lunes, 8 agosto 2022

BMW i4 M50, el coche con el que la división M se enchufa al futuro

Elaborado a partir de la formulación estética del nuevo BMW i4, y con todo el dinamismo, precisión mecánica y estética habitual de los productos de la división Motorsport de BMW, por fin llega al mercado la primera entrega 100 por cien eléctrica de un producto con la sigla M en su nombre.

Dos motores, 544 CV y 510 km de autonomía

Se trata del nuevo I4 M50, un modelo equipado con dos propulsores eléctricos, uno en cada eje, que ofrece una potencia máxima combinada de 544 CV (400 kW) aplicada sobre el perfeccionado chasis M del i4, lo que supone toda una promesa de atractivas y excitantes prestaciones de las que poder disfrutar durante los hasta 510 km de autonomía que el modelo ofrece, según las homologaciones alcanzadas en el ciclo de pruebas WLTP al que el coche ha sido sometido.

El BMW i4 M50 se ha aprovechado de la experiencia acumulada por los técnicos de BMW y de la división Motorsport en el desarrollo de sus predecesores para poner a punto de forma individualizada todos y cada uno de sus componentes distintos circuitos y pistas de pruebas en Francia, Alemania y Suecia para alcanzar una combinación perfecta en la entrega de potencia de su motor, la configuración del chasis y los rasgos de su carrocería. El resultado alcanzado es un paquete global altamente emocionante.

Tren de rodaje a la medida

El tren de rodaje M está elaborado a medida para el modelo. Las suspensiones incorporan muelles y amortiguadores específicos para el i4 M50, al igual que las estabilizadoras y los refuerzos añadidos en las torretas delanteras. Cuenta igualmente con una dirección deportiva variable, frenos MSport específicos y puede montar llantas de aleación ligera M de hasta 20 pulgadas sobre las cuales se pueden incorporar diferentes medidas de neumáticos deportivos.

Adicionalmente, entre las dos torretas de suspensión se ha instalado una barra adicional que colabora para aportan un aun mayor precisión en la dirección, que alcanza así unos valores excepcionales

Tracción total eléctrica

El i4 M50 incorpora un sistema de tracción total completamente eléctrico que ha sido desarrollado específicamente para este modelo y cuya tecnología podrá ser aprovechada en futuros modelos de la marca. Gracias a él, el M4 eléctrico alcanza mayores niveles de tracción y estabilidad direccional a la vez que aporta una mayor agilidad en su conducción. Además, resulta especialmente efectivo en los momentos de aceleración, ya que permite transmitir toda la potencia y el par que proporcionan los motores eléctricos del coche al asfalto sin pérdidas de tracción y acorde a los deseos del conductor gracias a los distintos modos de conducción, independientemente de las condiciones de la carretera o el clima.

De forma habitual, el sistema entrega su potencia a las ruedas del eje posterior y, al detectar posibles pérdidas de adherencia o deslizamientos de estas, actúa entonces aportando tracción a las del eje delantero para compensar el equilibrio de la tracción optimizar la dinámica y estabilidad del vehículo. El sistema de control de entrega del par de ambos motores funciona entonces con mucha mayor rapidez y precisión de lo que lo haría una caja de transferencia situada entre ambos ejes, lo que permite aprovecha al máximo el potencial que ofrece el agarre de los neumáticosproporcionando así sensaciones más extremas en la conducción del deportivo cupé.

El control del par mediante la entrega directa del par de los motores permite igualmente reducir las pérdidas de eficiencia que habitualmente se producen en los sistemas que cuentan con una conexión mecánicaa causa de los aumentos de la temperatura por fricción, al tiempo que facilitan un mayor control de la potencia para generar un nivel mayor de recuperación en la tracción del vehículo.

Estética diferenciada

Como es habitual en los modelos de la división M, la estética también forma parte de su exclusiva oferta. El i4 M50 cuenta como era de esperar con un llamativo aspecto que acentúa su deportividad. El faldón delantero cuenta con el habitual gráfico en forma de U de los BMW M, y unas nuevas tomas de aire adicionales en los laterales ayudan a optimizar la mayor exigencia de refrigeración que precisa su equipo de frenos.

Tanto el contorno de la parrilla frontal como la moldura vertical que rodea los Air Curtains están acabadas en color Cerium Grey,el mismo que se utiliza en las carcasas de los retrovisores exteriores y en las inserciones dispuestas en los bordes exteriores del faldón trasero. Difusores de aire, listones embellecedores en las taloneras y la moldura del paragolpes trasero están acabadas en un intenso color negro brillante.

Alerón trasero específico

En la trasera del i4 M50 un alerón específico en el remate del portón trasero le distingue del resto de versiones de la gama del cupé de la Serie 4 al tiempo que le ayuda a mejorar las prestaciones. De manera opcional, los compradores pueden incorporar el paquete exterior M Carbono con molduras laterales para las entradas frontales de aire, carcasas de los retrovisores exteriores, elementos laterales del faldón trasero y un alerón trasero especialmente diseñado en fibra de carbono ultraligera de alta tecnología.

El i4 M50 cuenta con un motor eléctrico que aporta 313 CV (230 KW) para impulsar las ruedas del eje trasero y otra unidad semejante que puede aportar hasta 258 CV (190 kW) a las del delantero. De manera puntual, la función Sport Boost permite aumentar la potencia combinada en hasta 68 CV (50 kW) adicionales durante más de 10 segundos, incrementando igualmente el par motor combinado en otros 65 Nm hasta alcanzar un total de 795 Nm.

Rápida aceleración y launch control

Gracias a esta función, el i4 M50 acelera de 0 a 100 km en tan sólo 3,9 segundos. Situación que puede repetir siempre que la batería de alto voltaje disponga de suficiente carga para ello. El conductor tiene conciencia de ello gracias al icono que en el cuadro le muestra cuanta potencia extra disponible tiene y durante cuanto tiempo puede disponer de ella. De igual modo, la función launch control también está disponible para acelerar desde parado aportando la mayor tracción posible. La velocidad máxima está autolimitada electrónicamente a 225 km/h.

La batería de alto voltaje, de cuatro módulos con 72 celdas cada uno y tres modulos adicionales de 12 celdas, está instalada bajo el piso del vehículo. Cuenta con una capacidad de 80,7 kWh (83,9 kWh de capacidad bruta), lo que le aporta al i4 M50 una autonomía de 510 km, según la homologación WLTP efectuada. Gracias al sistema de recuperación de energía de frenada la batería puede llegar a recuperar hasta 195 kW de su capacidad.

Nuevo sistema operativo BMW 8.0

En cuanto al interior del coche, apenas difiere de lo ya visto en los modelos de alta gama de la Serie 4. Incluye incluso el nuevo sistema operativo 8.0 de BMW con su nueva generación de pantallas, controles y software, además de una potente conectividad y procesamiento de datosque favorecenel manejo intuitivo y multimodal del coche por parte del usuario.

El BMW i4 M50 ya figura en las listas de precios de los concesionarios de BMW en España, donde se puede adquirir a partir de 74.500 euros. La versión i4 sin la preparación M se vende desde 59.000 euros.