Citroën C-Aircross Concept. Aventura urbana
SUCESOR DEL C3 PICASSO

Citroën C-Aircross Concept. Aventura urbana

En Motor 16 hemos tenido ocasión de poder tocar y analizar todos los secretos del Citroën C-Aircross Concept, que llegará a final de año como modelo de serie.

Gregorio Arroyo

Gregorio Arroyo

9 de Abril 2017 21:42

Comparte este artículo: 74 0

No cabe duda de que el C-Aircross Concept es la visión de Citroën de un SUV urbano del que carece en estos momentos en su gama. No sabemos si el coche de calle definitivo derivará en un C3 Picasso todocamino o en una especie de SUV del C4 Cactus, pero lo que es evidente es que heredará la línea de diseño que comenzó con el citado Cactus y siguió con el nuevo C3.

Este concept mide 4,15 metros de longitud, 1,74 de ancho, 1,63 de alto y presume de un físico poderoso, musculoso, pero a la vez equilibrado. Christophe Bouchet, el responsable de un proyecto que ha necesitado año y medio para gestarse, nos avanza que el trabajo realizado sobre la aerodinámica ha sido intenso. «Es el principal problema a la hora de diseñar un SUV, por su corpulencia y altura», señala. Por eso incorpora unas rejillas activas en las tomas de aire frontales, se fijan pequeñas cámaras en lugar de los retrovisores exteriores, las barras de techo parecen lanzas por lo afiladas que son, y en los laterales traseros se montan una especie de persianas aerodinámicas que canalizan el aire hacia la zaga con mayor limpieza. También se ha evitado que el aire entre en conflicto con las ruedas mediante estudiadas canalizaciones de aire, mientras que los bajos están carenados.

Con rasgos del C3 y el C4 Cactus

«Este concept hereda rasgos ya conocidos en el C3 y C4 Cactus, pero adaptados al diseño de un SUV. Por eso hay una reinterpretación de los conocidos Airbump; esas protecciones se ubican en un plano más bajo», señala Bouchet.

La responsable del interior, Céline Manetta, nos explica sus características, pero esta vez sobre dibujos debido a que el habitáculo de nuestro protagonista todavía no está completo. En cualquier caso recuerda al del C4 Cactus, con un salpicadero rectilíneo para dar sensación de anchura, y flotante, para liberar una inmensa bandeja por debajo que va de 'costa a costa' para depositar objetos.

La información se registra en un generoso Head-up Display de forma curva y en una pantalla táctil de 12 pulgadas que preside el salpicadero. Esta última goza de varias configuraciones para que tanto el conductor como el acompañante puedan consultar la información de manera individual.

Asientos cómodos y prácticos

Los asientos, tipo sofá, serán cómodos y prácticos, ya que presentan huecos con tapa en los laterales, así como altavoces integrados en los reposacabezas para facilitar la comunicación de los ocupantes. Por cierto, ni hablar de plásticos porque se apuesta por materiales como la napa y la tapicería de Alcántara.

En definitiva, un ejercicio de diseño que dará paso al primer SUV urbano de Citroën.

Artículos recomendados

Noticias relacionadas

Vídeos relacionados

Sigue Motor16
Salon