Bentley Bentayga Diésel. Con el motor de un Audi SQ7
AHORA EN DIÉSEL

Bentley Bentayga Diésel. Con el motor de un Audi SQ7

Bentley Motors está a punto de cumplir 98 años de historia y es la primera vez que ofrecen un vehículo con un motor diésel. No es un corazón cualquiera, porque el Bentayga no es un coche cualquiera.

Julián Garnacho

Julián Garnacho Twitter Google+

26 de Febrero 2017 11:00

Comparte este artículo: 45 0 0

En 1919 se fundó en Crewe, Bentley Motors y desde entonces han estado fabricando algunos de los vehículos más exclusivos de la historia del automovilísmo. El denominador común de todos ellos aparte del lujo, han sido sus imponentes propulsores, todos ellos de gasolina.

Alternativa al 6.0 W12 Biturbo

Pero como nunca es tarde, 98 años después del nacimiento de Bentley Motors, la firma británica ofrece el que se ha convertido en su primer vehículo equipado con un motor diésel. Hablamos de este nuevo Bentley Bentayga Diésel, un exclusivo crossover de 5,14 metros de largo que ya estaba disponible con un sobrenatural 6.0 W12 Biturbo con 608 CV de potencia, un corazón que le ha permitido a este todocamino de 2.440 kilos de peso convertirse en el más veloz del planeta con una velocidad punta de 301 km/h.

Quien pueda desembolsar más de 240.000 euros por uno de estos lujosos Bentley Bentayga poco o nada le importará que firme un consumo medio de 13,1 l/100 km. O puede que estemos más equivocados de lo que pensábamos. Para los más "eficientes" han lanzado esta versión que apuesta por una mecánica diésel de última tecnología y poco habitual, pues la comparte con su hermano gemelo, el Audi SQ7, puesto que ambos nacen de la misma plataforma MLB Evo.

Con E-Compressor

Hablamos del portentoso 4.0 V8 TDI equipado con E-Compressor, un corazón que suma dos turbocompresores y un compresor eléctrico accionado gracias a su avanzado sistema eléctrico de 48V. Dicho compresor funciona desde cero y ayuda a eliminar el habitual "turbolag" en los motores sobrealimentados. Este sofisticado corazón es capaz de proporcionar 435 CV de potencia entre 3.750 y 5.000 rpm, del mismo modo que su par máximo es de 900 Nm (igual que el 6.0 W12) entre 1.000 y 3.250 rpm. Esta mecánica que suma una batería de ión-litio en la parte trasera, se combina con una transmisión ZF de 8 velocidades y con un sistema de tracción a las cuatro ruedas.

Semejante crossover pesa 2.499 kilos de peso, el cual se incrementa hasta los 2.538 kilos en el caso de las versiones con siete asientos, novedad también en estos Bentley Bentayga Diésel. Pero esto no es impedimento para que pueda acelerar de 0 a 100 km/h en 4,8 segundos o para alcanzar una velocidad máxima de 270 km/h. Su consumo medio también sale favorecido, pues homologa un gasto medio de 8,0 l/100 km, con unas emisiones de 210 g/km de CO2.

Más de 1.000 km sin repostar

Esto se traduce en autonomías superiores a los 1.000 kilómetros gracias a un depósito con 85 litros de capacidad. Y hablando de capacidades, decir que su maletero se reduce hasta los 215 litros cuando utilizamos los siete asientos. Con cinco se incrementa a 484 litros, mientras que si sólo usamos dos plazas, crece hasta los 1.774 litros.

De momento no está disponible en los concesionarios de Bentley, pero en cuanto comiencen a llegar, conoceremos sus precios, que serán cláramente inferiores a los que están animados por el 6.0 W12, con los que exteriormente no habrá cambios estéticos, para no evidenciar su eficiencia.

Artículos recomendados

Noticias relacionadas

Vídeos relacionados

Sigue Motor16