Citroën C4 Cactus Rip Curl. Aventura invernal
Al volante

Citroën C4 Cactus Rip Curl. Aventura invernal

El Citroën C4 Cactus Rip Curl nos muestra la eficacia del sistema Grip Control, esta vez sobre nieve y hielo. Y nos ha vuelto a convencer.

Gregorio Arroyo

Gregorio Arroyo

21 de Octubre 2017 20:48

Comparte este artículo: 32 0

El pasado verano acudimos a la presentación del Citroën C4 Cactus Rip Curl, cuya particularidad reside en la incorporación del sistema Grip Control, un control de tracción evolucionado que gestiona la motricidad de la ruedas delanteras de manera inteligente. En aquella ocasión lo probábamos sobre tierra y arena, y nos convenció por su efectividad.

Ahora hemos tenido ocasión de circular en condiciones radicalmente opuestas, con el 'general' invierno, la nieve y el hielo como protagonistas. Y nos ha vuelto a sorprender.

Grip Control. Cinco modos de funcionamiento

Recordemos antes que el Grip Control, elemento de serie con el acabado Rip Curl y, desde ahora, disponible en opción con el Shine por 300 euros, presenta cinco modos de funcionamiento: Standard, Arena -operativo hasta 120 km/h-, Todocamino -hasta 80 km/h-, Nieve -hasta 50 km/h- y ESP Off.

La electrónica es importante, pero no serviría de mucho si no se asociara a unos neumáticos M+S All Season, aliados que se montan como equipamiento de serie.

Nuestra toma de contacto invernal se produce a cinco grados bajo cero, y con más hielo que nieve. Nos ponemos al volante de la versión con motor PureTech 110 CV de gasolina -también hay un diésel de 100- sobre una pradera helada. Nuestro protagonista se desenvuelve con cierta soltura, adaptando la motricidad a la adherencia del momento. Supera placas de hielo y zonas por donde es complicado incluso andar; y sólo en algunas rampas pronunciadas se 'rinde'.

Además de no tener que llevar cadenas, nos sacará de más de un apuro invernal. Es un sistema sencillo, pero más resolutivo de lo que parece.

Artículos recomendados

Noticias relacionadas

Vídeos relacionados

Sigue Motor16
Salon