comscore
lunes, 17 junio 2024

«Ni en un millón de años»: CEO de Ford revela que modelo nunca será eléctrico. Y lo bien que hacen

En una entrevista reciente con la revista Autocar, el CEO de Ford, Jim Farley, ha sido tajante al afirmar que «nunca habrá una versión totalmente eléctrica» del Mustang. Esta declaración llega en un momento en que la industria automotriz se encuentra en plena transición hacia la electrificación, lo que ha generado dudas sobre el futuro de los modelos tradicionales de combustión interna.

Si bien Farley descartó que su coche insignia sea totalmente eléctrico, dejó la puerta abierta a la posibilidad de una versión híbrida. «Hemos hecho pruebas y realmente creemos que los sistemas de propulsión parcialmente eléctricos funcionan bien para los conductores de alto rendimiento», señaló. Lo que sigue siendo una transformación sorpresiva para este modelo icónico de la firma estadounidense.

¿Por qué Ford nunca harían una versión eléctrica del Mustang?

¿Por qué Ford nunca harían una versión eléctrica del Mustang?

Para Farley, la decisión de mantener el motor V8 en el Mustang se basa en la necesidad de preservar la esencia del icónico muscle car. «Una cosa que puedo prometer es que nunca haremos un Mustang totalmente eléctrico», afirmó. «Representa mucho más que solo un medio de transporte; es un símbolo de libertad, espíritu americano y rendimiento», agregó.

A pesar de la postura firme del CEO, no descartó la posibilidad de explorar nuevas variantes del Mustang, incluyendo modelos con carrocerías de cuatro puertas o SUV. «Pero, ¿podríamos hacer otros Mustang con carrocería de cuatro puertas o lo que sea? Creo que podríamos, siempre que estos modelos tengan todas las prestaciones y la actitud del original», sorprendió con su respuesta.

Una estrategia para revitalizar el catálogo de Ford

Una estrategia para revitalizar el catálogo de Ford

La posible expansión de la familia Mustang se enmarca en una estrategia más amplia de Ford para revitalizar su catálogo de productos. La compañía ha estado eliminando modelos sedán tradicionales como el Fiesta, Focus y Fusion, y centrándose en SUV y pick-ups. Un nuevo modelo con carrocería diferente podría ayudar a llenar el vacío dejado por estos modelos y atraer a nuevos clientes.

La idea de hacer versiones de cuatro puertas o SUV seguramente generará reacciones encontradas entre los fanáticos del muscle car purista. Sin embargo, la marca oriunda de Estados Unidos parece estar dispuesto a correr el riesgo para mantener la relevancia del mítico coche en el mercado actual. Así que el futuro a larga plazo para seguir siendo incierto, pero no eléctrico.