jueves, 9 febrero 2023

BBR Mazda MX-5. Ahora corre mucho más

Los especialistas británicos de BBR son unos «máquinas» modificando los propulsores del fabricante nipón Mazda. Es más, lo llevan haciendo desde los años 80, por lo que meterle mano al 2.0 Skyactiv-G que utiliza la cuarta generación del Mazda MX-5 era cuestión de tiempo.

Tres años de desarrollo

En realidad los preparadores de BBR lo llevan desarrollando desde hace tres años, probando este completo kit sobre la base de un Mazda3. Pero ahora es cuando está disponible y ya lo puedes equipar en tu Mazda MX-5, incluyendo la versión targa, el Mazda MX-5 RF.

Yo soy de los que piensan que este roadster con el propulsor 2.0 Skyactiv-G de 160 CV ya ofrece unas prestaciones más que suficientes y, sobre todo, un comportamiento dinámico verdaderamente fantástico. Pero parece ser que eso no debe ser suficiente para unos cuantos, quienes seguro se han puesto a ahorrar para pagar las 4.995 libras (5.970 euros al cambio actual) que cuesta esta preparación. Pero si eres un «manitas», te puedes ahorrar 600 libras (717 euros) si te lo montas tu en casa, porque BBR también te ofrece el kit para que tu lo instales.

De 160 a 250 CV de potencia

Por esa suma económica recibes un nuevo turbocompresor Twin-Scroll TSX30-71R, un nuevo colector de escape, nuevo intercooler, un filtro de admisión directa K&N, todas las tuberías de silicona, válvula de descarga, centralita electrónica… Gracias a estas mejoras, el 2.0 Skyactiv-G pasa a proporcionar 250 CV a 7.150 rpm, mientras que su par máximo escala hasta unos notables 320 Nm (los atmosféricos tienen 200 Nm). Gracias a este plus de energía, este roadster que supera ligeramente los 1.000 kilos de peso, puede acelerar de 0 a 60 millas por hora en 5,0 segundos (7,3 segundos los MX-5 de serie), mientras que su velocidad máxima se ha limitado a 250 km/h.