Cadillac CT4 y CT5. Así son sus versiones V Blackwing
677 Y 478 CV DE POTENCIA

Cadillac CT4 y CT5. Así son sus versiones V Blackwing

Los dos modelos de producción más veloces de la historia de Cadillac ya están aquí: el CT4 V Blackwing y el CT5 V Blackwing.

Santiago Casero

13 de Agosto 2021 21:00

Comparte este artículo: 0 0

Listos para rugir, los nuevos CT4 y CT5 V Blackwing llegan al mercado con la etiqueta de coches de producción más rápidos de la larga historia de Cadillac. Es por ello que la firma americana se ha cerciorado de poner todo lo aprendido en su extensa aventura en las carreras, donde ganando campeonatos y luchando cuerpo a cuerpo han aprendido durante años todo aquello que ahora aplican a sus modelos de calle.

V8 sobrealimentado y V6 biturbo

Pero entremos en materia con el análisis de los dos modelos, empezando por el CT5-V Blackwing, que se convierte en nada más y nada menos que el modelo más potente y rápido que ha creado Cadillac en toda su historia. Todo esto se debe a que esconde bajo el capó un V8 sobrealimentado de 6,2 litros que se ha mejorado y se ha montado a mano. El resultado es que el propulsor genera 677 CV de potencia y 893 Nm de par motor, haciendo que el CT5-V Blackwing sea capaz de pasar de 0 a 100 en 3,5 segundos, alcanzar más de 322 km/h de velocidad máxima y completar el cuarto de milla en 11,3 segundos.

CT5-V BlackwingCT5-V Blackwing

Por otro lado, tenemos al CT4-V Blackwing, que recurre a un mejorado y evolucionado V6 biturbo de 3,6 litros que le aporta 478 caballos y 603 Nm de par. Con esto, el CT4-V Blackwing es capaz de cubrir el 0 a 100 en 4 segundos, mientras que la velocidad máxima que alcanza es de 304 km/h, parando el crono para el cuarto de milla en 12,14 segundos. A ambos modelos se les ofrece la posibilidad de emparejar sus motores con una caja de cambios manual de seis relaciones o bien con una automática de diez marchas, esta última con levas tras el volante.

Los primeros 250 ejemplares de cada uno de estos dos modelos se vendieron en minutos, pues se trataba de la edición Collector Series, que homenajea a las personas que lo han fabricado mediante placas en los umbrales de las puertas y en los pilares B de cada coche. Cada una de las placas localizadas en los umbrales cuenta con la firma de un miembro del equipo V-Series de Cadillac. Además, el motor V8 hecho a mano que monta el CT5-V Blackwing también muestra una placa con la firma del especialista que lo ha construido.

Afinados para el circuito

Pero no todo es imagen y adornos, pues estos dos modelos se han desarrollado siguiendo las más estrictas exigencias de la competición, por lo que se han probado y afinado en el circuito. Así, ambos modelos cuentan con aerodinámica funcional, incluyendo un paquete aerodinámico en fibra de carbono. También tenemos un sistema de frenos mejorado, con el CT5-V Blackwing montando los frenos más grandes jamás montados en la historia de la firma, además de que se ofrecen en opción los carbocerámicos; más ligeros y eficaces. También incluyen un diferencial de deslizamiento limitado para el eje posterior y mejoras en la suspensión.

CT4-V BlackwingCT4-V Blackwing

Y como no podía ser de otra manera al tratarse de Cadillac, no hay que olvidarse del confort y el lujo, pues, aunque estemos ante unas versiones enfocadas en la potencia y las prestaciones, no dejan de ser Cadillac, por lo que este apartado no puede quedar en segundo plano. Así, podremos elegir entre tres opciones premium para el interior, con molduras y acabados específicos y únicos. De serie en el CT4-V Blackwing encontramos una pantalla central táctil de 8 pulgadas, mientras que en el CT5-V Blackwing es de 10. Ambos cuentan con integración del smartphone, vía Apple CarPlay o bien Android Auto, además de un sistema de sonido AKG de alta fidelidad con 15 altavoces en el CT4-V Blackwing y 16 en el CT5-V Blackwing. Como opción, además de muchas otras, el CT5-V Blackwing puede montar asientos de competición fabricados en fibra de carbono; para darle un toque de carreras.

Precios

Ambos modelos se encuentran ya a la venta en los Estados Unidos, aunque en unidades limitadas, por lo que habrá que darse prisa para no quedarse sin uno. El CT4-V Blackwing parte desde los 59.990 dólares (51.100 €), mientras que, si lo queremos con todo, el precio sube hasta los $87.775 (74.768 €). Por otro lado, el CT5-V Blackwing parte desde los $84.990 (72.396 €), $125.980 (107.312 €) si lo queremos 'full equip'.

Artículos recomendados

Noticias relacionadas

Vídeos relacionados