Cadillac ATS-V y ATS-V Coupé. Potencia bruta
CON UN 3.6 V6 BITURBO

Cadillac ATS-V y ATS-V Coupé. Potencia bruta

En el Salón de Los Ángeles, Cadillac ha presentado las versiones más potentes y radicales de sus nuevos ATS y ATS Coupé. Estrenan un motor 3.6 V6 Biturbo y mejoras para ofrecer un rendimiento de auténtico deportivo.

Julián Garnacho

Julián Garnacho Twitter

24 de Noviembre 2014 10:29

Comparte este artículo: 0 0

Todos conocemos ya los nuevos Cadillac ATS y Cadillac ATS Coupé, pero nos quedaba descubrir sus versiones más deportivas y extremas, que en la firma americana añaden la denominación V.

Estética muy deportiva y diferenciada

Así, nacen los nuevos Cadillac ATS-V y ATS-V Coupé que apuestan por un "look" muy deportivo al incorporar unos paragolpes más prominentes con grandes tomas de refrigeración, unas rejillas delanteras específicas, un capó que integra una imponente toma de ventilación o cuatro salidas de escape. Exclusivas también son sus llantas de aleación de 18 pulgadas que están calzadas con unos neumáticos Michelin Pilot Super Sport.

Dos paquetes opcionales

Opcionalmente aquellos que adquieran cualquiera de estos dos deportivos, podrán incluir los paquetes carbono y Track. El primero de ellos añade elementos exteriores fabricados en fibra de carbono, mientras que el segundo además de ofrecer las mismas piezas en carbono, suma una batería de ión litio para reducir el peso del vehículo y un sistema de telemetría con una cámara HD que ayuda a visualizar y registrar todos nuestros datos cuando entramos en circuito.

El habitáculo presenta un diseño similar al de cualquier Cadillac ATS o ATS Coupé, excepto por la adopción de elementos decorativos en fibra de carbono, diferentes logos V en los relojes, por poner un ejemplo, o por los deportivos asientos firmados por Recaro. Decir que los Cadillac ATS-V tienen un interior ideado para cinco ocupantes, mientras que su versión coupé está homologado para cuatro.

Un motor potente y prestacional

Sin embargo lo más importante de estas deportivas versiones lo encontramos bajo el capó delantero. Ahí es donde se esconde un propulsor 3.6 V6 Biturbo que es capaz de producir nada menos que 460 CV de potencia y un par máximo de 603 Nm. Sólo los nuevos Mercedes C63 AMG son más potentes con sus 476 CV en el caso de las versiones "normales" y los 510 CV de los C63 S. Pues un Audi RS4 Avant con su 4.2 V8 FSI proporciona 450 CV, mientras que BMW en sus M3 y M4 Coupé se ha de conformar con 431 CV.

Toda esta potencia se envía a sus dos neumáticos posteriores (sólo el RS4 Avant tiene tracción a las cuatro ruedas) por medio de una caja de cambios manual con 6 velocidades, aunque de manera opcional se podrá adquirir con una transmisión automática de 8 velocidades que suma a su vez las levas en el volante para su manejo en modo secuencial.

Cadillac no ha anunciado las prestaciones de cada una de las versiones de los nuevos ATS-V y ATS-V Coupé, pero dice que su modelo "estrella" (suponemos que será el coupé equipado con cambio automático) será capaz de acelerar de 0 a 60 millas por hora (96 km/h) en tan sólo 3,9 segundos, mientras que su velocidad máxima será de 297 km/h.

Para canalizar semejantes prestaciones, Cadillac ha optimizado su chasis, que es un 25% más rígido que en el resto de versiones. También se ha modificado su suspensión Magnetic Ride, se le ha dotado de un diferencial trasero de deslizamiento limitado y también de un sistema de frenos firmado por Brembo.

Artículos recomendados

Sigue Motor16
Salon