Bentley celebra los 60 años de sus motores V8
HASTA 537 CV

Bentley celebra los 60 años de sus motores V8

En el año 1959 el exclusivo Bentley S2 estrena un impresionante propulsor V8, un corazón que se ha convertido en toda una seña de identidad de la firma de Crewe.

Julián Garnacho

Julián Garnacho Twitter

23 de Noviembre 2019 18:00

Comparte este artículo: 10 2

Bentley Motors está celebrando el 60 aniversario del lanzamiento de su primer propulsor V8, un corazón que fue desarrollado para reemplazar a los legendarios motores de seis cilindros en línea que estaban siendo utilizados por los carismáticos Mark VI, R-Type y S1.

Es por ello que la firma británica tiene el privilegio de tener en su poder el motor V8 más antiguo del mundo y su diseño original recayó en el ingeniero de motores Jack Phillips, quien tenía la presión de idear un corazón que fuera un 50% más potente que los seis cilindros sin tener que ser más pesado ni más grande.

Usado por primera vez en el S2

El resultado fue un 6.2 V8 que fue fabricado desde cero en 18 meses y que empleó por vez primera el Bentley S2 de 1959. Además de ser bastante más potente que sus antecesores, este propulsor pesaba 13,6 kilos menos que los seis cilindros empleados hasta la fecha.

Este impresionante corazón fue actualizándose con el paso de los años y en 1965 se rediseñó por completo para hacerlo todavía más compacto y caber bajo el capó de la Serie T de la firma de Crewe.

Fue en el año 1971 cuando su cilindrada crece hasta los históricos 6.75 litros que se mantienen hasta el día de hoy, mientras que en 1980 aterriza en la primera generación del Mulsanne, el primero también en emplear una versión sobrealimentada con un único turbocompresor, convirtiéndose así en el primer Bentley de inducción forzada desde los desaparecidos Blower de la década de los años '20. Más adelante incluso llegará una versión equipada con dos turbos que era capaz de producir unos 500 CV de potencia (por aquellos entonces era famosa su frase de 'potencia: la suficiente') y 1.000 Nm de par motor.

Con hasta 537 CV de potencia

El 6.75 V8 Biturbo empleado por los actuales Bentley Mulsanne (curioso es que la firma de Crewe no mencione el 4.0 V8 Biturbo de los Continental, Flying Spur y Bentayga... igual porque provienen del Grupo Volkswagen) se fabrica de forma artesanal en tan solo 15 horas. En el caso de las versiones Speed puede ofrecer hasta 537 CV de potencia y 1.100 Nm de par motor, suficientes para mover a esta berlina de 2,4 toneladas de peso como si nada, ya que puede acelerar de 0 a 100 km/h en 4,9 segundos y alcanzar los 305 km/h de velocidad punta.

Artículos recomendados

Noticias relacionadas

Vídeos relacionados

Sigue Motor16
neckmarine