miércoles, 1 febrero 2023

Citroën C4 2015. En cuerpo y alma

El Citroën C4 siempre ha sido un vehículo de éxito y un asiduo del podio en lo que se refiere a ventas, ya que de esta segunda generación se han matriculado más de 450.000 unidades. Sin embargo, en un segmento tan competitivo, y ante la llegada de rivales nuevos, el modelo francés se ha sometido a una profunda actualización que le mantiene en plena forma.

Sus mejoras son evidentes, ya que se rodea de una gama de motores más eficientes, incorpora nuevas tecnologías, además de renovar en parte su imagen exterior y el acabado interior.

Mantiene las dimensiones y la habitabilidad, pero en el frontal incorpora nuevos proyectores de luz día con tecnología de tipo LED, mientras que los pilotos traseros se rematan con unas atractivas luces con efecto 3D. También se añaden nuevos colores, presenta nueve en total, y llantas de aleación.

Cambios en el interior

En el habitáculo se rediseña el salpicadero y los mandos del volante, ahora más intuitivos. Una generosa pantalla táctil de 7 pulgadas -de serie en tres de los seis acabados disponibles- toma el protagonismo de muchas de las funciones, eliminándose buena parte de los mandos de antaño. Además, se mantiene el confort y se incrementa la sensación de calidad gracias a las nuevas tapicerías y cromados.

Más peso tiene la llegada de nuevas tecnologías, como un sistema de acceso y arranque sin llave, un asistente de arranque en pendientes 'Hill Assist', un freno de estacionamiento eléctrico o un control de tracción inteligente.

La seguridad contempla elementos como una alerta de cambio involuntario de carril, un sistema de control del ángulo muerto generado por los retrovisores o el denominado 'Citroën Connect Box', servicio de asistencia que efectúa una llamada automática en caso de accidente para localizar el vehículo con premura.

Motores PureTech

Bajo el capó, el C4 estrena una nueva familia de motores, tanto en gasolina como en diésel. Ya no hay cabida para absurdos complejos, y sí para la filosofía 'downsizing', pues las dos variantes de gasolina recurren a un bloque de tres cilindros y 1,2 litros de la familia PureTech.

La versión de acceso eroga 110 caballos de potencia; por encima se sitúa una segunda ya con 130 CV. En ambos casos están turboalimentados y se asocian, respectivamente, a cajas de cambios manuales de cinco y seis relaciones, si bien el más potente también se puede combinar con la nueva caja automática con convertidor de par EAT6.

En el capítulo diésel, el protagonismo recae en la tecnología BlueHDi. Tres son las variantes disponibles, con 100 y 120 CV, en el caso del motor 1.6, y 150 CV si el bloque es ya de dos litros de cilindrada. En este caso la mencionada caja EAT6 estará disponible en mayo con la versión BlueHDi 120 CV, eliminándose ya definitivamente de la gama el cambio pilotado ETG6 que, en realidad, nunca nos convenció del todo por su tacto general y lentitud.

En una breve toma de contacto por los alrededores de Madrid pudimos conducir la versión BlueHDi manual de 120 caballos. Lo cierto es que se trata de una mecánica muy suave en su funcionamiento, refinada y con una gran capacidad de recuperación a bajo régimen. El gasto real por autopista reflejó 6,5 l/100 km, una cifra de mérito porque el trazado era ascendente.

El Citroën C4 dispone actualmente de 19 versiones, producto de combinar los cinco motores con algunos de los seis niveles de acabado que oferta. El precio oscila entre los 15.720 y los 23.720 euros.

Tecnología BlueHDI: más limpia

Las tres motorizaciones diésel del Citroën C4 son BlueHDi y cumplen con la norma Euro 6 gracias a su sofisticada tecnología. Cuentan con un catalizador de oxidación y con un módulo SCR (Selective Catalytic Reduction) que se sitúa justo antes del filtro de partículas. En este último se inyecta una solución de AdBlue (mezcla de agua y urea) capaz de convertir los óxidos de nitrógeno (NOx) en inofensivos vapor de agua y nitrógeno. A continuación el filtro de partículas elimina el resto de impurezas. Con esta solución se reducen hasta en un 90 por ciento las emisiones de NOX y disminuyen en un 4 por ciento las de CO2. El AdBlue se almacena en un depósito de 17 litros situado en la parte trasera y tiene una autonomía de unos 20.000 kilómetros. Cuando se agota, el sistema avisa y el conductor lo puede rellenar en una boca situada en el maletero.

Motor Pure Tech 110 Pure Tech 130 BlueHDI 100 BlueHDIi 120 BlueHDI 150
Disposición Del. transversal Del. transversal Del. transversal Del. transversal Del. transversal
Nº de cilindros 3, en línea 3, en línea 4, en línea 4, en línea 4, en línea
Cilindrada (c.c.) 1.199 1.199 1.560 1.560 1.997
Nº de válvulas por cilindro 4 4 2 2 4
Potencia máxima (CV)/rpm 110/5.500 130/5.500 99/3.750 120/3.500 150/4.000
Par máximo (mkg)/rpm 20,9/1.750 23,5/1.750 25,9/1.750 30,6/1.750 37,8/2.000
Tracción Delantera Delantera Delantera Delantera Delantera
Caja de cambios Manual, 5 vel. Manual 6 o aut. 6 Manual, 5 vel. Manual 6 o aut. 6 Manual, 6 vel.
Frenos delanteros Discos ventilados Discos ventilados Discos vent. Discos ventilados Discos ventilados
Frenos traseros Discos Discos Discos Discos Discos
Neumáticos 195/65 R15 205/55 R16 195/65 R15 205/55 R16 225/45 R17
Peso (kg) 1.275 1.280 1.275 1.355 1.435
Longitud/Anchura/Altura (mm) 4.329/1.789/1.489 4.329/1.789/1.489 4.329/1.789/1.489 4.329/1.789/1.489 4.329/1.789/1.489
Capacidad del depósito (l) 60 60 60 60 60
Volumen del maletero (l) 408 408 408 408 408
De 0 a 100 km/h (s) 10,9 10,8 (Aut. 10,9) 11,5 10,6 8,8
Velocidad máxima (km/h) 184 199 (Aut. 197) 180 197 207
Consumo mixto (l/100 km) 4,8 4,8 (Aut. 4,9) 3,6 3,6

3,8