lunes, 5 diciembre 2022

Audi RS 7 piloted driving concept. El coche fantástico cada vez más cerca

La conducción pilotada de Audi se está acercando a su aplicación a vehículos de producción en serie a ritmo de carrera. En uno de los circuitos más desafiantes del mundo, el Sonoma Raceway en California, la nueva generación del Audi RS7 Piloted driving concept se ha superado una vez más. Audi pretende ofrecer por primera vez su tecnología de conducción pilotada en la próxima generación del Audi A8 y para eso está sometiendo a su pequeña creación a todo tipo de pruebas.

Compitiendo mejor que una persona

Desde hace tiempo, Audi ha estado ensayando la tecnología de conducción pilotada bajo condiciones cada vez más difíciles. De hecho, en octubre de 2014 un el RS 7 apodado como «Bobby», completó una vuelta sin conductor en el circuito de Hockenheim alcanzando velocidades de 240 Km/h. Esta nueva preparación también tiene nombre, se llama Robby y pesa 400 kilos menos. El motor sigue intacto, puesto que se trata del cuatro litros TFSI con 560 caballos que incorpora el modelo de serie. Lo que le diferencia de éste principalmente, es que es el propio coche el que controla de forma totalmente autónoma todas las funciones de conducción, escogiendo con máxima precisión por ejemplo el momento de la aceleración, del frenado o la entrada  en curva.

«En Sonoma, llevamos el Audi RS 7 piloted driving concept a sus límites físicos vuelta tras vuelta, y superó el reto con una preciosión uniforme», comenta Thomas Müller, responsable de desarrollo de frenos, dirección y sistemas de asistencia al conductor de Audi. «El coche consiguió tiempos por vuelta mejores que los de los conductores de coches deportivos». Tanto es así que el RS 7 completó de forma totalmete autónoma los 4.050 metros del trazado en 2:01,01 minutos. 

Pero la conducción pilotada está pensada para el uso dirario de las personas en el día a día y no en el circuito, así que Audi puso a prueba su tecnología en la difícil situación del tráfico real en carretera. Utilizando otro Audi A7 piloted driving concept llamado Jack, con muchas soluciones que llegarán en breve a la producción, circuló por vías públicas desde Silicon Valley a Las Vegas para asistir a la Feria de Electrónica de Consumo (CES). Poco después, el mismo prototipo también circuló de manera autónoma en autopistas alemanas a velocidades de hasta 130 Km/h.

Estas tecnologías destacan por la seguidad, el ahorro de tiempo y la eficiencia que aportan. La conducción pilotada de Audi hará su debut en producción en la próxima generación del A8. Los sistemas, que no serán totalmente autónomos de momento, podrán asumir el control del coche en maniobras de aparcamiento, o en situaciones de tráfico congestionado en autopista en las que el vehículo está arrancando y parando de forma continua a velocidades de hasta 60 km/h.