lunes, 5 diciembre 2022

Caterham Seven. Reorganizando la gama intermedia

Hace relativamente poco tiempo, Caterham puso a la venta su Seven 165, el cual se convertía en una nueva versión de acceso que recurría a un pequeño propulsor de origen Suzuki con una potencia de 80 CV, los cuales procuran buenas prestaciones y sensaciones de deportivo gracias  combinarse con un peso de poco más de 500 kilos. Además su precio se reducía drásticamente y arranca por debajo de las 16.000 libras esterlinas. Como tope de gama se sigue manteniendo el exclusivo Caterham Seven 620R, cuyo propulsor turboalimentado ofrece nada menos que 310 CV de potencia y ya impone con prestaciones de vértigo (es capaz de acelerar de 0 a 100 km/h en tan sólo 2,8 segundos). Esta versión se vende en Reino Unido a un precio 49.995 libras esterlinas.

Pesan menos de 600 kilos

Pues bien, entre estos dos extremos en la gama Caterham se sitúan las tres nuevas versiones que han sido bautizadas como 270, 360 y 420. Todas ellas apuestan por una carrocería fabricada en aluminio, la cual asegura un peso siempre inferior a los 600 kilos y por unos propulsores que provienen de Ford.

Con mecánica Ford

El nuevo Caterham 270 apuesta por un propulsor 1.6 Ti-VCT, el cual proporciona una potencia de 135 CV y un par máximo de 165 Nm. Gracias a él, esta variante se permite el lujo de acelerar de 0 a 100 km/h en tan sólo 5,0 segundos, mientras que su velocidad máxima es de 196 km/h. Se combina con una caja de cambios manual de 5 velocidades. En su dotación no faltan elementos como los cuatro discos de freno o unos neumáticos Avon en medida 185/60 R14.

Por encima aparece ahora el Caterham 360, el cual ya tiene un propulsor 2.0 Duratec cuya potencia escala hasta los 180 CV, mientras que su par máximo es de 194 Nm. Gracias a todo ello, puede acelerar de 0 a 100 km/h en 4,8 segundos y su velocidad máxima es de 209 km/h. Para este propulsor, Caterham ofrece extras como la lubricació por cárter seco, el indicador de cambio de marcha, una bomba de freno más potente…

Como tope de esta nueva gama intermedia, Caterham propone su 420 que apuesta por el mismo propulsor 2.0 Duratec pero con una potencia que se eleva hasta los 210 CV, mientras que su par máximo es de 203 Nm. Así pues, este nuevo Caterham 420 puede acelerar de 0 a 100 km/h en tan sólo 4,0 segundos y también roza los 220 km/h de velocidad punta. Respecto a los Caterham 360, estos 420 ya incorporan de serie todo lo que en el anterios se ofrece como opción, además de que para éste se propone un sistema de escape para tandas track-day.

Nuevos paquetes S y R

Estos tres nuevos Caterham pueden equiparse con el nuevo Pack S, que está dirigido a aquellos que quieran utilizar su Caterham en carreteras abiertas ganando un poco de «confort». Para ello se les dota de parabrisas delantero, lunas plásticas laterales, asientos tapizados en cuero, un habitáculo totalmente tapizado, calefacción… Para quienes no busquen concesiones con el confort, Caterham propone el Pack R, que suma el diferencial autoblocante, la suspensión deportiva, los asientos de competición fabricados en composite con arneses de cuatro puntos, salpicadero en fibra de carbono o las llantas de aleación de 15 pulgadas Orcus que son un 10% más ligeras.

Estas nuevas versiones de Caterham tienen unos precios de 19.995, 23.995 y 26.995 libras esterlinas respectivamente para los 270, 360 y 420, que al cambio actual suponen un desembolso de 27.500, 33.000 y 37.150 euros respectivamente.