Bentley Flying Spur Blackline. Un toque más agresivo
CUESTA 3.550 EUROS

Bentley Flying Spur Blackline. Un toque más agresivo

El nuevo Bentley Flying Spur introduce un toque más de diseño que hará que los compradores puedan personalizar aún más su vehículo, el paquete Blackline, con detalles en negro que acentúan el carácter de esta berlina de lujo.

Santiago Casero

14 de Octubre 2019 17:00

Comparte este artículo: 99 3

La firma de lujo británica introduce en su nuevo Flying Spur un paquete de diseño que hará que luzca con más detalle que nunca, el nuevo Blackline. Esta, la tercera generación del icónico modelo de Bentley, es la más avanzada, tanto a nivel de diseño como tecnológico y para añadir aún más valor a este vehículo se ha anunciado que se le podrá dotar del nuevo paquete Blackline, que sustituye las zonas brillantes o cromadas de este sedán de lujo por un negro intenso que le otorga una presencia única.

En su exterior los elementos que se beneficiarán de este paquete son muchos como por ejemplo el emblema retráctil, la parrilla, los bordes de las ventanillas, los bordes de las luces delanteras y traseras, las manillas de las puertas o las colas de los escapes son algunos de los elementos que se ven destacados en este color.

Y es que este acabado oscuro genera un visible contraste que redunda en un aspecto más deportivo al combinarse con los 17 colores distintos entre los que podremos elegir el exterior de este Flying Spur. Además, unas llantas de 21 pulgadas de serie incluidas en el paquete Blackline acentúan de forma todavía más notoria este aspecto de ''tipo duro''. Y es que este paquete de detalles en negro ha tenido una estupenda acogida y gran popularidad entre los compradores del nuevo Continental GTpor lo que se ha decidido incorporar también a la lujosa berlina.

Detalles y más detalles

La cantidad de detalles que ofrece este coche está al alcance de muy pocos fabricantes ya que desde su diseño exterior hasta el confort interior el lujo se respira por los cuatros costados. Una consola central coronada por una pantalla de 12,3 pulgadas giratoria nos da la entrada al habitáculo y si, han leído bien, giratoria ya que si se prefiere un ambiente o un aspecto más clásico la pantalla puede rotar ocultándose y dejando a la vista tres relojes convencionales que nos ofrecen la información necesaria a la vieja usanza, un detalle impresionante.

Y por si todo este despliegue de capacidades y estilo, interior y exterior, fuese poco, Bentley nos brinda bajo el capó una maravilla, un motor W12 de 6 litros twin-turbo que combinado con una caja automática de ocho relaciones es capaz de extraer 625 CV de potencia y mover esta pesada bestia de 0 a 100 km/h en 3,8 segundos hasta la máxima velocidad de 333 km/h.

Artículos recomendados

Sigue Motor16
Salon