martes, 24 mayo 2022

Audi S3 Sportback y S3 Sedán. ¿Quién da más?

Audi y sus versiones S y RS de modelos, ya de por sí buenos, siempre son una gran noticia para todo entusiasta de los automóviles, por lo que, en el día de hoy, con la llegada de los nuevos S3 Sportback y S3 Sedán, todos aquellos amantes de los coches y en especial los fanáticos de Audi, estarán más que satisfechos con lo que están a punto de ver a continuación.

Un diseño deportivo, moderno y que mantiene el ADN intácto

Y es que la firma de los cuatro aros ha destapado sus nuevos modelos S3, tanto en su carrocería compacta como en la versión berlina, y son lo que cabría esperar de la firma, ya que mantienen ese carácter deportivo que tanto gusta y ese punto de versatilidad y comodidad del que gozan este tipo de coches frente a un coupé, por ejemplo.

En materia de diseño, estos dos modelos beben del nuevo lenguaje que emplea la compañía, teniendo una gran parrilla más ancha, con forma de panal, y unas nuevas luces que se benefician de la más pionera tecnología para darle un aspecto realmente único. Además, los pasos de rueda más anchos y una suspensión que ha sido rebajada en hasta 15 mm, hacen de este modelo una auténtica belleza.

Ambos modelos tienen como opción hacerse con unas luces delanteras matrix LED, lo que hace que tengan una luz día compuesta por 15 segmentos de LED distintos, 10 de ellos formando dos columnas verticales, una en cada lado. En la zona posterior, su difusor y, por supuesto, sus cuatro salidas de escape características, que esperemos que en este modelo sean reales, no como sucede en el S7…, terminan de darle el verdadero toque deportivo.

2.0 TFSI con 310 CV

Dejando un poco de lado el tema del diseño exterior y pasando a centrarnos en lo que albergan ambos bajo el capó, estos dos modelos, que en definitiva es el mismo pero con una carrocería distinta, cuentan con un motor de cuatro cilindros 2.0 TFSI de gasolina que genera nada menos que 310 caballos, lo que no está nada mal si tenemos en cuenta que su hermano mayor, el todopoderoso RS3 cuenta con 400. Gracias a este empujón de potencia respecto al modelo de serie, los nuevos S3 Sportback y S3 Sedán son capaces de hacer el 0 a 100 en 4,8 segundos, llegando como velocidad máxima hasta los 250 km/h, la cual está limitada electrónicamente, como viene haciendo Audi desde hace ya mucho tiempo… Para hacer frente a toda esta potencia, estos dos modelos cuentan con el icónico sistema de tracción total quattro, que entrega toda su potencia a través de una caja de cambios automática de siete velocidades S tronic.

Pero como todo buen coche deportivo, estos S3 necesitan como el comer, un buen poder de frenado, ya que está muy bien poder acelerar como un animal, pero mejor está poder frenar cuando lo necesitemos de igual o mejor manera. Es por esto que el nuevo equipo de frenos cuenta con una mayor potencia, teniendo además todos los discos, en los cuatro costados, ventilados y haciendo que la frenada sea mucho más progresiva y la mordida más eficaz. Las pinzas vienen de serie pintadas en negro, pero como buen Audi, si pagamos un extra podremos tenerlas en rojo. Ambos modelos sí que traen de serie las llantas de 18 pulgadas, pero una vez más si queremos podremos hacernos con unas de 19 de manera opcional.

Crecen en largo y en ancho

En materia de tamaño es otro de los apartados donde cabe destacar el paso delante de estos modelos. Y es que tanto el S3 Sportback como el S3 Sedán crecen en longitud respecto a sus predecesores en 3 y cuatro centímetros respectivamente, mientras que en anchura lo hacen en otros 3 centímetros ambos modelos. La altura, distancia entre ejes es la misma en las dos variantes.

Lo que no es igual es la capacidad del maletero de cada uno. Mientras que el S3 Sportback cuenta con 325 litros de capacidad, el S3 Sedán se beneficia de un mayor tamaño y aumenta su capacidad hasta los 370.

Un interior tan deportivo como cómodo

Y si el exterior luce deportivo, Audi no parece haber querido dejar el interior de lado, ya que nos hará sentir el ambiente deportivo tanto o más que desde fuera. Cuenta para empezar con el nuevo selector de marchas compacto en el centro de la consola, además de que contaremos con distintos insertos en carbono o aluminio que nos darán esa sensación deportiva de la que hemos hablado antes. El puesto de conducción está enteramente enfocado hacia el piloto, dando una sensación más acorde al coche que tenemos entre manos y haciendo que todo lo que precisemos en materia de información, temperaturas, detalles o elementos de ajuste de la conducción esté a mano y claramente a disposición del conductor.

De serie el modelo nos ofrece una pantalla digital en el cuadro de instrumentos de 10,25 pulgadas, siendo posible optar al Audi virtual cockpit y su versión 'Plus' como opciones, teniendo además ambos una pantalla de 12,3 pulgadas.

En el centro del salpicadero encontraremos coronando una gran pantalla central de 10,1 pulgadas que cuenta con un nuevo sistema de infoentretenimiento, la tercera generación del MMI de Audi.

En cuanto los asistentes y ayudas a la conducción, como ya viene sucediendo en todos los coches, este nuevo S3 Sportback y S3 Sedán llegan cargados de elementos que harán más fácil, o no… la conducción del día a día. Sensores de precolisión, mantenimiento de carril, asistentes de aparcamiento, de frenada preventiva, etc., serán el pan de cada día a bordo de este nuevo S3.

Por último, solo queda hablar de precios y de fechas. Lo primero que sabemos es el precio que tendrá en su país de origen, Alemania, donde el S3 Sportback partirá desde los 46.302 euros, mientras que el S3 Sedán lo hará a partir de 47.179. En cuanto a las fechas de entrega, estamos hablando de que empezará a ofrecerse en los mercados europeos este mismo agosto de 2020, pero llegando las primeras entregas en octubre de este mismo año.