Brabus convierte un Mercedes-AMG GLE 63 S 4Matic+ en este 800
CUESTA EL DOBLE QUE UNO ORIGINAL

Brabus convierte un Mercedes-AMG GLE 63 S 4Matic+ en este 800

El especialista de Bottrop le da una vuelta de tuerca al todopoderoso Mercedes-AMG GLE 63 S 4Matic, porque esa es la base para crear este 800, cuya potencia ya te puedes imaginar.

Julián Garnacho

Julián Garnacho Twitter

25 de Mayo 2021 14:00

Comparte este artículo: 0 0

El especialista de Bottrop nos vuelve a sorprender con este nuevo integrante de su salvaje familia 800. Y es que esa denominación hace honor a la potencia que ahora alcanza el todopoderoso corazón 4.0 V8 Biturbo, fabricado artesanalmente en las instalaciones de Affalterbach y que emplean la inmensa mayoría de los Mercedes-AMG que se ofrecen en la actualidad.

Y este imponente Mercedes-AMG GLE 63 S 4Matic+ es uno de ellos, de forma que gracias a diferentes modificaciones en su electrónica, a la introducción de dos nuevos turbocompresores, gracias a la llegada de un sistema de admisión de aire mejorado y de un escape deportivo que Brabus fabrica en acero inoxidable, este bloque pasa de los originales 612 CV a 800 CV. También su par motor escala de 850 a 1.000 Nm, lo que le permite a este SUV ser todavía más rápido, porque ahora demanda apenas 3,4 segundos para acelerar de 0 a 100 km/h, cuando los originales requieren 3,8 segundos. Y por si fuera poco, su velocidad máxima alcanza los 280 km/h.

Tiene llantas de 24 pulgadas

Todas estas mejoras mecánicas están disponibles para las dos carrocería que se ofrecen del Mercedes-Benz GLE, al igual que el resto de opciones ofrecidas por Brabus. Y es que también permite ajustar las suspensiones neumáticas de estos poderosos GLE, que reducen su altura libre al suelo en 25 milímetros para bajar el centro de gravedad. Y por si no fuera suficiente, Brabus también te propone un sinfín de llantas específicas de entre 21 y 24 pulgadas. Si bien, para esta unidad apuestan por el tamaño más corpulento. Se trata de sus llantas Monoblock Z Platinum Edition, que se calzan con unos enormes neumáticos 295/30 R24 delante y 335/25 R24 detrás.

Como no podía ser de otra manera en tan salvaje preparación, la fibra de carbono está muy presente en todo este Brabus 800. Y es que de este ligero material se fabrican los pasos de rueda, el splitter delantero, las tomas de refrigeración frontales, la rejilla delantera, el difusor trasero, el alerón posterior... Y para darle un toque de color, aparecen acentos en rojo.

Cuesta más la preparación que el coche

Brabus también permite a sus afortunados clientes ajustar el interior de su GLE, porque sus asientos se pueden vestir en cuero o en cuero y alcántara al gusto del cliente, además de que aparecen nuevas molduras en fibra de carbono, acentos metálicos, pedales en acero inoxidable, umbrales de puertas iluminados...

El principal problema es que como te podrás imaginar, esta espectacular criatura no te saldará nada barata. Tanto es así que Brabus pide un mínimo en Alemania de 299.000 euros para poder hacerte con uno de ellos. Y para que lo tengas en cuenta, allí eso equivale a 160.354 euros más de lo que cuesta un Mercedes-AMG GLE 63 S 4Matic+.

Artículos recomendados

Noticias relacionadas

Vídeos relacionados

Sigue Motor16
Salon