Carsharing corporativo: movilidad para toda la empresa
Qué es, cómo funciona

Carsharing corporativo: movilidad para toda la empresa

Disfrutar de movilidad durante la jornada laboral y fuera de ella haciendo un uso tanto profesional como privado de las unidades de la flota de vehículos de empresa ya es posible para todos los empleados de la compañía que como gestor de la flota tu autorices gracias al carsharing corporativo

Redacción

6 de Mayo 2021 19:00

Comparte este artículo: 0 0

El uso compartido de vehículos en la propia empresa o carpooling corporativo es una solución de movilidad en auge y que cada vez goza de mayor número de adeptos tanto entre los profesionales del mundo empresarial como entre los usuarios privados. Conscientes de la mayor demanda que este tipo de servicios genera, las operadoras derenting vienen añadiendo a su portfolio de productos este tipo de servicios, bien creando nuevas opciones, bien actualizando los servicios de sharing que ya venían ofreciendo.

Movilidad disponible para más empleados

Las operadoras de renting ofrecen servicios de Carsharing corporativo a las empresas para, además de facilitar movilidad a un mayor número de empleados de la compañía, fomentar la sostenibilidad entre los empleados de la misma tanto en sus desplazamientosde caracter profesional como en los de caracter privado o particular.

Los servicios de carsharing corporativos que ofrecen las operadoras de renting permiten a las empresas ahorrar costes a la vez que adquirir conciencia y aumentar su compromiso medioambiental al lograr que se reduzca de forma considerable el número de vehículos que a diario circulan por las calles, dado que al permitir un uso más intensivo de las unidades disponibles en la flota se acentúa la eficiencia en el uso de las mismas, evitando paradas innecesarias y evitando incrementar el número de unidades necesarias para dar cobertura a las necesidades de movilidad de la empresa, de sus servicios y muy especialmente de los trabajadores de la misma.

Gracias a este tipo de servicios, el uso de las distintas unidades en alquiler disponibles en la flota pasa a intensificarse durante la duración de sus contratos, evitando tiempos muertos de parada en los parking y facilitando el uso y el disfrute de la movilidad que las mismas proporcionan a un mayor número de personas dentro de la propia empresa.

Para unidades exclusivas o en toda la flota

Los servicios de carsharing corporativos que ofrecen los operadores de renting se pueden conformar bien a partir de unas unidades exclusivas dentro de la propia flota, bien contemplando todas las disponibles en la misma. Gracias a los sistemas telemáticos y de software desarrollados por las compañías de renting, las unidades disponibles en la flota de vehículos se pueden poner a disposición de un mayor número de empleados de la empresa , pasando así a convertirse en un activo compartido más por todos los trabajadores dentro de la compañía. Es decir, los trabajadores pasan a poder hacer uso de un vehículo de la flota indistintamente, al igual que hacen uso de la fotocopiadora, de una sala de juntas o reuniones, de la fotocopiadora o de la máquina de café, dado que el sistema establecido les permite reservar su uso en función de la actividad diaria que el propio trabajador ha de realizar.

El sistema de utilización es muy simple y sencillo. El trabajador accede al vehículo en su lugar de trabajo, realiza su desplazamiento personal y, una vez efectuado este, regresa el vehículo al lugar de partida. Para ello, los trabajadores disponen de una plataforma digital en la que, una vez dados de alta en el sistema mediante la cumplimentación de un registro personal, pueden tener acceso a todos los servicios ofrecidos en la plataforma.

En cualquier dispositivo fijo o móvil

La operativa se inicia cuando el trabajador reserva en la plataforma el uso del vehículo corporativo, bien a través de su ordenador personal, bien a través de su Smartphone. Al reservar el vehículo, elige el modelo que desee de entre cuantos hay y haya disponibles en el horario y fecha que desee utilizar el mismo y durante cuánto tiempo lo va a utilizar.De esta manera puede disponer de un vehículo adaptado a sus necesidades de movilidad y uso en cualquier momento, tanto durante su actividad laboral como para su actividad personal y privada (si es que la politica de flota de la compañía así lo permite).

