Citroën C4 Picasso y Grand C4 Picasso. Espacio vital
Al volante

Citroën C4 Picasso y Grand C4 Picasso. Espacio vital

Aunque el segmento todocamino sigue atrayendo a los clientes que compran ese tipo de coches más por moda que por necesidad, el segmento monovolumen aguanta el tipo gracias a modelos como este Citroën C4 Picasso. Se fabrica en España para todo el mundo y acaba de ser renovado.

Andrés Mas

Andrés Mas Twitter

11 de Junio 2017 21:08

Comparte este artículo: 52 0

Los Citroën C4 Picasso y Grand C4 Picasso reciben una actualización que apuesta claramente por la personalización, y a la vez se vuelca en un gran despliegue de tecnología y conectividad. No hay muchos cambios en el apartado mecánico, pero aplaudimos la llegada del propulsor PureTech de tres cilindros y 130 caballos de gasolina asociado al suave y agradable cambio automático EAT6 de convertidor de par, con levas en el volante.

Aunque a simple vista cueste identificar los cambios, los C4 Picasso y Grand C4 Picasso reciben un nuevo frontal rediseñado y común a ambas versiones, en el que cambian paragolpes, faros... Hay nuevos pilotos traseros con efecto 3D, nuevas llantas de aleación de 17 pulgadas con un toque deportivo poco común en este segmento, un techo bitono para el C4 Picasso y tres nuevos colores de la carrocería. En el interior se han diseñado tres ambientes personalizables para elegir, pero la calidad y la magnífica presentación que se respira en el habitáculo desde el ambiente básico Mistral sigue siendo una constante de todos los modelos y niveles de acabado. Los oficiales son Live, Feel, Feel Edition y Shine, y de forma opcional se ofrecen tres ambientes: Wild Blue, Beige Duna y Gris Hype, adaptados a cada personalidad.

Obsesionados con el confort

Citroën convierte a los nuevos C4 Picasso en punta de lanza de su programa 'Citroën Advanced Comfort', y aunque en realidad todavía no estrenan el conjunto de sistemas que la marca prepara para su lanzamiento en un modelo sin determinar, el conjunto de elementos de confort que ofrece el monovolumen francés sí permite que los nuevos modelos formen parte, por derecho propio, de esa nueva filosofía.

Buena muestra de ello son equipamientos como el nuevo portón manos libres -se abre pasando el pie por debajo del paragolpes trasero-, los asientos con masaje o el reposapiés extensible en el asiento del acompañante.

A nivel mecánico, la combinación del motor de gasolina 1.2 de tres cilindros y 130 CV con el cambio automático EAT6 de convertidor de par ofrece unos resultados fantásticos, porque al agrado de un propulsor cuya arquitectura resulta difícil detectar -pues ni suena mal ni vibra- se le une en este caso la suavidad y gran labor de un cambio de 6 marchas dotado de convertidor de par que poco tiene que ver con el 'antipático' cambio automático pilotado de antes. Además se ha conseguido que el consumo sólo aumente respecto al cambio manual en una décima 'de 5,0 a 5,1 l/100 km de media', y que el incremento de precio sea de 1.350 euros, una inversión muy recomendable por el agrado de uso que proporciona y porque las levas de serie en el volante ayudan a personalizar la forma de conducir. Así que la gasolina, en este caso, se convierte en una magnífica alternativa a los diésel para aquel que no haga más de 15.000 kilómetros al año.

La buena noticia final es que los C4 Picasso y Grand C4 Picasso cuestan entre 800 y 1.000 euros menos que la gama anterior, con una oferta en vigor, si se financia con la marca, de 17.700 euros para el C4 Picasso 1.2 PureTech de 110 CV y acabado Live.

La versatilidad interior del Grand C4 Picasso está muy conseguida. Los cinco primeros asientos son del mismo tamaño, y la amplitud de la tercera fila es razonable.La versatilidad interior del Grand C4 Picasso está muy conseguida. Los cinco primeros asientos son del mismo tamaño, y la amplitud de la tercera fila es razonable.

Citroën Grand C4 Picasso. Igual, pero con siete plazas

La gama C4 Picasso sigue contando con una versión de siete plazas, el Grand C4 Picasso, que ofrece más espacio pero comparte las novedades con su hermano pequeño. Y una de ellas es todo lo referente a ayudas a la conducción, con la llegada de asistentes que, de serie o en opción, convierten a los nuevos modelos en referencia entre sus rivales. Porque los nuevos monovolumen pueden llevar Aviso de Cambio Involuntario de Carril, Vigilancia de Ángulo Muerto, Reconocimiento de Señales, Regulador de Velocidad Activo, Control de la Atención del Conductor, Coffee Break Alert, Alerta de Riesgo de Colisión o Active Safety Brake. La versión de siete plazas Grand C4 Picasso tiene un sobreprecio de 1.000 euros frente a la de cinco, y en general los consumos en el Grand C4 Picasso se incrementan sólo unas décimas por el mayor peso.

Artículos recomendados

Noticias relacionadas

Vídeos relacionados

Sigue Motor16