sábado, 3 diciembre 2022

Charge Cars Mustang. Totalmente eléctrico

En la ciudad de Londres tiene su cuartel general Charge Cars, una pequeña y artesanal empresa que se encarga de convertir clásicos deportivos en vehículos totalmente eléctricos. Inicialmente han comenzado transformando este legendario Ford Mustang, un pony car que pierde su poderoso corazón V8, porque ahora bajo su inconfundible carrocería se esconde una eficiente mecánica eléctrica.

Tanto es así que esta criatura utiliza dos motores eléctricos (se trata de un Mustang con tracción a las cuatro ruedas) capaces de proporcionar 350 kW, el equivalente a unos 540 CV de potencia, además de que generan 1.084 Nm de par motor. Gracias a ello es capaz de acelerar de 0 a 100 km/h en menos de cuatro segundos, de igual forma que su paquete de baterías con 64 kWh de capacidad se traducen en una autonomía de 200 millas, unos 320 kilómetros.

Fabricarán 499 unidades

Charge Cars pretende fabricar 499 ejemplares, que no son pocos precisamente, que ya puedes encargar desde 300.000 libras, el equivalente a unos 360.000 euros.

Y parece que esta pequeña empresa va muy en serio con su proyecto, pues ahora además acaban de fichar a Mark Roberts, un ingeniero que llegó en 1988 a McLaren desde Lotus. Durante su larga carrera en la firma de Woking, Roberts ha formado parte de proyectos tan importantes como el desarrollo del icónico McLaren F1. Pero es que en los últimos tiempos ha sido crucial para el diseño de los deportivos P1, Senna, Speedtail o Elva.