control, un sistema de antideslizamiento inteligente que mejora la motricidad en superficies como la nieve, el hielo o el barro.

Presente en algunas versiones del Citroën C3 Aircross, el Citroën C5 Aircross, el Citroën Berlingo y el Citroën SpaceTourer, actúa sobre las ruedas motrices delanteras evitando que el vehículo quede atrapado. Para su control, el conductor puede elegir entre uno de los cinco modos de uso disponibles: Standard, Arena, Barro, Nieve y ESP off.

Motor16

Sus modos

El modo Standard es el que se utiliza en condiciones de carretera normales, cuando no haya problemas de adherencia. Si la cosa se complica, se puede activar el modo Todocamino, que permite circular sin problemas por terrenos deslizantes. Asegura el arranque del vehículo en estas condiciones transfiriendo el máximo par posible a la rueda que más adherencia tenga.

Para una conducción segura en invierno, el modo Nieve adapta de manera instantánea el control de tracción de cada una de las dos ruedas motrices a las condiciones de adherencia existentes. Cuando el coche supera los 50 km/h el sistema pasa automáticamente al modo Standard.

Por otro lado, el modo Arena mantiene el deslizamiento de las dos ruedas motrices simultáneamente para permitir la progresión sobre suelo blando y limitar el riesgo de quedar atrapado en la arena. Funciona hasta los 120 km/h y cambia a modo Standard si se supera esa velocidad.