Audi RS 6 Avant. RS en estado puro
600 caballos

Audi RS 6 Avant. RS en estado puro

Un motor 4.0 TFSI V8 de 600 caballos anima al nuevo RS 6 Avant, que combina unas prestaciones de escalofrío con la etiqueta ECO asociada a su tecnología Mild Hybrid y no renuncia a la funcionalidad de su enorme carrocería familiar. Llegará a nuestro país a comienzos de 2020.

Javier Montoya

Javier Montoya Twitter

28 de Noviembre 2019 14:00

Comparte este artículo: 156 10

Audi vuelve a los orígenes de su gama RS con el nuevo RS 6 Avant, un modelo que es la traslación de aquel primer Avant RS 2 de 315 CV con el que la marca de los aros sorprendió al mundo en 1994. Desde entonces estas siglas se han asociado a diferentes carrocerías -sedán, cabrio, coupé...- pero nunca se han apartado de la familiar. Y ahora, cuando la marca alemana emprende una renovación de su gama más deportiva, el primer modelo por el que empiezan es este RS 6 Avant, que llegará al mercado el primer trimestre de 2020. Lo hemos visto en directo, en los alrededores de Munich, en una jornada de contacto con los nuevos RS, de la cual por ahora solo podemos hablar de este RS 6 Avant... Aunque hay mucho más.

Este RS ve ensanchada su carrocería cuatro centímetros en la zona de los pasos de rueda, lo que genera una imagen muy musculosa. Y si lo miramos de frente llama la atención un capó abultado, una parrilla singleframe en negro brillante y sin marco en la que se 'camuflan' los cuatro aros también en negro brillante -una opción en los paquetes de acabado negro o carbono-. Nuevos faros, los del A7 Sportback con embellecedores oscuros que ofrecen la opción RS Matrix LED con luz láser con luz dinámica y una animación específica cuando el vehículo se bloquea o desbloquea. Y dos grandes entradas de aire laterales para refrigerar el tremendo propulsor. Faldones laterales específicos RS con inserciones en aluminio y atrás, un alerón de techo y un paragolpes específico RS, con difusor y salidas de escape ovaladas que pueden ser en negro.

Una bestia bajo el capó

Bajo el capó, un 4.0 TFSI V8, con 600 caballos de potencia y 800 Nm de par máximo entre 2.100 y 4.500 vueltas. Acelera de 0 a 100 km/h en 3,6 segundos y si queremos llegar a los 200 km/h solo necesitaremos 12 segundos. Y aún podemos seguir hasta los 250 km/h, limitados electrónicamente. Si esto nos parece poco, con el paquete dynamic la velocidad puede llegar a los 280 km/h, y con el dynamic plus hasta 305 km/h.

Todo ello sin renunciar a la tecnología Mild Hybrid -y la etiqueta ECO de la DGT- con su batería de 48 voltios, que permite cicular en modo inercia entre 55 y 160 km/h con el motor apagado, durante un periodo máximo de 40 segundos. Resultado, una rebaja del consumo de hasta 0,8 l/100 km.

Completa sus características con una caja de cambios tiptronic de ocho velocidades -con una nueva función Launch Control- y la tracción total quattro, que distribuye el par a los ejes delantero y trasero en una relación de 40:60 a través del diferencial central mecánico -puede llegar a ofrecer el 70 por ciento de la tracción delante y hasta el 85 por ciento detrás-. Dispone de control de par selectivo en cada rueda, y en los paquetes dynamic y dynamic plus lo remata con el diferencial deportivo quattro.

Para las suspensiones opta de serie por una neumática adaptativa RS con control de altura y dureza de la amortiguación y control de nivel automático -el nuevo RS 6 Avant va 20 milímetros más cerca del suelo que el Audi A6 Avant, y a partir de 120 km/h desciende otros 10 milímetros- pero a baja velocidad se puede elevar el coche 20 milímetros en el modo 'lift'. En opción está la suspensión deportiva RS con Dynamic Ride Control (DRC).

También ofrece dirección progresiva de relación muy directa, y lo puede rematar en opción con la dirección dinámica a las cuatro ruedas, disponible con los paquetes dynamic y dynamic plus.

6 modos de conducción

El Audi drive select cuenta con seis perfiles: comfort, auto, dynamic, efficiency y los modos RS1 y RS2, configurables individualmente, que pueden activarse directamente con el botón 'RS MODE' del volante, lo que activa automáticamente la instrumentación específica RS en el Audi virtual cockpit, con información sobre la presión de los neumáticos, el par, presión de sobrealimentación, tiempos por vuelta, la aceleración y las fuerzas 'g'.

Con llantas de 21 pulgadas de serie y neumáticos de medida 275/35, pueden ser de 22 pulgadas con neumáticos 285/30 en opción. Y los frenos de serie cuentan con discos de acero ventilados y perforados -420 milímetros de diámetro delante y 370 detrás-. En opción, además, se ofrecen frenos cerámicos de 440 mm delante y 370 detrás, con pinzas que pueden ser de color rojo, azul o gris.

En el interior, aire marcadamente deportivo. Volante de cuero perforado, achatado en la parte inferior y con nuevas levas de cambio RS de aluminio, emblemas RS y RS 6, asientos deportivos de serie en cuero Nappa/Alcantara en color negro perla. Y se puede personalizar con dos paquetes RS design, rojo o gris. Con ellos, zonas como el aro interior del volante, el recubrimiento de la palanca de cambios o los cinturones ofrecen un diseño con contraste de color. Por cierto, la gama de colores cuenta con 13 tonos incluyendo los dos específicos RS, gris Nardo y negro Sebring.

Y en asistentes y ayudas a la conducción ofrece más de 30 sistemas, incluyendo el control de crucero adaptativo (adaptive cruise assist), el asistente de cruce (intersection assist), la advertencia de cambio de carril (lane change warning), la alerta de bordillos (curb warning) y las cámaras de 360 grados.

Artículos recomendados