lunes, 3 octubre 2022

Chocar a 25 km/h con un patinete produce lesiones graves

Los vehículos de movilidad personal han llegado a las grandes ciudades para quedarse. A comienzos de año entró en vigor la nueva normativa que regula su utilización y en la que se especifica que estos vehículos tienen la obligación de cumplir las normas de circulación, que nunca pueden circular por las aceras y tampoco por vías interurbanas, travesías, autovías, etc, y que deben ir a una velocidad de entre 6 y 25 km/h.

Ese límite de velocidad máxima permitida para los patinetes, 25 km/h, es el que se ha tomado como base la Fundación Mapfre junto con Cesvimap para realizar dos crash test (uno contra un coche y otro con un peatón infantil involucrado), que ponen de manifiesto que chocar con un patinete eléctrico a esa velocidad produce lesiones graves tanto para el conductor de este tipo de vehículos, como para el peatón contra el que choca.

Las pruebas de choque

En los crash test realizados por Fundación Mapfre y Cesvimap queda patente que cuando una persona que se desplaza en patinete choca contra un coche, la zona más afectada es la cabeza y también está expuesta a un alto riesgo la zona cervical, que puede llegar a sufrir latigazo.

En la prueba de atropello a un peatón infantil, este se lleva la peor parte, ya que el pequeño sufre daños serios en rodillas, tórax y cabeza. Esta última suele impactar primero, de forma violenta, contra la columna de dirección del patinete, y después, contra el suelo. También afecta a los hombros, donde recae la masa del conductor y el propio patinete en el momento de impactar contra el asfalto. Para el conductor del patinete, el riesgo de lesión se reduce al aterrizar sobre el cuerpo del peatón atropellado. En la actualidad, un tercio de los afectados por este tipo de accidentes sufre traumatismos craneoencefálicos y precisan ingreso hospitalario.

Accidentalidad

Debido a que los patinetes no están matriculados, no existen datos oficiales sobre la accidentalidad de este tipo de vehículos de movilidad personal en nuestro país, pero el informe indica que en 2020 se produjeron más de 100 siniestros, en los que perdieron la vida 6 personas y 109 sufrieron lesiones. Las colisiones, caídas y atropellos de peatones fueron los incidentes más habituales y, en caso de atropello, los daños personales de mayor gravedad los sufrió el peatón. Los afectados fueron sobre todo personas de entre 16 y 35 años y los factores que más influyeron en un accidente mortal fueron conducir sin casco (40%), imprudencias cometidas por otros vehículos (20%), y circular por vías interurbanas (20%).

Evitar accidentes

Para evitar estos accidentes, Fundacion Mapfre y Cesvimap recomiendan que los patinetes no invadan la zona por la que circulan peatones y que sus conductores se bajen del vehículo cuando vayan a cruzar por un paso de peatones. También hacen hincapié en no utilizar el pie como freno (para evitar fracturas), llevar chalecos reflectantes y no utilizar dispositivos para escuchar música mientras se circula. Además, se recomienda usar siempre casco.