Bentley Continental GT Speed 2021. Velocidad y lujo caminan de la mano
660 CV

Bentley Continental GT Speed 2021. Velocidad y lujo caminan de la mano

Bentley acaba de presentar su nuevo y flamante Continental GT Speed 2021.

Santiago Casero

24 de Marzo 2021 15:00

Comparte este artículo: 0 0

Aunque hace unos años el Bentley Continental GT Speed era tan solo una máquina para ir rápido en línea recta, el nuevo modelo de la firma británica ha puesto mucho énfasis y empeño en que esto cambie, pues no solo quieren ser veloces de esta manera, sino que también han buscado darle al enorme coupé un manejo en curva digno del coche que es.

Así, el nuevo Continental GT Speed cuenta con cuatro ruedas directrices y con un diferencial trasero, todo con el fin de que este monstruo de casi 2,3 toneladas entre y salga de las curvas como ningún otro Continental GT lo haya hecho. Tanto es así que la propia Bentley asegura que es el Bentley más capaz y enfocado a las prestaciones que jamás se haya hecho.

¿Es realmente 'Speed' el apellido correcto?

Pero analicemos primero la parte de la velocidad, crucial para que reciba el apellido Speed. Y es que Bentley ha mejorado el motor W12 biturbo de 6 litros, haciendo que pase de los 635 CV hasta los 660 ¿Y qué logramos con esto? Pues bien, en cuanto a velocidad máxima, pasamos de 333 km/h a 334, y en el 0 a 100 el tiempo se reduce de 3,6 a 3,5 segundos.Visto así no parece una ganancia para nada justificable comparada con el precio extra que debemos desembolsar por este modelo. Sin embargo, Bentley se ha encargado de que estas cifras no sean lo importante, sino cómo hace el coche sentir al conductor y los ocupantes en todo ese trayecto hasta alcanzarlas.

Así que entra en el coche, acomódate (lo cual no será nada difícil), arranca y pon el modo Sport. Enseguida se nota que la caja de cambios automática de ocho relaciones y doble embrague reduce antes las marchas, además de que también alarga el cambio hacia arriba, permitiendo que el gigantesco W12 ruja a más altas revoluciones, y haciendo que cuando llegue el momento del cambio de marcha, estas se produzcan en la mitad de tiempo de lo que necesita el Continental GT corriente.

Pero no todo es potencia de aceleración, también tenemos que tener potencia de frenado, ya que recuerden que estamos hablando de un mastodonte de 2,3 toneladas, por lo que alcanzar los 330 puede ser muy divertido, pero necesitamos poder reírnos cuando pisemos el freno también... Aquí es donde entran en juego unos nuevos frenos carbocerámicos que son además 35 kilos más ligeros que los normales. Estos se asocian con unas pinzas de nada menos que 10 pistones, por lo que el Continental GT Speed tiene una más que potente mordiente.

Mejor manejo gracias a dos nuevos aliados

Prosiguiendo con las novedades, les toca el turno a dos de las grandes y más atractivas que incorpora este nuevo modelo: el diferencial trasero electrónico y la dirección en las cuatro ruedas.El primero hace que entremos en curva y salgamos de una mejor manera, aunque también permite que si desactivamos el ESC (control de estabilidad), el conductor pueda hacer juego de acelerador y volante para que el enorme coupé de lujo se deslice lateralmente como un prestigioso bailarín de ballet. En cuanto a la introducción de las cuatro ruedas directrices, es cierto que esto no es ninguna novedad tecnológica, de hecho, ya lo monta su hermano mayor; el Flying Spur, pero aquí se le ha dado un papel distinto al que tiene en el gran sedán lujoso. La teoría es la misma, a bajas velocidades las ruedas traseras giran en dirección opuesta a las delanteras, haciendo que mejore su maniobrabilidad, mientras que cuando se circula a mayor velocidad, las traseras giran en la misma dirección que las delanteras, lo que mejora notablemente la estabilidad del vehículo. Sin embargo, mientras que en el enorme Flying Spur esta tecnología se ha orientado a hacer que el modelo sea más cómodo de maniobrar, en el Continental GT Speed se ha enfocado a que se sienta más ágil y vivo, tanto a bajas como a altas velocidades.

Como último palo a tocar está el tema visual. Aquí Bentley no se la ha jugado y no ha querido hacer del Continental GT Speed una bestia preparada. Es más, los cambios son realmente sutiles, en la línea de la clientela que suele comprar este tipo de coches, pues si quieres algo que llame la atención, tienes otros modelos y marcas en el mercado por precios similares. De este modo encontramos una parrilla más oscura, un emblema Speed en los laterales y unas llantas de 22 pulgadas terminadas en claro o en oscuro.

En el interior también hay cambios, con una tapicería de cuero perforado y Alcantara con diseño de diamante, distintos motivos Speed, salpicadero en carbono, detalles en rojo, etc.

Ahora bien, como contrapartida a todo lo mencionado está el precio, que tendremos que suponer que será unos 40-50.000 euros más elevado que el Continental GT corriente, que parte en España desde 231.151 euros.

Artículos recomendados

Noticias relacionadas

Vídeos relacionados

Sigue Motor16
Salon