Este tipo de servicios ayudan a reducir considerablemente las facturas de movilidad en las empresas, pues además de minimizar los tiempos que los vehículos de la flota permanecen parados aparcados en el parking de la compañía, permiten mejorar notablemente los ratios del costo del alquiler de las diferentes unidades, dado que se consigue que los vehículos intensifiquen su uso y permanezcan parados menos tiempo.

El carsharing corporativo es un producto pensado para optimizar la gestión administrativa y logística de la movilidad de todos los vehículos de la empresa, además de para poder facilitar una mayor capacidad de transporte y desplazamiento a los trabajadores de la misma, independientemente del cargo o responsabilidad que ocupen. Además, con este tipo de renting se fomenta la movilidad sostenible y compartida al tiempo que se incide en una mayor concienciación medioambiental de los empleados y ayuda a conseguir los "objetivos verdes" de la empresa en materia de sostenibilidad y reducción de la huella de carbono que la compañía ha establecido en su politica de RSC.

Reduce la factura de movilidad

Si bien el coste unitario de la operación de renting de cada vehículo incluido en el pool de la flota en carsharing puede resultar algo más elevadoque el de una unidad contratada para un servicio de renting convencional, el uso intensivo que de la unidad hace un mayor número de personas contribuye a que la factura de movilidad de la empresa se reduzca considerablemente. Los desplazamientos mediante el uso de las unidades corporativas evitan desplazamientos en taxi, autobús y otros medios de transporte, cuyos costes unitarios de uso por trayecto son ciertamente superiores al de la unidad en alquiler y resultan muy competitivos frente a las opciones de los sistemas free-floating que proponen empresas de carsharing abiertas al público como Free2move, Wible, Zity, car2go,etc.

Igualmente, el sistema de carsharing corporativo que ofrecen operadoras de renting como LeasePlan, ARVAL, ALD Automotive, Northgate, Alphabet, Alquiber y otras muchas, facilitan la creación incluso de tarifas dinámicas que habilitan el uso de las unidades de la flota por parte de los empleados de la empresa durante los fines de semana o fuera de los horarios de trabajo, lo que permite a la empresa ?si es que así lo considera? rentabilizar un poco más la inversión que realiza en el contrato de renting de cada unidad concreta de la flota.

Vehículos según estatus o servicio

El sistema de carpooling también permite adjudicar diferentes vehículos en función del status de los usuarios en la empresa o del tipo de servicio a realizar. Así, se puede adjudicar el uso en exclusiva de determinadas unidades a un grupo específico de trabajadores (furgonetas de reparto, coches de representación,...) en horario profesional, mientras que se "puede abrir la mano en horario particular para que un trabajador pueda, por ejemplo, disponer de una furgoneta en horario particular para realizar una mudanza o de una berlina para realizar un viaje de largo recorrido.

Los vehículos destinados a integrar la flota de carpooling disponen de sistemas de apertura y cierre telemáticos. De esta manera, los usuarios de la plataforma podrán abrir o cerrar el vehículo mediante el uso de una clave PIN a través de la propia aplicación,así como también administrar y controlar las reservasque hayan realizado. A través de la propia aplicación que controla el funcionamiento del sistema, el trabajador puede igualmente enviar una notificación sobre posibles retrasos tanto en la recogida o entrega del vehículo, faciltando con ello un mejor funcionamiento de la plataforma así como un uso más eficiente de las unidades disponibles en la misma.

Con seguridad y con todos los servicios incluidos

Para mantener el estado de los vehículos bajo control, al iniciar su viaje, el conductor tendrá la oportunidad de realizar comentarios sobre el estado de la unidad disponible, indicando los posibles golpes, estado de limpieza y demás anomalías que la unidad pudiera presentar, tanto en la recogida como en el momento de la devolución.

Evidentemente, al tratarse de un renting, las unidades cuentan con los correspondientes seguros a todo riesgo, servicios de mantenimiento o reparaciones de averías, pago de impuestos, gestión de multas y sanciones, asistencia 24 horas, cambio de neumáticos, tarjeta de combustible, y demás servicios habitualmente contratados en una operación de renting.

Artículos recomendados

Noticias relacionadas

Sigue Motor16
Salon